Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Bajo presión, el chavismo le dio a López el arresto domiciliario

Luego del traslado a su casa, el emblemático líder opositor arengó a su seguidores y prometió continuar la lucha contra Maduro; el Tribunal Supremo fundamentó su decisión en "razones humanitarias"

SEGUIR
PARA LA NACION
Domingo 09 de julio de 2017
Desde su casa en Caracas, López saludó ayer a cientos de sus seguidores
Desde su casa en Caracas, López saludó ayer a cientos de sus seguidores. Foto: Federico Parra / AFP
0

CARACAS.- Leopoldo López , el preso político más emblemático del chavismo, está de regreso en su casa y a la primera plana de la actualidad política más convulsa del continente. De madrugada y de forma sorprendente, el líder opositor fue trasladado ayer desde la prisión militar de Ramo Verde, donde estaba desde 2014, hasta su hogar, en el este de Caracas, en una "medida humanitaria" decretada por el Tribunal Supremo de Justicia.

La decisión del arresto domiciliario se fundamentó en unos supuestos problemas de salud que el dirigente de Voluntad Popular (VP) no padece, más allá de algunas caries nuevas y una intoxicación alimentaria en las últimas horas. Todo lo contrario: sus colaboradores más cercanos pudieron comprobar que López se encuentra en plena forma y dispuesto a seguir luchando por su país. El dirigente se mostró comprometido en combatir al chavismo con su mensaje: "Estoy preso en casa, pero también lo está el pueblo de Venezuela. Hermanos y hermanas, reitero mi compromiso de luchar hasta conquistar la libertad".

El líder opositor transmitió su primer mensaje al país a través de Freddy Guevara, vicepresidente del Parlamento. Insistió en participar del plebiscito popular convocado por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y actores sociales para el 16 de julio. Sin matices, a pesar de que sabe que posibles medidas cautelares le impedirán expresarse en público, López habló con la fuerza de siempre: "Si mi lucha por la libertad de Venezuela implica que debo volver a Ramo Verde, estoy dispuesto a hacerlo".

Fue un llamado evidente a seguir la lucha en las calles. "Nos encontraremos junto al pueblo", añadió el líder nacional de VP. Su traslado movilizó a la oposición cuando se cumplían 99 días del inicio de la ola de protestas contra Nicolás Maduro, cuya represión y violencia ya provocaron 91 muertos.

López asomó por encima del muro de su casa vestido de blanco, igual que cuando fue detenido hace tres años y cinco meses, para agitar y besar la bandera venezolana. El clamor fue inmediato: "¡Sí, se puede!". Él también gritó a periodistas y seguidores el eslogan que lo acompaña desde su encarcelamiento: "¡Aquí nadie se cansa; el que se cansa, pierde!".

El preso llegó con un dispositivo electrónico en el tobillo, toda una novedad en el encierro de los políticos, a través del cual se le hará seguimiento. Si ya fue capaz de enviar mensajes al país durante todo su encierro, ayer tampoco lo iban a callar: "Este es un paso a la libertad, no tengo resentimientos ni claudicaré".

Allí se encontró con su mujer y sus dos hijos. "Este es un paso más por la libertad y por la paz de Venezuela. ¡Fuerza y fe!", escribió Lilian Tintori en sus redes sociales.

Atrás quedan tres años y cinco meses en la cárcel militar de Ramo Verde, luego de ser condenado a casi 14 años de cárcel por asociación para delinquir y daños a la propiedad tras los incidentes violentos producidos en una marcha de estudiantes en la capital venezolana. "Hay que celebrar enormemente en las calles la libertad a medias, tanto como reclamar que existen 431 presos políticos", recordó Alfredo Romero, director de la ONG Foro Penal Venezolano.

Lo más llamativo de la medida del TSJ que decreta casa por cárcel para López es que está redactada por el propio Maikel Moreno, su presidente, lo que tampoco aporta claridad a la resolución.

Al margen de la medida humanitaria, Moreno desvela una sorpresa más, que "existían serios señalamientos de irregularidades sobre la distribución del expediente a un Tribunal de Ejecución".

Fue una explicación farragosa, cuando la realidad es que la libertad de López se negociaba desde hace meses, con el ex presidente español José Luis Rodríguez Zapatero convertido en el mediador entre ambas partes, pese a que la decisión final fue una medida unilateral del gobierno. El entorno político más cercano al líder de VP confirmó a LA NACION que el cambio fue posible gracias a la "gestión afanosa" del ex mandatario.

El chavismo se vio en problemas no sólo para explicar qué había pasado, sino también para transmitir la noticia a sus seguidores más acérrimos. Desde 2014, el "Monstruo de Ramo Verde" era un peligroso asesino de 43 personas, según el gobierno. Pero ayer obtuvo el arresto domiciliario por un problema de salud (según el TSJ), por mediación de Maduro (dijo el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López) y porque Tintori lo pidió (según el Defensor del Pueblo, Tarek William Saab).

El presidente también dio su propia explicación: "La Comisión de la Verdad, dirigida por [la ex canciller] Delcy Rodríguez, dirigió un informe aprobado por mí y se introdujo en el TSJ, que tomó la decisión de medida sustitutiva de cumplimiento de pena". Maduro insistió en abrir la mesa del diálogo con la oposición.

El presidente dijo que acataba la resolución, a pesar de sus diferencias con López. El ex vicepresidente Elías Jaua dijo palabras parecidas. El encargado por el presidente de llevar hacia delante el proceso constituyente olvidó contar que la mayoría de las 43 víctimas de las protestas de 2014 fue provocada por la policía, la Guardia Nacional y por colectivos revolucionarios.

En cambio, dirigentes más radicales, como Iris Varela, ex ministra y candidata a la Constituyente, mostraron su rechazo. La medida acontece en medio de la profunda brecha que divide a maduristas de chavistas críticos, encabezados por la fiscal general, Luisa Ortega. De hecho, el presidente señaló a la fiscal de haber llevado la acusación del juicio contra López.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas