Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Mark Kittel aprovechó las ausencias en el Tour y se quedó con la sexta etapa

Tras la sanción a Peter Sagan y la lesión de Mark Cavendish, el alemán se impuso con facilidad aunque el "malliot" amarillo sigue en poder de Chris Froome

Viernes 07 de julio de 2017
0
El festejo de Kittel por delante de todos
El festejo de Kittel por delante de todos.

TROYES, Francia.- Marcel Kittel enfrentó pocos problemas para ganar la sexta etapa del Tour de Francia en un sprint de cierre y ante la ausencia de Peter Sagan y Mark Cavendish por el resto de la competencia.

Chris Froome retuvo el "maillot" amarillo de líder después de un sofocante pero tranquilo día en el pelotón.

Fue la segunda victoria del alemán en la carrera de este año y la 11ma en el Tour en su carrera.

Mientras el resto de los contendientes se agrupaban en el extremo derecho del camino, Kittel aceleró para rodearlos por la izquierda y fácilmente tomó una cómoda distancia que le permitió celebrar antes de cruzar la meta.

"En verdad confiaba en mi equipo", declaró Kittel, de 29 años. "Hoy también confiaba en mí mismo. Hubo un momento en que me despegué y empecé a tomar ventaja".

El ganador de la cuarta etapa, Arnaud Demare, terminó en segundo sitio el jueves y Andre Greipel en tercero.

Sagan, el campeón mundial, fue descalificado por derribar de un codazo a Cavendish hace un par de días. La caída obligó a Cavendish, que suma 30 triunfos en el Tour, a abandonar la competencia por una fractura de hombro.

Kittel dijo que la ausencia de Cavendish y Sagan ha alterado la carrera en el sentido de que sus equipos ya no disputan los cierres de sprint.

En varias ocasiones se le preguntó sobre la ausencia de los dos rivales.

"Es un tanto triste que todo se deba a esta decisión", afirmó. "El nivel que tenemos aquí para los sprints sigue siendo mucho muy alto".

Kittel requirió poco más de cinco horas para cubrir un tramo mayormente plano en la etapa de 216 kilómetros (134 millas) de Vesoul a Troyes, y luego se inclinó hacia sus manubrios, al borde del llanto, al apuntarse la victoria.

Froome mantuvo su ventaja de 12 segundos sobre su compañero del equipo Sky, Geraint Thomas, y de 14 segundos sobre el italiano Fabio Aru.

El Tour continúa en Troyes para el arranque de la séptima etapa el viernes, un tramo de 213,5 kilómetros (133 millas) que de nuevo favorece a los velocistas con un cierre en el poblado vinícola de Nuits-Saint-Georges.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas