Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El consumo de drogas y de alcohol es la principal preocupación en Mendoza

Así surge de la encuesta de victimización hecha en la provincia; bajo nivel de denuncia de delitos

SEGUIR
PARA LA NACION
Lunes 10 de julio de 2017
0

MENDOZA.- La primera encuesta de victimización en una década reveló no sólo el bajo nivel de denuncia de los casos -al igual que en el relevamiento nacional difundido la semana pasada- y las preocupantes expectativas de los ciudadanos para los próximos meses, sino que dejó al descubierto la principal problemática social que los vecinos asocian al delito: el consumo de alcohol y de drogas en los barrios.

Según el capítulo de "Percepción de la seguridad pública" del estudio, el 66% de los entrevistados observó que se consume alcohol en la calle, mientras que el 57,7% señaló el uso de drogas en el entorno de sus hogares. El ranking de alarmas ciudadanas se completa con el vandalismo (53,5%), la presencia de patotas o bandas (49,5%), disparos frecuentes (46,7%), riñas o peleas callejeras (41,1%) y el comercio de estupefacientes (34,7%).

La venta de alcohol a menores fue señalada por el 34% de los encuestados; la venta de productos robados, por el 33,5%; el expendio de elementos falsificados, por el 23,8%; la prostitución, por el 11%, y la venta o alquilar de armas, por el 5,5%.

Entre las principales causas de la inseguridad, los mendocinos ubicaron en el primer lugar la falta de educación, seguida de la pobreza, las leyes poco adecuadas, el desempleo y el narcotráfico. De ahí que el consumo de drogas y alcohol queden ligados directamente al origen de la problemática, según advierten los expertos, que señalan la necesidad de un mayor trabajo oficial con más políticas sociales que de vigilancia.

"Si lo que más temor da es sufrir un robo violento y se asocia al robo con la necesidad del otro, y se piensa que el consumo de drogas o alcohol predisponen a cometer delitos, es lógico que eso produzca temor. Las respuestas pueden ir desde lo urbanístico hasta la percepción de lo policial, pasando por un mejor conocimiento de los otros, porque se teme lo que no se conoce [no sólo a los grupos de jóvenes que se juntan a conversar y tomar]. De hecho, la opinión predominante sobre la forma de prevenir el delito tiene que ver con políticas sociales y mucho menos con medidas de control", explicó a LA NACION Martín Appiolaza, especialista en seguridad ciudadana y director de Prevención, Participación Ciudadana y Derechos Humanos de la Municipalidad de Godoy Cruz.

La encuesta de victimización se realizó a partir de 1500 entrevistas. Uno de los datos que más se resaltó fue el de la "cifra negra" de delitos: más del 63% no se denuncian.

Más del 70% de los entrevistados dijo creer que será víctima de la delincuencia en los próximos 12 meses. El 23% afirmó que en el último año fue víctima de algún tipo de delito (la encuesta nacional dio, en este ítem, 27,5%), mientras que un 16% de las personas señalaron que sus hogares fueron violentados. La gran mayoría manifestó tener confianza en la Gendarmería, pero poca en los jueces y los policías provinciales.

"Necesitamos que la cifra «negra» sea «blanca» y que ésta sea más baja, producto de que el Estado, la policía, el Sistema Penitenciario, el Poder Judicial y el Ministerio Público Fiscal seamos mucho más eficientes a la hora de combatir el delito. Los dirigentes debemos hacer escuela y los distintos actores sociales también deben hacer lo suyo", expresó el gobernador, Alfredo Cornejo.

Según explicaron desde la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas de Mendoza (DEIE), el trabajo se efectuó en los seis departamentos del área metropolitana del Gran Mendoza, donde se concentra el 75% de los delitos registrados por las fiscalías en toda la provincia.

"Mendoza tendrá mejor información para definir y evaluar políticas públicas de seguridad. [La encuesta de victimización] es una herramienta complementaria a las estadísticas judiciales. Juntas cubren mejor la información sobre violencia y delito y ayudan a entender qué causa temor a los ciudadanos", concluyó Appiolaza.

Dos "mulas" con 7 kilos de cocaína en Tucumán

La Gendarmería detuvo en el peaje "Molle Yaco", de la ruta9, a una boliviana que viajaba con su hijo de nueve meses en un ómnibus desde La Quiaca hacia Buenos Aires. Le encontraron cápsulas de droga entre sus pertenencias y en los pañales del bebe; también admitió que había ingerido algunas cápsulas "cargadas". En total le secuestraron 765 gramos de cocaína. En otro procedimiento en ese mismo peaje, una mendocina que viajaba en un colectivo desde Salvador Mazza hacia San Miguel de Tucumán se negó a que le revisaran el bolso de mano porque llevaba "ropa sucia"; escondidos iban 6 kilos de droga.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas