Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Ni femenino, ni masculino: en Canadá nació un bebé a quien no le asignaron género

Viernes 07 de julio de 2017 • 18:54

Hace años que los grupos LGBTIQ de todo el mundo vienen impulsando propuestas para reformar las políticas que dividen a la sociedad en mujeres y varones. Hace unos días, la comunidad obtuvo una nueva victoria cuando un bebé canadiense de 8 meses se registró como la primera persona en no tener un género específico.

La diferencia entre género, sexo y la orientación sexual siempre puede confundir, pero es muy importante saber que no son lo mismo. Mientras que el sexo refiere a los órganos sexuales con los que nace una persona, la orientación sexual tiene que ver con el interés hacia el otro (heterosexualidad, homosexualidad, pansexualidad, etc.). El género, sin embargo, es la identidad de cada uno. Si bien hay muchas personas que se identifican como mujeres y hombres, hay muchas otras que no lo tienen definido de una manera binaria, y que instituciones, como los estados, tengan esa diferenciación, puede traerles bastantes dolores de cabeza.

Por suerte, no va a ser un problema para Searyl Atli Doty. Este bebé nació en noviembre de 2016 y consiguió sus documentos con una "U" en vez de una calificación de "femenino" o "masculino" en la categoría de género. La "U" quiere decir "indeterminado" o "no asignado". Uno de los padres de Searyl, Kori Doty, se identifica como una persona transexual no binaria, esto quiere decir que no conciben la división de géneros sólo en dos formas. Sus padres dijeron que querían evitar la asignación de género al recién nacido. Searyl nació "por fuera del sistema médico", por lo que no hubo inspección genital en el momento del nacimiento.

"Cuando yo nací, los médicos miraron mis genitales e hicieron suposiciones sobre quién era que me siguieron a mí y a mi identidad durante toda mi vida", contó Doty a CBC. "Esas suposiciones eran incorrectas y tuve que hacer un montón de ajustes después de ese momento". Si bien algunas provincias de Canadá, como Ontario y Alberta, están discutiendo estas políticas, British Columbia, el lugar donde nació Searyl, sigue pidiendo que se designe el género al momento del nacimiento.

El abogado de Doty dijo que la decisión de hacer los documentos de Searyl sin un género específico es un gran paso adelante. "La asignación sexual en nuestra cultura se hace cuando un médico levanta los pies del recién nacido y mira los genitales. Pero sabemos que la identidad de género no se desarrolla hasta unos años después del nacimiento", dijeron voceros de una organización canadiense que lucha por que la categoría "sexo" se elimine de los documentos.

Al permitir que Searyl tenga un género no específico, Doty deja que el bebé elija su propia identidad para cuando sea más grande para cuando pueda tomar esa decisión por su cuenta. La familia espera que el certificado de nacimiento tampoco tenga identidad de género.

El reclamo por la identidad de género en los documentos no es nueva. Hace unos días, Oregon se convirtió en el primer lugar de Estados Unidos en ofrecer una tercera opción de género en los documentos de identidad. La comisión de transporte permite a los locales a seleccionar "X" o "no específico" como tercer género en los documentos, en los registros de manejo y otros permisos.

Te puede interesar