Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Facundo Isa rompe el silencio: "Fue durísimo ver a los Pumas desde afuera"

El mejor argentino de 2016 habló tras su salida de Jaguares y la imposibilidad de jugar en los Pumas

Viernes 07 de julio de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Facundo Isa
Facundo Isa. Foto: Archivo

Cada vez que vuelve a Santiago del Estero repite el ritual. A la noche, se pone al día con los amigos de la 92 y 93 con unos lomitos, preferentemente del bar De Lugones, y al mediodía siguiente, un buen asado. Si Santiago es su cable a tierra, Buenos Aires es la oficina de trámites para Facundo Isa. Así estuvo los últimos días en el país, a las apuradas, gestionando su visa de trabajo y otros papeles.

Horas antes de viajar a Francia para sumarse a la pretemporada con Toulon, Isa se enteró de que volverá con su club para jugar dos amistosos con Argentina XV, el 29 de julio en San Isidro (preliminar de la final del Nacional de Clubes) y el 8 de agosto en Tucumán. "Sólo me puede pasar a mí -ríe-. Va a ser bastante raro jugar contra compañeros y amigos, pero está bueno porque los conozco", imagina el tercera línea, de 23 años, formado en Santiago Lawn Tennis.

Tras su tumultuosa salida de Jaguares, el mejor rugbier de 2016 rompe el silencio con la nacion para contar su versión de los hechos. Dice que siempre fue de frente y apunta contra la Unión Argentina de Rugby por separarlo del plantel; acepta las reglas, pero alerta que su caso puede ser el primero de muchos y pide que se comprenda la decisión del jugador. Y aclara que está disponible para ser convocado para los Pumas en caso de que la dirigencia levante la restricción para los que actúan en Europa.

-¿Esta posibilidad en Francia la tomás como una revancha de cuando te fuiste en 2013, con 19 años?

-Sí, me quedé recaliente (se ríe). Jugué dos partidos en ocho meses en Toulon y me quedé con muchas ganas porque es un torneo que me gusta cómo se vive. En el pasado Top 14 hubo ocho equipos que pelearon para ver quién quedaba entre los seis de los playoffs. Con Lyon, con el que estábamos por descender, casi nos clasificamos si le ganábamos a Clermont en el último partido.

-Europa te ofrece otras cosas por afuera del rugby...

-Con la vida. Tenés un fin de semana libre que podés irte a conocer cualquier parte y no es tan acelerada como en Jaguares o los Pumas, que vivimos viajando y no sabemos si estamos en Buenos Aires, Santiago, Australia o Nueva Zelanda. Estos dos años fueron muy duros. Ahí dije: 'Pará, Facundo. Hay que pensar en otras cosas'.

-¿Te estaba consumiendo el jugador profesional?

-Sentía que llegaba todo muy de golpe.

La cadena de acontecimientos alrededor de su salida de Jaguares nunca fue esclarecida por el protagonista hasta hoy. Isa admite que estaba en tratativas de renovar su contrato con la Unión Argentina de Rugby, a la vez que su agente mantenía contactos con otros clubes. Hasta ahí, lo típico en la carrera profesional de un deportista. "Esa renovación que proponían no cerraba por los años y muchas otras cosas", afirma.

L'Equipe hizo estallar la bomba el 21 de enero. Alguien de Toulouse confió al diario francés que Facundo Isa tenía todo arreglado para sumarse al club. Kundo, como lo llaman, lo niega: "La UAR sabía que en cuanto tomase una decisión iban a ser los primeros en saberlo, tanto si me quedaba como si me iba. Fue confuso hasta para mi porque me tomó todo por sorpresa".

Toulon se metió en la disputa. Su propuesta era un vínculo hasta junio de 2019, le dejaba cumplir su contrato con Jaguares, que concluía a fin de año, y no ponía objeciones si era convocado para los Pumas. La decisión estaba tomada. "Esto lo planteé a la UAR, que no accedió y decidió no tenerme en cuenta", confía. Isa fue marginado del plantel, que en ese momento arrancaba los amistosos de pretemporada. Ante este panorama, rescindió su contrato con la UAR el 21 de febrero y acordó con Lyon hasta el final de la temporada para tener continuidad antes de sumarse a Toulon.

-¿Cómo te tomaste la decisión de la UAR?

-De dos formas. Es totalmente entendible el proceso que está haciendo la UAR, que es formar una base, lo cual comparto y estoy a favor. Me parece bien que estuviera apartado en las opciones de los entrenadores y tuvieran en cuenta a otros chicos. Eso lo aceptaba, pero no muchas cosas que fueron pasando cuando estaba en los entrenamientos o hacer diferenciados. No me favorecía en nada. Entonces, tuve que tomar la decisión de irme a buscar un club y jugar.

-Fue un exilio. No te echaron, pero te abrieron la puerta y te mostraron la salida.

-Exactamente. Y mis compañeros y la gente lo veían y no era bueno para nadie. No sé si se fijaron mucho en eso.

-¿Por qué te mantuviste en silencio?

-Fue lo mejor. Quería respetar las decisiones de ellos, que no sé si fueron las mejores. Tengo 23 años y aspiro a seguir jugando en los Pumas algún día. Tampoco quise hacer ruido en un momento que no me sentía bien y que las cosas no estaban muy claras.

-Se habló mucho de tu salida. Que pesó lo económico.

-(Interrumpe) La ligué de todos lados y así y todo me quedé callado. Quiero que la gente entienda que no se trata de lo económico, sino lo que un jugador decide hacer. O sea, que yo tenga el poder decidir lo que quiera para mi carrera como cualquier otro de los Jaguares. Que pueda decidir y no me sienta obligado a quedarme sí o sí para jugar en los Pumas. No es que no siento la camiseta: es lo que más amo y esta ventana de junio fue durísima verla desde afuera, pero es una decisión que estoy tomando en mi vida.

-No sos el único que pasó por esta situación...

-Eso es lo que yo quiero que quede claro. No es sólo mi caso, sino que puede llegar a pasar a futuro y, lamentablemente, tenemos un plantel corto. Que alguien de afuera diga que no siente la camiseta o que se fue por la plata es duro.

-¿En quiénes te refugiaste en ese momento?

-Estuve mucho con mi familia y mis amigos. Mismo mis compañeros de Jaguares, que siempre me apoyaron. Con eso estoy más que tranquilo y contento. Yo soy el primer eslabón, pero en algún momento podía pasar con cualquiera.

-Decías que fue duro verlos en la ventana de junio. ¿Te cayó la ficha de que ya no estás más?

-Sí, pero al caerme esa ficha me motiva más a enfocarme en mi juego y tratar de seguir creciendo como jugador en Toulon

-Terminás tu contrato en junio de 2019, justo antes del Mundial. ¿Te ves regresando a los Pumas?

-Primero quiero enfocarme en Toulon y después ir viendo. No me lo pongo como objetivo porque ya se están preparando para el Mundial y, por más que vuelva, va a ser complicado que me tengan en cuenta. Eso ya va a depender de la Unión. Igual, tengo abiertas las puertas para jugar en los Pumas. Si me llaman, estoy disponible, no es que me no me dejan en el club.

-¿Te imaginás el regreso?

-Sería soñado. Siempre voy a estar a la espera de ponerme la camiseta de los Pumas.

La penúltima función

Mañana, a las 6.45, contra Waratahs

En Sydney, Jaguares afrontará mañana la 16ª y anteúltima fecha de la etapa regular del Súper Rugby. El conjunto argentino, ya impedido de acceder a los playoffs, se enfrentará por primera vez con Waratahs, a las 6.45 de Buenos Aires, en el compromiso inicial de una gira de dos partidos por Australia, un país que Jaguares nunca había visitado.

Entre los 4 cambios, vuelve el capitán

Raúl Pérez, que por penúltima vez dirigirá al equipo, dispuso cuatro modificaciones en la alineación titular respecto a la de la caída contra Kings (31-30) en Vélez. Agustín Creevy, el capitán, reaparecerá en lugar de Julián Montoya; Enrique Pieretto jugará por el lesionado Lucas Noguera Paz (lumbalgia; Nahuel Tetaz Chaparro pasará a ser el pilar izquierdo); Benjamín Macome actuará por Matías Alemanno (lesionado), y Jerónimo De la Fuente, por Bautista Ezcurra.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas