Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Corea del Norte prueba un misil intercontinental y deja a Trump con pocas opciones

El régimen de Kim Jong-un afirmó haber lanzado exitosamente un proyectil capaz de alcanzar Alaska, en una nueva etapa de la escalada de amenazas con el líder republicano

Miércoles 05 de julio de 2017
La celebración de Kim con sus lugartenientes tras el lanzamiento de ayer
La celebración de Kim con sus lugartenientes tras el lanzamiento de ayer. Foto: AFP
0

PYONGYANG.- Corea del Norte anunció ayer que probó con éxito por primera vez un misil balístico capaz de alcanzar territorio norteamericano, en una nueva etapa de su programa nuclear y en una nueva fase de la espiral de amenazas con Estados Unidos que deja al gobierno de Donald Trump con pocas opciones sobre la mesa.

Corea del Norte es "una potencia nuclear fuerte" dotada de un "muy poderoso ICBM (misil balístico intercontinental) que puede alanzar cualquier lugar del mundo", señaló la televisión estatal norcoreana. El misil, que fue lanzado en presencia del dictador Kim Jong-un en el lugar de despegue, alcanzó una altura máxima de 2802 kilómetros, con un recorrido de 933 kilómetros antes de caer en el mar del Japón.

Después de horas de dudas sobre si el anuncio era real, el secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, confirmó que Corea del Norte probó un misil balístico intercontinental por primera vez.

"Estados Unidos condena firmemente el lanzamiento de un misil balístico intercontinental por Corea del Norte. La prueba de un IBCM representa una nueva escalada en la amenaza hacia Estados Unidos, nuestros socios y aliados, la región y el mundo", dijo Tillerson en un comunicado. Estados Unidos "nunca aceptará una Corea del Norte con armas nucleares", agregó el jefe de la diplomacia.

La prueba tuvo lugar en la antesala de la cumbre del G-20 en Hamburgo, el viernes y sábado próximos, donde la carrera armamentista norcoreana y la amenaza que el régimen de Kim representa para sus vecinos de la región estará en los temas prioritarios de la agenda.

La noticia provocó la reacción del presidente norteamericano, Donald Trump, que exigió una respuesta de China, el aliado más firme del régimen. "¿Este tipo tiene algo mejor que hacer con su vida?", dijo en referencia a Kim. "Es difícil creer que Corea del Sur y Japón aguanten esto mucho más. ¡Tal vez China ponga fin a esta tontería de una vez por todas", agregó en Twitter.

Washington también pidió una reunión de urgencia para hoy del Consejo de Seguridad de la ONU. Pero no está claro qué tipo de respuesta puede dar Trump a las amenazas sin desatar un conflicto grave.

Corea del Norte lleva años desarrollando misiles intercontinentales que puedan alcanzar Estados Unidos, pese a las resoluciones de la ONU que se lo prohíben. Pero no está claro que el misil lanzado pueda alcanzar esa distancia, y tampoco es probable que Pyongyang haya desarrollado la necesaria cabeza nuclear miniaturizada.

En un comunicado común, Rusia y China llamaron a Corea del Norte a instaurar una moratoria que congele sus pruebas nucleares y lanzamientos de misiles, y a Estados Unidos a que cese los ejercicios militares con sus países aliados en la zona para bajar la tensión.

Los dos países pidieron "a todas las partes moderación y renunciar a los actos provocadores y a la retórica guerrera", indicaron sus respectivas cancillerías en un comunicado común, tras un encuentro en el Kremlin entre los presidentes Vladimir Putin y Xi Jinping.

Todos los expertos concuerdan en los avances notables de los programas balístico y nuclear del régimen de Kim, desde que ascendió a la jefatura del Estado, seis años atrás.

Pyongyang, que realizó cinco ensayos nucleares y dispone de un pequeño arsenal atómico, busca dotarse de ICBM frente a lo que define como una amenaza de invasión de los 28.000 soldados que tiene desplegados Estados Unidos en Corea del Sur.

Para el Ministerio de Defensa de Rusia, el proyectil lanzado por Pyongyang no habría sido un ICBM, sino un misil de alcance medio.

David Wright, científico miembro de la asociación Union of Concerned Scientists, estimó sin embargo, sobre la base de los datos disponibles, que el proyectil efectuó potencialmente una trayectoria "muy curvada" y que "podría alcanzar como máximo unos 6700 kilómetros con una trayectoria estándar".

"Este rango no es suficiente para alcanzar los 48 estados [situados al sur de Canadá] o las islas más grandes de Hawai, pero sería suficiente para alcanzar Alaska", agregó.

Agencias AFP, DPA, Reuters y ANSA

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas