Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El local Lilian Calmejane hace ilusionar a Francia en el Tour

El ciclista del equipo French Direct Energie se sobrepuso a los calambres y obtuvo un triunfo en la octava etapa; Chis Froome sigue líder de la general

Sábado 08 de julio de 2017 • 00:00
Lilian Calmejane se impuso en la octava etapa del Tour
Lilian Calmejane se impuso en la octava etapa del Tour. Foto: AFP
0

Station des Rousses, Francia (AP) - El local Lilian Calmejane apretó los dientes tras escaparse por un camino montañoso más adecuado para las cabras que para las bicicletas, y conquistó la octava etapa del Tour de Francia.

Calmejane, quien participa en su primer Tour, debutó en el podio tras el desgastante recorrido que terminó en la estación de esquí Rousses, enclavada en el Macizo del Jura.

El ciclista del equipo French Direct Energie debió sobreponerse a los calambres tras fugarse en el último ascenso. Logró conservar la delantera y, sacando la lengua tras el esfuerzo, alcanzó la meta.

Fue apenas la segunda visita del Tour a esta estación de esquí, y fue la segunda etapa ganada por un francés en la presente edición de la vuelta. Arnaud Demare se impuso en la cuarta jornada.

El británico Chris Froome, quien encabeza la clasificación general, finalizó en el pelotón que perseguía a Calmejane, y conservó el "maillot" amarillo, de cara a otro día de ascenso, aún más exigente, previsto para el domingo.

Nairo Quintana llegó en el vigésimo puesto y se ubica noveno en la general, dos lugares encima de su compatriota Rigoberto Urán.

La carrera de 187,5 kilómetros (116 millas) desde Dole no transcurrió sin novedad para Froome. En una curva cuesta abajo tras el segundo de tres ascensos, el tricampeón del Tour se siguió de frente. Logró controlar la bicicleta y recuperarse, pero su compatriota y compañero del equipo Sky, Geraint Thomas, se fue por encima de la valla que delimitaba el camino.

Thomas se sacudió el polvo y se reincorporó a la competencia. No resultó lesionado, según Froome.

La curva "nos sorprendió un poco", comentó. "En un momento teníamos el control y al siguiente estábamos en una zanja".

Calmejane se despegó del holandés Robert Gesink en la última escalada. El esfuerzo le provocó calambres al francés, quien redujo la velocidad y se levantó del asiento para estirar las piernas en el último tramo. Haciendo una mueca de dolor, siguió pedaleando hasta la llegada.

"Me dieron un susto", dijo Calmejane acerca de los calambres. "Habría sido tristísimo perder una etapa así".

Gesink, del equipo Lotto-Jumbo, llegó 37 segundos después de Calmejane. El francés Guillaume Martin se ubicó tercero en la etapa, 13 segundos detrás.

Si la prueba sabatina fue demandante, la dominical luce monstruosa. Es tal vez la más complicada de este Tour, con siete ascensos notables, incluidos tres por encima de la máxima categoría de la que se lleva registro.

"Mañana será un día duro y decisivo", advirtió Froome. "Algunos ciclistas ganarán mucho tiempo y otros lo perderán".

Los ciclistas recorrerán 181,5 kilómetros (112 millas), de Nantua a Chambery, en los Alpes.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas