Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Femicidio en Punta Lara: mató a su novia y quiso quemar la casa para borrar las pruebas

El agresor también apuñaló a una amiga, que sobrevivió y lo acusó ante la policía

Domingo 09 de julio de 2017

Fue el cuarto femicidio en cinco días. Ocurrió en Punta Lara. Una mujer, de 26 años, fue asesinada por su novio, mientras que su amiga sufrió graves heridas durante el ataque. Luego de cometer el homicidio, el agresor intentó prender fuego la casa para borrar las pruebas.

Según informaron fuentes policiales, el violento episodio ocurrió durante la madrugada de ayer, minutos después de las 3, en una casa de dos plantas situada en la calle 126, entre 5 y 7. A partir de las declaraciones de los testigos, los investigadores pudieron determinar que un vecino alertó a la policía cuando escuchó los gritos de auxilio de la amiga de la víctima, que habría sido identificada como Ana Laura González, de 28 años, quien, mal herida, se arrastró hasta la vereda.

Cuando los agentes de la comisaría local se acercaron al lugar, encontraron dentro del domicilio el cadáver de la mujer que habría sido identificada como Ema Córdoba, de 26 años, que presentaba golpes, un corte en el cuello y otro en el tórax.

Su amiga mostraba signos de haber sido atacada también a puntazos en diferentes partes del cuerpo, por lo que fue trasladada de urgencia a un centro asistencial de la zona, donde se le realizaron curaciones y fue estabilizada antes de ser derivada al Hospital Cestino de Ensenada.

Homicida identificado

Según detalló a Télam una fuente, cuando fue hallada por los policías, González pudo aportar el nombre del atacante y datos de la ropa que llevaba puesta el agresor. Con esos datos, los agentes dispusieron una búsqueda en ese momento por las cercanías de la vivienda.

Además, la mujer explicó a los efectivos que el presunto autor del ataque, a quien habría identificado como Ariel Osvaldo Báez, de 23 años, era la pareja de Córdoba y había iniciado un incendio en la casa para simular un accidente tras el ataque, por lo que también habían sido alertados los bomberos.

De hecho, parte de la vivienda resultó quemada y sufrió algunos destrozos a raíz del fuego. Poco después, el Comando de Patrullas local que intervino en el caso halló al joven alcoholizado y sentado en la vereda, a unos 300 metros de la vivienda en la que se había producido el femicidio.

En tanto, durante la requisa, la policía descubrió que el sospechoso llevaba una bolsa plástica donde guardaba una notebook, un teléfono celular y dinero en efectivo que les habría robado a las víctimas antes de escapar del lugar.

Según fuentes policiales, los investigadores, que reconstruyeron el hecho a través del relato de González y de otros vecinos, suponen que los tres habrían pasado las primeras horas de la madrugada en la vivienda, donde consumieron alcohol.

En un determinado momento, el presunto atacante y su pareja comenzaron a discutir hasta que el joven se hizo de un cuchillo de cocina que había en la casa, habría apuñalado a Córdoba; luego habría atacado a su amiga y robado las pertenencias que allí había.

El sumario quedó en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 7 de La Plata, a cargo de Virginia Bravo, quien estuvo varias horas en el lugar del femicidio y ordenó las diligencias correspondientes para avanzar con la causa, entre ellas un allanamiento en la casa de Báez.

Córdoba fue la cuarta víctima de un femicidio en cinco días. Los otros asesinatos ocurrieron en Glew, en Villa Lugano, en Pérez, cerca de Rosario y en Villa Devoto.

Te puede interesar