Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Nápoles, conmovida por el homenaje a Maradona: calles militarizadas y emoción de los que nunca lo vieron jugar

Será declarado "ciudadano", justo a 33 años de su presentación en el estadio San Paolo; habrá 32 mil personas en la Piazza del Plebiscito

SEGUIR
LA NACION
Miércoles 05 de julio de 2017 • 14:02
0

cerrar

NAPOLES.- "Maradona ama Nápoles y Nápoles ama a Maradona. Para nosotros es un Dios. Cuando ayer se asomó desde su hotel, era un papa y todos los tifosi abajo lo saludaban".

El termómetro marca treinta grados, el sol pega fuerte y en la Piazza del Plebiscito ya es palpable la emoción que se vivirá esta noche, cuando declararán a Diego Armando Maradona "ciudadano honorario" de Nápoles. En una ceremonia en la Piazza del Plebiscito -donde ya están haciendo pruebas de sonido desde el palco y hay un ir y venir de técnicos-, habrá música y mucha "emozione", como asegura Tonino lo Martire, tifoso de 65 años que espera para poder ingresar.

"Ahora todavía hace calor, pero esto se va a llenar, van a venir miles de personas para ver a Diego", dice a LA NACION Luca del Giudice, de 20 años. "Yo no lo conocí, pero mi papá sí y vine a propósito para verlo", asegura. "Yo tampoco lo conocí, pero Maradona es el mejor jugador del mundo", agrega su novia, Fortuna Chishi, también de 20 años.

Para la gran fiesta del "pibe de oro", que hace exactamente 33 años -el 5 de julio de 1984- fue presentado oficialmente en el estadio San Paolo, cuando 80.000 personas aparecieron para verlo, Nápoles, su ciudad, se encuentra revolucionada, pero de fiesta. La zona de Piazza del Plebiscito -donde tendrá lugar la ceremonia-, ha sido militarizada. Pero eso no empaña la fiesta. "Olé, olé, olé, olé, Diego, Diego", corean decenas de tifosi que, bajo el sol, esperan que el astro salga al balcón del hotel Vesuvio, donde se aloja, para saludar. El mar luce más azul que nunca y su aroma inunda la costanera de Nápoles, que con su espectacular bahía ha vuelto a darle la bienvenida a Maradona.

El tránsito ha sido cortado para el gran evento, denominado "Efecto Maradona" e impresiona la cantidad de policías y militares desplegados. Las medidas de seguridad no sólo tienen que ver con el temor a atentados terroristas, sino también a que nadie quiere que se repita aquí lo que sucedió en Turín el 3 de junio pasado. Entonces, cuando miles de "tifosi" se juntaron en la Plaza San Carlo para seguir por pantalla gigante la final de Champions League entre Juventus y Real Madrid, debido a una mala organización, escasa policía y vallados mal puestos, una falsa alarma provocó una estampida humana que provocó más de 1500 heridos. Por eso, a la fiesta de Maradona sólo podrán acceder a la Piazza del Plebiscito 32.000 personas, no más.

En sus alrededores, es palpable el clima de fiesta y de amor absoluto por "Dieguito".

"Es una alegría inmensa que Diego haya regresado a Nápoles. Maradona es todo para los napolitanos. Nos dio todo. Maradona es un hijo de Nápoles", dice Alberto Ferrara, cocinero de 39 años. "Lamentablemente yo trabajo, no puedo ir, pero estaré con el corazón.... Ojalá pudiera seguir jugando para el Napoli", agrega.

Así es la plaza donde se hará el homenaje

cerrar

Todos saben que gracias a Maradona el club vivió momentos de gloria, que significaron una suerte de rescate para la ciudad del Vesuvio y de la pizza. Gracias al astro argentino, que venía del Barcelona, Napoli ganó dos "scudetti" (uno en la temporada 1986-1987, otro en 1989-90), la Copa Italia (1987), la Copa Uefa (1989) y la Superocopa (1990). Maradona estuvo en 259 partidos y marcó 115 goles.

Maradona llegó el martes a Nápoles, donde será declarado "ciudadano"
Maradona llegó el martes a Nápoles, donde será declarado "ciudadano". Foto: AP

Por esto, muchos tifosi del Napoli hubieran preferido que la gran fiesta para concederle la ciudadanía honoraria se hiciera en el estadio San Paolo, no en la Piazza del Plebiscito. "Ahí hubiera podido entrar más del doble de gente, pero igual estamos contentos", asegura Alberto.

También habrá algunos argentinos en la fiesta. "Vine por Maradona a Nápoles para entender esa pasión y justo estando acá me enteré de la ceremonia de esta noche... ¡Tuve una suerte enorme!", contó a La Nación José María Rosa, porteño de 41 años que se encuentra de vacaciones en Italia. "Tenía que hacer tiempo, mi familia llega dentro de unos días y nos vamos a ir la Costiera Amalfitana y vine desde Roma directo por Maradona", cuenta José María, feliz, con su camiseta de la selección. "Pero -aclara-, vengo a rendirle culto al Maradona de ayer, no al de hoy".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas