Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El Banco Central volvió a apuntalar la tasa de interés para moderar el alza del dólar

Subió al 26% el interés anual de las Lebac de corto plazo para aspirar pesos y que no se vayan a la divisa de EE.UU.; el minorista cerró a $ 17,40; fuerte demanda de importadores e inversores

Jueves 06 de julio de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
El precio del dólar, ayer, en la City porteña
El precio del dólar, ayer, en la City porteña. Foto: DyN

El dólar no dio respiro. Por quinta rueda consecutiva, el billete norteamericano cerró al alza: $ 17,40 en las pizarras de los bancos y $ 17,14 en el circuito mayorista, donde operan los grandes inversores.

Desde el comienzo de la jornada, en la City se vivió con ansiedad el avance del tipo de cambio. Aunque muchos creen que ya no tiene tanto combustible para seguir subiendo, los monitores terminaron mostrando lo contrario. El billete subió 22 centavos, sustentado por un buen volumen de operaciones, de US$ 550 millones.

El Banco Central (BCRA) buscó ir moderando la escalada apuntalando las tasas de sus Letras -las Lebac- en el mercado secundario. La entidad que preside Federico Sturzenegger convalidó una tasa del 26% anual por sus Lebac de más corto plazo, contra el 25,80% de la jornada anterior. Con tasas más altas, apunta a aspirar pesos del mercado y así evitar que se vayan masivamente al dólar.

"No hay nerviosismo en el mercado, pero sí están todos muy sorprendidos con esta nueva suba", admitió a LA NACION el jefe de cambios de un banco líder. "Esta suba debería frenar esta semana. Cuanto más se extienda, más puede caer después. Tal vez el Central busque eso para aleccionar. Creo que en algún momento se va a venir un sacudón", advirtió.

En la City señalan que fue fuerte la demanda de importadores y de inversores que hasta ahora estaban volcados a instrumentos en pesos. También siguió creciendo la demanda de billetes por parte del público minorista, que suele reaccionar de forma cíclica a los movimientos de la divisa: compra cuando sube, pero no siempre cuando muestra una tendencia bajista.

Contra las especulaciones de muchos, el BCRA no participó ayer del mercado cambiario vendiendo o comprando divisas, como solía hacer en otros momentos. Después de todo, en la entidad estaban más inquietos con el atraso cambiario que con esta suba de los últimos días. El disparador para su intervención -que podría ser mediante una suba más abrupta de las tasas de interés y no tanto mediante la venta de reservas- será cuando los precios comiencen a reaccionar al nuevo valor del dólar. Pese a que economistas privados están previendo que en julio se acelere la inflación y llegue incluso a ubicarse en torno del 2%, desde el Central tendrían estudios preliminares que no la mostrarían tan alta.

"El ritmo que tomó el tipo de cambio es un poco rápido -opinó, por su parte, Mariano Lamothe, economista de Abeceb-. Pero los sectores formadores de precios tienen menos margen para trasladar la devaluación porque la demanda está planchada. No es que fijan margen y ponen precio en función de eso. Tienen que ver dónde está el consumo. Hay otros bienes en que sí, no tienen otra que trasladarlo. Además, hoy hay un Banco Central dispuesto a ir por la inflación. Igual [para evaluar el impacto en precios] habría que ver más en detalle qué pasa en las próximas dos semanas con la devaluación: si el dólar sigue subiendo o si baja", agregó.

Según Ramiro Castiñeira, director de la consultora Econométrica, el dólar no es lo que hace subir los precios, si no que es la inflación la que hace subir el dólar. "La inflación genera que todo suba, incluso el dólar. El proceso inflacionario que muestra la economía termina generando una presión del dólar hacia arriba, más cuando el Banco Central viene con el objetivo de una flotación libre de la moneda", dijo el economista.

El negocio del carry trade

Con las elecciones legislativas en el medio, en la City creen que de todas maneras hay motivos de sobra para que este año haya episodios de volatilidad en el mercado cambiario. Para fines de año, según el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del BCRA, los economistas están previendo un dólar en torno de los $ 17,80.

"Ahora -dice Castiñeira- las discusiones del carry trade [como se conoce en la jerga el negocio de posicionarse en pesos especulando con un retorno en dólares] toman distancia, porque la apuesta es el resultado de las elecciones."

En el mercado, sin embargo, las apuestas están divididas. Quienes creen que al Gobierno podría irle bien en octubre siguen pensando que la tasa de interés en pesos resultará al final el día la mejor inversión. Sólo la realidad dirá quién tiene razón.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas