Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Bottas marcó la diferencia con un movimiento de 201 milésimas

Una largada al límite de lo legal encaminó el triunfo del finlandés en el GP de Austria; Vettel (Ferrari), 2do, estiró la ventaja en el campeonato

SEGUIR
LA NACION
Lunes 10 de julio de 2017
Bottas se quedó con el triunfo en Austria
Bottas se quedó con el triunfo en Austria.
0

Una sonrisa contenida enseñó Mercedes en el Gran Premio de Austria. Entre el festejo pleno con la victoria de Valtteri Bottas y la desazón porque Lewis Hamilton, su mejor espada, se alejó de Sebastian Vettel, el puntero del Campeonato de Pilotos. Una carrera que al igual que la desarrollada en Azerbaiján, dos semanas atrás, tuvo un espacio para la polémica, con la investigación del movimiento de largada del finlandés, vencedor desde el semáforo a la bandera de cuadros. La maniobra no tuvo la repercusión ni la tensión de la protagonizada por Vettel y Hamilton, aunque demuestra que en la Fórmula 1 se batalla en la pista y fuera del trazado con la misma intensidad.

Vencedor por primera vez en Sochi, Rusia, en la cuarta carrera del calendario, Bottas desanduvo en el trazado de Spielberg un Gran Premio sin errores de principio a fin: desde el perfecto movimiento de largada, cuando aceleró el monoplaza apenas 201 milésimas después de que se apagaran los semáforos, a la contención en el desenlace de Vettel, que con Ferrari exigió al límite al finlandés, aunque no logró empujarlo a la equivocación. Con la nueva victoria acumuló 136 puntos, a 35 del líder Vettel; Hamilton, que terminó en el 4to puesto, lo persigue con 151, mientras que Daniel Ricciardo (Red Bull) ocupó al tercer escalón del podio y completa el póquer, con 107. La reacción de Bottas alimentará una puja interna, algo que no aparecía en los planes de Mercedes, que en 2016 tuvo una verdadera guerra de pilotos con Nico Rosberg y Hamilton.

"¡El champán sabe muy bien! La primera victoria es especial, pero este es recién mi segundo triunfo", comentó exultante Bottas, que también hizo un análisis del rendimiento. "Fue mi mejor fin de semana, con pole position y victoria. Espero que podamos seguir así. La salida fue perfecta, la mejor que he hecho en mi vida; tuve un blistering masivo en la rueda trasera izquierda en el segundo stint, que hizo que el auto fuera difícil de llevar. Perdía más y más rendimiento, pero estuve concentrado. No era la primera vez que tenía que mantener detrás a Sebastian [lo contuvo en el triunfo en el GP de Rusia]. Aún estoy en la lucha por el campeonato", advirtió el ganador.

Las felicitaciones por el triunfo no se hicieron esperar en Mercedes. El director ejecutivo Toto Wolff y el director técnico James Allison se refirieron a la tarea del nórdico. "Estuvimos nerviosos cuando escuchamos que estaba bajo investigación, pero logró un resultado perfecto", lo alentó Wolff, el mismo que le quitó dramatismo a la equivocación de Bottas en el GP de China. "Fue un día brillante, con un ritmo tremendo con el primer stint. Luego manejó con aplomo", le regaló Allison. Entre ambos también intentaron destacar el rendimiento de Hamilton, el perdedor de Austria. "Lewis consiguió el máximo de puntos posible: ganó 12 puntos y no perdió 6 con Sebastian [Vettel]. Sigue en la lucha, a pesar del reposacabezas en Bakú y de la penalización por la caja de cambios [largó desde el 8avo cajón de la grilla]. No estamos ni en la mitad del año y aún hay 275 puntos por ganar. Nuestro objetivo será que luche de la mejor manera en Silverstone", resolvió Wolff. Para Hamilton, el GP de Gran Bretaña debe ser el trampolín para la segunda parte de la temporada.

El éxito tuvo su momento de tensión cuando Vettel denunció por la radio lo que se denomina jump-start [de Bottas], maniobra que recibe un castigo de una parada en los boxes de 10 segundos si los comisarios consideran que el auto se puso en marcha antes de la señal. La dirección del Gran Premio desestimó el reclamo al considerar que el tiempo de reacción de Bottas fue de 201 milésimas, una milésima dentro de lo legal. Vettel no se marchó conforme, mantuvo la queja y estipula que la reacción fue de 350 milésimas. "No consigo sacármelo de la cabeza, estoy convencido que hizo una salida en falso. Ricciardo y yo lo hemos visto y por eso lo dije por la radio un par de veces. No le quiero quitar el mérito a Valtteri, que hizo una excelente carrera sin cometer errores con un auto que en el final parecía difícil de conducir", fue el descargo de Vettel, que tuvo un fuerte respaldo en los boxes de Sergio Marchionne, presidente de Ferrari.

Con nueve de los 20 Grandes Premios del calendario disputados, Bottas dejó de ser el piloto inconsistente que parecía liberar a Hamilton, el indiscutible de Mercedes, tras el alejamiento de Rosberg. La desafortunada maniobra en Shanghai, en la segunda presentación del año, cuando con la carrera neutralizada por el Auto de Seguridad y en un intento de mantener la temperatura de los neumáticos, perdió el control y se despistó, perdiendo siete posiciones, catalogado como error de aficionado, fue archivada en la mente del finlandés, que desea presentarle lucha a Hamilton bajo el techo de Mercedes.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas