Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cálculos

Sergio Suppo

SEGUIR
LA NACION
Jueves 06 de julio de 2017
0

El final del conflicto docente en la provincia de Buenos Aires es una gran simulación que oculta la persistencia de un desacuerdo.

El gobierno de María Eugenia Vidal y los gremios de educadores siguen sin tener un criterio común sobre un remedio que al menos reduzca el récord mundial de ausentismo al trabajo. No hay colectivo laboral que falte tanto por razones más disparatadas como los docentes argentinos. Otorgar un premio por presentismo supone una solución, aunque en sí misma sea una redundancia pagar dos veces por ir a trabajar. Los sindicatos lo siguen rechazando.

Mientras Vidal pretende que durante las vacaciones de julio se compensen parte de los 16 días de huelga, los sindicalistas se niegan a escucharla. No es difícil imaginar que los educadores preferirán la licencia.

Pero el desacuerdo mayor es también el más absurdo. Para no extender la mejora a otros empleados estatales, el gobierno bonaerense asegura haber pagado un aumento del 24%. Los gremios, urgidos por ser avalados por sus bases, informaron que la suba es del 27,4%. ¿Era tan difícil compartir el mismo cálculo matemático? Imposible. Educar con la verdad parece haber pasado de moda

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas