Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Axel Geller, el junior argentino que hace pie en los courts y en la universidad

Fue campeón del Orange Bowl Sub 14 y a los 18 años llevará adelante su carrera deportiva con la de economía y finanzas en Stanford

SEGUIR
LA NACION
Domingo 09 de julio de 2017
Axel Geller, en Wimbledon
Axel Geller, en Wimbledon.
0

LONDRES.- Axel Geller nunca había competido sobre césped. Ni en el Mayling Country Club de Pilar, donde empuñó una raqueta por primera vez, a los cuatro años, ni en ningún court de la Argentina o del extranjero. Con 18 años, a fines del mes pasado viajó al Reino Unido para tratar de preparar, con cierta anticipación, el ITF G1 de Roehampton, el mismo sitio donde los más grandes juegan la clasificación para Wimbledon. Ya en Londres, le costó hallar zapatillas talle 48 con la suela especial para el tenis sobre césped, pero finalmente lo logró y se dispuso a practicar. Los primeros días se sintió incómodo; no se adaptaba. Poco a poco fue purificando sus tiros, perfeccionando sus movimientos. El final fue el mejor: ganó el torneo. Geller, campeón del Orange Bowl Sub 14 en 2013, es uno de los proyectos nacionales más valiosos. Ahora está en Wimbledon, para tratar de seguir pisando firme. Pero su situación no es usual: después de su tarea en el All England viajará a los Estados Unidos, se entrenará un tiempo en la academia de IMG en Bradenton y empezará una carrera universitaria en Stanford, en Palo Alto, donde estudió, entre otros, Kevin Systrom, el creador de la red social Instagram. Pero, ¿entonces Geller dejará el tenis? No, al contrario.

Los padres de Geller, Guido y Verónica, siempre apoyaron la carrera deportiva de su hijo, pero con el estudio como prioridad, como sostén. Axel estudió en el colegio San Andrés, en Olivos, se exigió al máximo y las buenas notas lo acompañaron hasta que se recibió. Disfruta del estudio. Desde que ganó el Orange Bowl no dejó de recibir propuestas para incorporarse a academias de tenis. Pero después de haberse entrenado en el club Comercio, en el Buenos Aires Lawn Tennis Club y en Parque Norte, decidió tomar un camino alternativo. "Después de ganar el Orange Bowl tuve propuestas para dejar de estudiar. Pero me parece que lo más inteligente, siendo chico, es seguir haciéndolo. Es muy difícil meterse en el circuito profesional tan joven. Tenés que ser muy crack, como cuando Del Potro ganó el US Open con 20 años. Hay muy pocos que estén ganando plata jugando al tenis y siendo tan chicos. No es fácil pasar por los Futures y Challengers. Para ganar plata necesitas estar top 100. Hoy, el único distinto es Alex Zverev, que tiene 20. Yo soy muy joven, tengo menos presión. Y teniendo un título universitario me servirá de colchón por si no me va bien en el tenis. Será como un seguro. Sé que en la Argentina no es muy común y mucha gente que no conoce el sistema cree que es estar dejando, pero cada vez está más difícil meterse en el tour. Encima, en la región hay pocos torneos. En los Futures no ganás plata, perdés", expone Geller, con madurez.

El año pasado, Geller aplicó en varias universidades. Y viajó a conocerlas en abril. Le cubrieron los pasajes y el resto de los gastos. En mayo recibió el papeleo de Stanford y en junio los devolvió con sus ensayos. "Para entrar, primero te tiene que querer el entrenador. En este caso es Paul Goldstein (58° de ATP en 2006), que me demostró su interés y me pagó una visita. Después hay que pasar los exámenes. Me pedían una nota muy alta y por suerte la conseguí: sobre 2400 puntos saqué 2060. Y había que escribir un montón de ensayos. Estoy orgulloso, porque es la universidad que menos gente acepta en el mundo", relata Geller. ¿Qué proyecta estudiar? Economía y finanzas.

El camino que tomará Geller lo explicó, hace un tiempo, Bruno Tiberti, hijo de Gustavo "Gurí" Tiberti (N° 5 argentino en 1982). Ex 650º, sufrió obstáculos en el circuito tradicional y encontró otra manera de evolucionar en el tenis. "No mucha gente sabe cómo tratan las universidades a los atletas y las cosas que les pagan. Con una beca, recibís todo gratis: clases, libros, seguro médico, vivienda, comida, raquetas, zapatillas, psicólogos, entrenamientos, viajes", le dijo Tiberti a La Nacion, que a los 21 años tomó esa opción, estudió en Oklahoma y Georgia, egresando con los títulos de Marketing y Comercio Internacional.

En Wimbledon, Geller no es parte de la delegación de la Asociación Argentina de Tenis: está acompañado por un entrenador de IMG, el colombiano Juan Mateus. El junior, que debutará este lunes en el All England, tiene un compromiso con esa empresa de representación, pero por su acuerdo con Stanford no puede recibir dinero. "No puedo recibir plata ni firmar nada con IMG, pero el día de mañana les doy prioridad a ellos. Mientras tanto, me ayudan con infraestructura, entrenadores", cuenta Geller, que asegura que el nivel del tenis universitario es muy alto ("El que gana el título universitario recibe un wild card para el US Open"). Y pone el ejemplo del británico Cameron Norrie (21 años, 221° del ranking), que en Wimbledon cayó en la primera rueda ante Jo-Wilfried Tsonga: "Cameron era el 1 universitario y hoy es profesional". Norrie tiene coach argentino: Facundo Lugones, que estudió en Texas.

Geller mide 1,91 metro. "Saco muy fuerte. Es mi mejor golpe. Tengo que hacer un montón de trabajos de zona media porque por mi altura se me carga muy rápido la parte baja. Tengo que tener cuidado. De fondo soy sólido, me gusta jugar a tirar winners, tengo revés de dos manos. Estoy practicando mucho cerrar el punto en la red. Tengo un tenis ofensivo y me gusta jugar en cemento", se describe Geller, que admira el juego de Juan Martín del Potro. Inclusive, se entrenó con el tandilense en Buenos Aires antes de viajar a Gran Bretaña.

Podrá seguir compitiendo para la Argentina. Claro que cuando ingrese en la universidad, Geller dejará de ser junior. Podrá hacerlo en el futuro, pero en la Copa Davis. "Obviamente que ahora no me llamarán. Pero sería increíble alguna vez. Tengo que trabajar mucho para eso", confía el junior de pensamientos adultos.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas