Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El Sero Electric ya tiene fecha: en 2018 llega el primer vehículo eléctrico argentino

Será fabricado en Morón; el Sero Electric es un cuatriciclo de diseño nacional con espacio para dos o cuatro pasajeros

Jueves 06 de julio de 2017 • 00:56
El Sero tiene versiones con dos o cuatro plazas
El Sero tiene versiones con dos o cuatro plazas. Foto: LA NACION / AFV/ Santiago Cichero
0

La empresa argentina Sero Electric firmó un acuerdo para construir su nueva planta industrial en el Parque Tecnológico del partido bonaerense de Morón, donde fabricará el primer vehículo eléctrico nacional con una inversión de 2 millones de dólares y una integración de 85% en autopartes nacionales.

Así lo anticipó el director del proyecto Sero Electric, Pablo Naya, al referirse a la nueva planta de 1500 metros cuadrados que instalará en el Parque Industrial-Tecnológico ubicado en la ex Base Aérea de Morón, donde a partir de enero próximo comenzará a fabricar un vehículo biplaza 100 por ciento eléctrico, a un ritmo inicial de 600 unidades por año.

"El modelo lleva cuatro años de desarrollo y la nueva planta nos permitirá su producción en serie con la colaboración de unas 30 empresas proveedoras" dijo Naya a Télam, al referirse a los modelos biplazas que desde abril están autorizados en el partido de Morón a circular por las calles como unidades destinadas al control de tránsito.

El Sero Electric es un cuatriciclo ligero -en una versión sedán y dos cargo- con una velocidad limitada a 45 kilómetros por hora, autonomía de 65 kilómetros, un peso de 350 kilogramos y que utiliza baterías de ciclo profundo de gel que resultan más baratas que las de litio. Su precio al público estará entre los 170.000 y los 200.000 pesos.

El vehículo puede ser utilizado para el traslado de entre 2 y 4 personas por viaje.

La producción será destinada al mercado local y a la exportación hacia países de la región, para lo cual la empresa ya cerró acuerdos de representación en Chile y en Brasil, los primeros destinos de las unidades que se fabricarán en Morón.

Foto: Santiago Cichero AFV

A partir de agosto, la empresa comenzará a probar nuevas baterías de litio lo que le permitirán incrementar la autonomía a los 120 kilómetros para responder a pedidos de sus clientes.

La carga de la batería de gel demandará una conexión de 6 o 7 horasa la red eléctrica a través de un toma corriente de cualquier domicilio, acepta cargas parciales y, para resolver los problemas de adaptación de voltajes, se incorporó al modelo un cargador on board.

La inversión de 2 millones de dólares será destinada al montaje de la nueva estructura edilicia a través de una línea de financiamiento del Banco Nación subsidiada por el Ministerio de Producción, ya que la inversión para el desarrollo del vehículo fue realizada en los últimos años.

"Vamos a conformar una nueva planta para producir en serie los vehículos desarrollados en la viejas instalaciones de la localidad de San Justo, en La Matanza, y que nos permitirá cumplir con metas de producción crecientes y con los compromisos ya tomados para la venta", precisó Naya al referirse al interés de clientes corporativos.

En ese sentido, los interesados pueden ser colegios y universidades, para seguridad y patrullaje, estacionamientos, municipios, construcción, transporte general de personas y de discapacitados, centros comerciales, instalaciones rurales, barrios cerrados, turismo, aeropuertos y patrullaje policial.

Foto: AFV/Santiago Cichero

Naya detalló que el vehículo tiene un 85 por ciento de piezas nacionales y el resto se importa desde Italia y China por tratarse de autopartes que aún no se consiguen en la Argentina por escala y costos, en referencia a componentes eléctricos, controladores, contactores, diferencial y partes de tablero.

Su estructura está construida con aleaciones de aluminio de alta resistencia, los puentes trasero y delantero están conformados en acero tubular para resistir impactos diversos y la carrocería está fabricada en ABS con película protectora UV contra los rayos solares.

La planta no requiere autorización como terminal automotriz, ya que los cuatriciclos ligeros entran en la categoría L6, cuya condiciones de comercialización aún están pendientes de reglamentación.

Sobre el contexto del desarrollo de la movilidad eléctrica, Naya afirmó que la nueva tecnología "crece paulatinamente en el mundo y el gran puntapié se logrará cuando haya baterías de mayor autonomía; mientras tanto en la Argentina está bastante relegada y requiere el impulso desde las reparticiones públicas".

Agencia Télam

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas