Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Más aislado, Trump insiste en su posición sobre el clima

Los líderes le pidieron que no se retire del Acuerdo de París, pero el magnate dijo que aplicará sus propias políticas de control

Sábado 08 de julio de 2017
0

cerrar

HAMBURGO.- Aislado y contra todos, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump , ratificó ayer su decisión de retirar a su país del histórico Acuerdo de París sobre el cambio climático firmado en diciembre de 2015 por la enorme mayoría de los líderes mundiales.

La soledad de Trump quedará plasmada en la declaración final de la cumbre del G-20 , donde el resto de los países asistentes se comprometerá de manera "irreversible" a defender la vigencia del pacto para reducir las emisiones de gases contaminantes y atajar el peligro del calentamiento global.

El borrador del texto que anoche circulaba de manera extraoficial puntualiza que los presidentes "toman nota" de la posición norteamericana. La canciller alemana, Angela Merkel, intentó hasta último momento conseguir alguna clase de cesión de la delegación de Estados Unidos, pero se encaminaba al fracaso.

Consiguió al menos exhibir un frente sólido en el resto de las potencias. "El Acuerdo de París sobre el cambio climático es un consenso importante que no se logra en forma fácil y no debe darse por perdido fácilmente", enfatizó el presidente de China, Xi Jinping, a quien Merkel buscó como principal aliado para presionar a Trump.

La primera ministra de Gran Bretaña, Theresa May, también le pidió al magnate que reconsidere su posición: "No estamos renegociando el acuerdo, eso se queda, pero me gustaría que Estados Unidos vea formas de unirse".

Trump conmocionó al mundo el 2 de junio cuando anunció que rompía con el "debilitante, desventajoso e injusto" pacto climático por el que tanto había trabajado su antecesor, Barack Obama.

El Acuerdo da a cada país la libertad de decidir su propio camino para recortar las emisiones de gases de efecto invernadero. El objetivo es evitar que a finales de siglo la temperatura del planeta supere en 2 grados el nivel preindustrial (ya acumula un aumento de 1,1 grado).

Aislado y contra todos, Trump ratificó ayer su decisión de retirar a su país del histórico Acuerdo de París
Aislado y contra todos, Trump ratificó ayer su decisión de retirar a su país del histórico Acuerdo de París. Foto: Reuters / Archivo

Obama había ofrecido que Estados Unidos -el gran contaminante junto con China- reduzca las emisiones entre un 26 y un 28% para 2025 en relación con los índices de 2005. Su impulso había empujado a que otros 195 Estados ratificaran el acuerdo.

Pero Trump detuvo todo el proceso. Colocó al frente de la Agencia de Protección Ambiental a Scott Pruitt, un hombre de la industria petrolera y conocido negacionista del cambio climático. La doctrina del America First sostiene que la reducción de emisiones pensada por Obama pone en peligro trabajos estadounidenses en favor de China y otras potencias.

Delante de sus colegas, el presidente de Estados Unidos se comprometió a aplicar políticas de control medioambiental, pero ratificó que lo hará fuera del paraguas de un consenso internacional en el que no cree.

Merkel insistió. "Sabemos que el tiempo apremia. Las soluciones son posibles sólo si estamos dispuestos a compromisos y si podemos también llamar las diferencias por su nombre", dijo en su discurso de apertura de la cumbre.

Uno de los líderes que la acompañó con expresiones más firmes fue el canadiense Justin Trudeau. "No hay ningún tipo de discusión sobre si el cambio climático se produce o no -enfatizó-. Vamos a advertirle al presidente Trump que es importante que ejerza un papel de liderazgo en relación con el cambio climático y la creación de puestos de trabajo de calidad."

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, también tuvo palabras enfáticas: insistió en que el Acuerdo de París es un compromiso que se debe "defender y aceptar, sobre todo cuando algunas personas lo cuestionen".

Trump también objeta el impulso al libre comercio y a la integración económica, uno de los pilares que parecía inamovible entre las potencias que lideran el G-20. "No voy a andar con vueltas. Sobre el comercio las discusiones son difíciles. Los asesores tienen aún mucho trabajo", admitió Merkel al concluir las deliberaciones.

Los debates clave de la cumbre y los acuerdos

Clima: El borrador del documento final del G-20 establece que 19 países, salvo EE.UU., aplicarán el acuerdo climático alcanzado en París

Comercio: "Todos queremos un comercio abierto", adelantó ayer la canciller Merkel, anfitriona de la cumbre, pero advirtió que aún hay discusiones "difíciles" sobre el tema

Terrorismo: Los líderes coincidieron en unirse para derrotar al terrorismo, especialmente combatiendo sus fuentes de financiamiento y su difusión en Internet

Corea del Norte: Merkel señaló ayer que el G-20 pedirá al Consejo de Seguridad de la ONU una respuesta "proporcionada" por los ensayos misilísticos del régimen norcoreano

Carta del Papa por la migración

A través de una carta a la canciller alemana, Angela Merkel, el papa Francisco pidió a los mandatarios reunidos en la cumbre del G-20 en Hamburgo buscar "soluciones progresivas y no traumáticas al drama de las migraciones", al tiempo que reclamó dar "prioridad absoluta a los pobres y los refugiados".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas