Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Será manual la demolición del Elefante Blanco y llevará casi diez meses

Así lo confirmó la Ciudad; dispondrán en su lugar espacios públicos por definir y, en el mismo predio, construirán un ministerio

Elefante Blanco: lo demolerían una vez que trasladen a los vecinos, que resisten. Foto: LA NACION / Fabián Marelli
La Justicia avaló el pedido de algunos habitantes del entorno de la vieja construcción de Villa Lugano y frenó un eventual desalojo. Foto: LA NACION / Fabián Marelli
Elefante Blanco: lo demolerían una vez que trasladen a los vecinos, que resisten. Foto: LA NACION / Fabián Marelli
Omar Fernández y su esposa Noelia Román, son cartoneros y habitan en el lugar hace unos años. Foto: LA NACION / Fabián Marelli
"Los habitantes manifestaron que el gobierno porteño, a través de la Secretaría de Hábitat e Inclusión, realiza visitas a cada familia para informarles que deben irse de allí porque se procedería a demoler sus casas, y, según cada situación familiar, les ofrecen determinada suma de dinero para . Foto: LA NACION / Fabián Marelli
Una partida presupuestaria asignaba a la obra de recuperación del Elefante Blanco $ 580 millones.. Foto: LA NACION / Fabián Marelli
Se analizaba derrumbar a pico y pala los pisos superiores y conservar las tres plantas inferiores. Foto: LA NACION / Fabián Marelli
Previamente, el gobierno porteño llamaría a licitación para realizar un estudio estructural. Tata Galván y su esposa Silvia González. Foto: LA NACION / Fabián Marelli
Ese estudio, no habría sido favorable. Por eso, el plan oficial sería ahora derrumbar la deteriorada mole. Foto: LA NACION / Fabián Marelli
 Allí las personas conviven con roedores y basura acumulada, y no disponen de agua potable.. Foto: LA NACION / Fabián Marelli
Pintadas que recuerdan a los pibes que ya no están en el barrio por diferentes circunstancias. Foto: LA NACION / Fabián Marelli
Escombros y basura rodean todo el edificio. Foto: LA NACION / Fabián Marelli
Desalojar el Elefante Blanco es un trabajo basado en el diálogo, familia a familia, partiendo de la comprensión de cada una de las realidades. Es la etapa final de un proceso de cuatro años, que pone fin a 80 años de inacción y desidia".. Foto: LA NACION / Fabián Marelli
Miércoles 05 de julio de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

El fantasmal edificio del Elefante Blanco, en Villa Lugano, será demolido manualmente. La fecha tentativa para el comienzo de las obras, que demandarán 280 días, es el 10 del mes próximo. Pero por ahora existe un impedimento: según cálculos oficiales, hay 40 familias, cuyas viviendas están apoyadas en la megaestructura, a las que la Justicia prohibió desalojar. En la Ciudad confían en que llegarán a un acuerdo para darles una solución habitacional. Una vez que abandonen la zona, derrumbarán el gigante de hormigón, situado en un extremo de la villa 15.

La demolición del Elefante Blanco, anticipada por LA NACION la semana pasada, demandará al gobierno porteño una inversión de $ 130 millones; la licitación está en curso. Se hará de manera manual "por seguridad", debido a que, a pocos metros, se erigen casillas de la villa 15 o Ciudad Oculta. Así lo explicaron los ministros de Desarrollo Urbano, Franco Moccia, y de Desarrollo Humano y Hábitat, Guadalupe Tagliaferri.

La porción de terreno que sea liberada se transformará, según el plan oficial, en un espacio público que permita la integración de los 25.000 residentes de Ciudad Oculta con el resto de la zona. Mediante un proceso participativo, los vecinos elegirán qué quieren que se haga allí.

A fines de octubre, en tanto, se iniciará la construcción de la futura sede del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat (DHyH) en el mismo lote, pero sobre la avenida Piedrabuena al 3200. Estaría terminado para marzo de 2019.

Así será la futura sede ministerial donde ahora se encuentra Elefante Blanco
Así será la futura sede ministerial donde ahora se encuentra Elefante Blanco. Foto: LA NACION

En 2011, cuando el gobierno nacional le cedió al porteño la administración del abandonado inmueble, 90 familias vivían dentro de la imponente estructura. Las condiciones de habitabilidad eran precarias. Desde los dos subsuelos emergían 12 metros de aguas servidas. Alrededor del edificio, otras 180 familias habían construido sus casillas apoyadas en la mole.

"Conversamos con cada familia y relocalizamos a todas las que estaban adentro y a 140 de afuera", indicó Tagliaferri a LA NACION. Pero aún residen familias en el caserío aledaño, conocido como Manzana 27 bis.

Una medida judicial prohíbe cualquier medida de desalojo. Consultada al respecto, la funcionaria confió en que acordarán con esos vecinos una solución. "Nunca pondremos la demolición por encima de la situación de las familias", agregó.

El Elefante Blanco tenía un destino: ser un hospital para enfermos de tuberculosis. Pero la obra quedó trunca a mediados de los 50 y alrededor creció la villa 15.

El abandono y la desidia deterioraron la estructura de 14 pisos. Aunque se evaluó que podía mudarse a su interior el Ministerio Desarrollo Humano y Hábitat, un estudio de factibilidad descartó el proyecto. En cambio, surgió otro para erigir la nueva sede de la cartera desde cero, cerca de la avenida.

El antes y después, cómo quedará el área de Elefante Blanco
El antes y después, cómo quedará el área de Elefante Blanco. Foto: LA NACION

"Con la demolición eliminaremos la barrera visual: el Elefante Blanco no permite hoy ver Ciudad Oculta. El nuevo espacio público integrará el barrio con el resto de la zona. El futuro ministerio llevará movimiento al barrio", explicó Tagliaferri.

El proyecto del nuevo edificio estatal fue realizado por Desarrollo Urbano. Alojará a 1138 empleados y en la planta baja se dispondrán servicios para los vecinos, como una sucursal de banco y un centro de primera infancia, ejemplificó Moccia a LA NACION. El llamado a licitación de la obra está previsto para fines de agosto, con un presupuesto oficial de $ 500 millones.

Hoy, el Poder Ejecutivo enviará un proyecto de ley a la Legislatura para modificar los usos de la parcela del Elefante Blanco y así autorizar los cambios previstos.

El plan se suma a los trabajos de mejora integral en ejecución en la villa 15: se realizan obras de infraestructura de la red pluvial, de servicio eléctrico y cloacas. Tareas similares alcanzan el entorno del esqueleto de hormigón. En este caso, la inversión alcanza los $ 100 millones, aportados por el gobierno nacional.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas