Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Volvieron Pavone y Lugüercio: Estudiantes toca la fibra íntima con los ídolos que desafían la edad

Sumó a los dos delanteros que jugaron la final del Apertura 2006; siguen Braña (38) y Desábato (38); podrían volver la Gata Fernández (33) y Farías (37)

SEGUIR
PARA LA NACION
Martes 11 de julio de 2017
Mariano Pavone regresó al club en el que fue campeón en 2006
Mariano Pavone regresó al club en el que fue campeón en 2006. Foto: Gentileza Diario Hoy
0

LA PLATA.- Mariano Andújar; Marcos Angeleri, Fernando Ortiz, Agustín Alayes, Pablo Álvarez; José Sosa, Rodrigo Braña, Juan Sebastián Verón, Diego Galván; Pablo Lugüercio y Mariano Pavone. Así formó Estudiantes contra Boca en el desempate del Apertura 2006 y lo curioso es que, 11 años después, tendrá a cuatro de esos jugadores en el plantel que comanda Gustavo Matosas : Andújar, Braña, Lugüercio y Pavone. Podrían haber sido cinco, pero la llegada de Álvarez se frustró cuando parecía un hecho.

Ellos no son los únicos con pasado glorioso en el Pincha. Leandro Desábato, campeón en 2009 y 2010, seguirá al menos hasta diciembre. El que completa el combo de referentes identificados con la institución es Israel Damonte, quien tiene títulos en su carrera aunque no con el León. Y todavía puede haber más apellidos de la casa, ya que por estas horas se mantienen gestiones para los regresos de Gastón Fernández y de Ernesto Farías.

¿Qué busca la comisión directiva con estos referentes? Introducir experiencia y sentido de pertenencia a un plantel que tiene una base importante de jugadores que no superan los 21 años: Juan Foyth, Nicolás Bazzana, Santiago Ascacibar, Bautista Cascini, Iván Gómez, Lucas Rodríguez, Bautista Cejas, Elías Umeres y Facundo Quintana, entre otros.

"Espero que esta etapa en el club sea igual o más exitosa que la primera"
Mariano Pavone

Compartilo

A Estudiantes le faltan futbolistas de edades intermedias, de eso no hay dudas. Tiene pocos que se encuentren entre los 23 y los 29 años. Se sumó Gastón Campi (26) y continúa Facundo Sánchez (27), pero se despidieron Juan Cavallaro (23), Augusto Solari (25) y Matías Aguirregaray (28). A Verón, presidente del club platense, no le preocupa. "Algunos creen que los que se sumaron ya están grandes, pero lo que hay que analizar es cómo se encuentran futbolísticamente. Como están bien, la edad no me parece un freno. Yo, por ejemplo, a los 34 años gané la Copa Libertadores", le dijo la Brujita a La Nación, y agregó: "Son jugadores con experiencia que están muy identificados con el club, y sirven como guía y referencia para los más chicos. Las cuestiones de campo las decide el DT, pero considero que son importantes para el grupo".

Verón, sin mencionarlos, hace referencia a Pavone y Lugüercio, ambos de 35 años. El Tanque viene de convertir 13 tantos en 26 partidos en Vélez (cuarto en la tabla de goleadores), en tanto que el Payaso no hizo goles para Aldosivi en la última temporada, aunque jugó la mayoría de los encuentros como mediocampista.

"Están muy identificados con el club y sirven como guía para los más chicos"
Juan Sebastián Verón

Compartilo

Más allá de sus presentes, ambos vuelven por lo que hicieron en Estudiantes en el pasado. Formaban una sociedad de ataque en las inferiores, se consagraron campeones juntos en Primera y se fueron del Pincha con un año de diferencia. Cada uno, sin embargo, forjó su propia historia. Pavone fue goleador del Clausura 2005, fue una de las piezas fundamentales en el título de 2006 (11 goles, incluido el decisivo ante Boca) y en total marcó 57 tantos. Lugüercio, con menos protagonismo, aportó 17 gritos; uno de ellos dejó una huella: en la Copa Libertadores 2006 convirtió en el último minuto para que el Pincha venciera 4-3 a Sporting Cristal, luego de ir 0-3.

"Siempre supe que iba a volver. Llego después de un semestre bárbaro en lo personal y espero que esta etapa en el club sea igual o más exitosa que la primera. La entrega y el sacrificio van a estar, pero además espero hacer goles", aseguró Pavone. Lugüercio manifestó: "Regreso en el momento justo. Estoy con mucha expectativa y con ganas de hacer las cosas bien. En el juego cambié muchísimo: me fui siendo delantero y hoy me siento muy cómodo como volante, ya sea por la derecha, por la izquierda o como mediapunta".

Braña (38 años) es otro de los futbolistas de aquel equipo histórico que forman parte del plantel actual. Si bien no es un refuerzo porque ya estaba en la institución, parecía que el Chapu se despedía del Pincha y, finalmente, extendió su vínculo por una temporada más. El mediocampista central, de buen nivel en el último semestre, es uno de los dos únicos jugadores que eran titulares habituales en los últimos tres títulos de Estudiantes (el otro es Verón, claro).

Farías y la Gata Fernández

El caso que aún espera una definición es el de Ernesto Farías (37). A pesar de que el atacante pretende retornar al elenco albirrojo, la dirigencia todavía no tomó una determinación. El Tecla no obtuvo campeonatos con el Pincha, es cierto; sin embargo convirtió 95 goles en una época en la que luchaba por conservar la categoría. Esta novela, la misma que en varios mercados anteriores, aguarda por su desenlace. Farías acaba de desvincularse de América de Cali. A Colombia había llegado en 2015 y dejó una buena impresión. Incluso logró el ascenso a Primera en 2016. Otro delantero que brilló en el León (campeón en 2009 y 2010) y que podría reincorporarse es Gastón Fernández (33), aunque para eso el club platense le debe realizar una oferta formal a Gremio, de Brasil. Fuentes cercanas al club aseguran que si no fuera ahora, la Gata regresaría en el mercado de pases de enero próximo.

Mientras Matosas edifica su estructura, sin demasiado tiempo porque esta semana Estudiantes debutará en la Copa Sudamericana, la comisión mira hacia atrás e incorpora aquellos ídolos que trascendieron los tiempos.

El próximo desafío será la Copa Sudamericana

La presentación de Estudiantes en el segundo semestre será este jueves, en Bolivia, contra Nacional de Potosí, por los 16os. de final de la Copa Sudamericana. El equipo platense participa en el certamen tras haber quedado eliminado en la Copa Libertadores.

En Potosí, a 4090 metros sobre el nivel del mar

"La altura es un tema real, que influye, eso lo tuve en cuenta a la hora de armar el plantel. Hace falta obtener un buen resultado en el primer partido, porque de eso depende el segundo", expresó Matosas. El DT de Estudiantes incluirá a Juan Foyth, pese a que el defensor puede ser transferido al fútbol inglés.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas