Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Mendoza: un cura pide "levantarse en armas" por estar en contra de las políticas de educación sexual

El sacerdote considera . ¿Eso es educación sexual? Eso es una ofensa a Dios", dijo el sacerdote

SEGUIR
PARA LA NACION
Lunes 10 de julio de 2017 • 03:33
El sacerdote Jorge "Pato" Gómez
El sacerdote Jorge "Pato" Gómez.

La polémica por temas religiosos y sexuales volvió a estallar en Mendoza. Esta vez, el reconocido sacerdote Jorge "Pato" Gómez reabrió la controversia al cuestionar las políticas de educación sexual que se imparten en la provincia, con un fuerte mensaje: "Hay que levantarse en armas".

Así las cosas, durante una homilía en Malargüe, en el sur provincial, el cura, con un importante historial contra la postura del Gobierno en la materia, se encargó de repudiar lo ocurrido la semana pasada durante un taller de salud sexual y reproductiva de la cartera educativa en esa ciudad. El malestar del religioso se debe a una capacitación que realizó el Ministerio de Salud para estudiantes secundarios, quienes tuvieron a su alcance, por ejemplo, tips y sugerencias sobre cómo se debe utilizar un preservativo.

Ante esto, el sacerdote estalló en ira y lo dejó en evidencia durante la misa. "Todos los secundarios de nuestras escuelas estuvieron allí, poniéndole a un pene de madera un preservativo. ¿Eso es educación sexual? Eso es una ofensa a Dios. Y tenemos que levantarnos en armas para defender a nuestras familias", exclamó el padre Pato.

Años atrás, una de las frases más polémicas y que causaron indignación en buena parte de la sociedad fue cuando espetó: "Violar la fe es 10.000 veces peor que la violación de una hija". Asimismo, el cura Pato, de la congregación del Verbo Encarnado, se hizo famoso en todo el país cuando censuró a un grupo humorístico durante la Fiesta Nacional del Chivo, ya que los artistas estaban vestido con atuendos religiosos para un representación sobre "educación sexual moderna".

También se lo recuerda por su opinión en casos de abusos sexuales cometidos por sacerdotes, cuando aseguró que el religioso que viola a un menor "no debe ser juzgado por la ley de los hombres sino por la Iglesia, y puesto en penitencia".

La polémica que estalló en las últimas horas, tras los talleres de salud reproductiva, se da además en una provincia que todavía no sale del asombro por los casos de abusos sexuales de curas del instituto Antonio Próvolo contra chicos sordos. Son más de 25 las denuncias que investiga la Justicia y que tienen tras las rejas no sólo a dos curas y a una monja, sino a personal del establecimiento, quienes deberán esperar ahora el juicio en su contra.

Te puede interesar