Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
CONTENT LAB PARA Amex

Por qué jugar al golf en tu tiempo libre

Cualquier día y en plena ciudad, practicar este deporte es siempre una muy buena opción

Lunes 10 de julio de 2017 • 13:14

Los gurús del cambio dicen que hacer malabarismos entre las demandas de la vida actual, laboral y personal, se está volviendo cada vez más complicado. Pero si querés mantenerte productivo, además de saludable y equilibrado, es crucial tomarte momentos de disfrute. En ese sentido, con su mix particular de deporte, actividad social y oxígeno, el golf es una opción que reúne varias ventajas. En una mañana libre, o una escapada de un par de horas al mediodía, tu cabeza puede volver al ruedo renovada.

Jugar golf puede traer grandes beneficios a nivel físico y mental. De hecho, concentra todos los ingredientes que recomienda la medicina moderna como la fórmula del bienestar. Primero, es mejor que una sesión de entrenamiento rápida y furiosa: funciona como actividad física de la mejor, ya que en un juego promedio de 18 hoyos quemás por lo menos 900 calorías y caminás 10 kilómetros; además de tonificar y estirar músculos en cada golpe. Segundo, es uno de los deportes más inherentemente sociales que se inventaron. No sólo porque permite e invita a mantener largas conversaciones, mientras recorrés el green, sino porque, gracias a su sistema de puntaje, podés compartir el juego con personas de todos los niveles y las edades, cada cual al ritmo de su hándicap. No es casualidad que, desde siempre, el golf haya estado asociado a los negocios y que muchos elijan practicarlo con clientes o socios o colegas. El juego también puede rebotar en tu vida profesional.

Y, obviamente, también puede volverse un desafío. Podés competir en un club o en numerosos torneos nacionales y regionales, como parte de un equipo o como jugador independiente. Por algo es que nació como un deporte de élite traído a nuestro país por los inmigrantes británicos, pero que en los últimos años se transformó en un boom, aunque sin perder su aura cool.

Hoy, unas 250 canchas están afiliadas a la Asociación Argentina de Golf, y lo practican miles de aficionados matriculados. El Abierto Argentino ya festejó su centenario, y es el campeonato mejor dotado en premios de Sudamérica. Con el furor inmobiliario de los countries, se juega golf en todas partes.

Pero no hace falta alejarse de la ciudad para practicarlo. Existen opciones como Driving Norte, en la Costanera Rafael Obligado, con 1800 metros cuadrados de putting green y, para los días de lluvia, 50 gateras de entrenamiento cubiertas; además de 400 cocheras. Si sos socio de The Platinum Card de American Express, también contás con un balde de pelotas por mes y una clínica personalizada por año. ¿Qué podés aprender en estas clínicas? Por ejemplo, la técnica para lograr un swing sin tensión un buen grip para que tu brazo izquierdo no esté rígido, un pequeño gran detalle que te permite ganar más distancia y precisión. Es que, tanto en la vida como en el golf, menos tensión siempre significa un mejor juego.

Te puede interesar