Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Dos gemelas fueron expulsadas de una ciudad

Están imputadas por el intento de asesinato de su suegra y la Justicia decidió que abandonaran la localidad de Laguna Paiva

Domingo 09 de julio de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0

SANTA FE.- Dos hermanas gemelas, imputadas de haber apuñalado a la ex suegra de una de ellas el pasado domingo en la localidad Laguna Paiva fueron expulsadas de esa ciudad mientras dure el proceso judicial que las tiene imputadas.

Un juez determinó que Gabriela D. y Eliana D., tal como fueron identificadas judicialmente, fijen asiento en la ciudad de Santa Fe y tengan prohibido ingresar en Laguna Paiva, a 45 kilómetros de la capital provincial. También se determinó que no deberán mantener contacto con la víctima, identificada como Marisa Pagliero, de 48 años.

Las supuestas atacantes son agentes del servicio penitenciario provincial, según aseguró la fiscalía a cargo del expediente.

Ante ciertas "lagunas" en torno a la responsabilidad del hecho que se les atribuyó desde la fiscalía a las gemelas, el juez penal Héctor Candioti estableció que las imputadas por homicidio en grado de tentativa queden bajo la guarda de su hermano en la capital provincial.

Un caso similar se dio en mayo de este año, cuando el mismo juez dispuso que un hombre y su hijo tengan prohibido el ingreso en la localidad de Loma Alta, en el departamento San Jerónimo, luego de haber amenazado con un arma de fuego a la presidenta comuna en su despacho.

En esta caso trascendió que Gabriela D. había mantenido una relación con el hijo de la víctima, que se disolvió por violencia de género.

Familias vecinas

El fiscal que entiende en la causa, Jorge Nessier, explicó que, según el testimonio de la víctima, una de las dos imputadas realizó amenazas verbales antes de, presuntamente, participar del ataque. "Seguí poniendo fotos, seguí pagando abogados", habría expresado una de las imputadas . Ese relato de los hechos fue ratificado en dos oportunidades por la víctima.

De igual forma, el fiscal Nessier consideró que la prisión preventiva era necesaria por un posible entorpecimiento probatorio, debido al trabajo de las imputadas como agentes penitenciarias, y por la cercanía de su vivienda con la casa de la víctima. Apenas seis cuadras separan a esas propiedades, por lo que acusadas y acusadora podrían cruzarse de manera cotidiana. De todas maneras, se trata de una localidad santafecina grande, con más de doce mil habitantes.

Con las evidencias culminadas, el juez Candioti determinó que se otorgue la libertad para las dos gemelas, pero con ciertas medidas alternativas a la prisión. Las imputadas quedarán bajo la guarda de su hermano, quien reside en la ciudad de Santa Fe, deben presentarse mensualmente al Ministerio Público de la Acusación y no tener ningún contacto con la víctima. Aunque la medida más llamativa resultó la obligación de abandonar Laguna Paiva y tener prohibido su ingreso mientras dure el proceso judicial.

La defensa de las imputadas aseguró que se trata de una denuncia falsa, sustentada por la enemistad de las acusadas con la víctima. La mujer herida fue atendida el domingo pasado en el hospital Cullen tras evidenciar heridas de al menos una puñalada en el cuerpo.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas