Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

A un mes de su lanzamiento: la Superliga ve la luz después de una larga travesía

A punto de aprobarse el convenio de colaboración con la AFA, queda la disputa entre grandes y chicos por el dinero de la TV

Miércoles 05 de julio de 2017
0

Hace más de un año, la Superliga incluía a la B Nacional y era una superestructura para las dos categorías principales del fútbol argentino. El Gobierno invertía más de $ 1600 millones anuales para televisar los partidos. Y se pensaba en Marcelo Tinelli para presidirla. Hoy, a un mes de su lanzamiento, la Superliga sólo tiene a los clubes de primera, no hay Fútbol Para Todos y todavía no se sabe cómo se distribuirá el dinero entre sus equipos. Los grandes discuten con los medianos y los chicos. Y quedan detalles por pulirse con la AFA para "alquilar" determinadas contraprestaciones, como los árbitros o el Tribunal de Disciplina.

La travesía hacia la concreción de la nueva estructura fue una carrera de fondo. La Asamblea de la AFA debió aprobarla dos veces: la primera, con la B Nacional adentro. La segunda, con la segunda categoría cobijada por la AFA afuera de la Superliga. El ascenso jamás se sintió cómodo en las reuniones con los abogados y dirigentes de los clubes más poderosos. La candidatura de Claudio Tapia, que llegó a la presidencia de la AFA impulsado por los clubes de menor convocatoria, terminó por unirlos. Y separarlos de la primera.

Una vez que la Asamblea de la AFA cerró el estatuto reformado y se creó la Superliga de primera se sucedieron las reuniones. Miles de cafés de por medio, la nueva estructura redactó su estatuto y, finalmente, eligió a sus autoridades. Marcelo Tinelli, que era número puesto para presidirla, se alejó del fútbol. Dejó a un avezado alumno suyo: Mariano Elizondo, que conjugará el rol de presidente y CEO. Ni siquiera en su asunción hubo unanimidad: 22 clubes lo votaron, pero hubo ocho que ni siquiera dieron presente en la elección. Todos, de la clase media y media baja de la élite. La división estaba servida.

La semana pasada, y cuando la AFA y la Superliga ya habían avanzado rumbo a un acuerdo definitivo en el tema de colaboración ($ 14 millones mensuales para los gastos operativos de la AFA, además del 18% de los ingresos netos que la Superliga reciba por los derechos audiovisuales, la explotación de la pelota y los derechos internacionales), los clubes de la primera división se trenzaron en una discusión por el reparto del dinero durante los próximos doce meses. Fue una pelea de grandes contra chicos y medianos. En un momento se pensó en mantener la distribución del Fútbol Para Todos, con River y Boca en el primer escalafón; Racing, Independiente, San Lorenzo y Vélez en el segundo, y el resto en el tercero. Huracán y Rosario Central llevaron la voz de mando y pidieron una revisión. Banfield habló de "Superliga de ricos y pobres". Su presidente, Eduardo Spinosa, apuntó contra Daniel Angelici, presidente de Boca y número tres de la AFA. "Esta no va a ser la Superliga de los grandes con 23 clubes invitados. Y lo digo por Boca. Tienen que entender que nosotros, por ejemplo Banfield, le peleamos hasta último momento el campeonato y queremos que siga siendo así. Eso es bueno para el fútbol argentino". Spinosa agregó: "No queremos que se agigante la brecha (entre grandes y chicos)". Los clubes de la Superliga se tomarán 90 días para definir cómo se distribuirán el dinero de la TV entre ellos. A partir de la temporada 2018 habrá un mecanismo definido: 50% en partes iguales, 25% por mérito deportivo y otro 25% por share (una variable que tiene en cuenta el rating televisivo). Con estos dos últimos índices todavía hay diferencias, más allá de que el método está expuesto, incluso, en el propio estatuto de la Superliga.

Anoche, los abogados de la Superliga enviaron por correo electrónico a la AFA la versión final del convenio de colaboración, la carta magna de la convivencia. Si la AFA da luz verde, "se firmaría entre hoy y mañana", como confió un integrante del comité ejecutivo de la casa madre. Mientras tanto, una fecha ya se resalta en el calendario: el martes 15 de agosto se hará la presentación de la liga y del contrato de televisión por 10 años, a cargo de Fox y Turner. Y habrá alrededor de mil invitados

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas