Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Regatas-San Lorenzo, final de la Liga Nacional. La intimidad del escándalo en Corrientes: piñas, insultos y acusaciones de doping

En el entretiempo del juego hubo una pelea entre dos jugadores; luego el presidente del club correntino insultó a Julio Lamas y el entrenador de San Lorenzo acusó al equipo local de haber tenido un caso de doping en el partido anterior

SEGUIR
LA NACION
Martes 11 de julio de 2017 • 10:13
Julio Lamas, entrenador de San Lorenzo
Julio Lamas, entrenador de San Lorenzo.
0

CORRIENTES.- Se creía que podía levantar temperatura la final de la Liga Nacional, aunque de ninguna forma se podía pensar en semejante escándalo como el que ocurrió en el tercer juego de la definición del certamen entre Regatas y San Lorenzo. Todo comenzó a tomar temperatura dentro del campo con roces entre Paolo Quinteros y Penka Aguirre. Situaciones dentro de lo esperado, porque en el segundo encuentro ya se habían sacado algunas chispas. Ahora bien, lo que vino después, en el entretiempo y cuando finalizó el juego, tras el éxito de Regatas por 78-62 (ahora pierde 2-1), resultó tan increíble como complejo de explicar.

La tensión comenzó a crecer en el entretiempo, ya que camino a los vestuarios, según narraron algunos jugadores y miembros de la seguridad privada, Selem Safar le habría dado un codazo a Fabián Ramírez Barrios mientras iban caminando hacia los vestuarios. El jugador de Regatas se le puso cara a cara a Safar y le dio una piña en el mentón, que le provocó un corte. Incluso, el escolta del Ciclón no salió a jugar desde el arranque del segundo tiempo y cuando se sumó al banco de los suplentes tenía un apósito en el mentón.

Regatas descontó de local y quedó 1-2 en la serie final contra San Lorenzo
Regatas descontó de local y quedó 1-2 en la serie final contra San Lorenzo. Foto: Diario Corrientes Hoy

Ahora bien, ¿todo terminó allí? De ninguna manera. Si bien no se advirtieron problemas dentro del campo, todo se trasladó a los vestuarios, pero los protagonistas no fueron los jugadores, sino que quedaron en el centro de la escena el entrenador visitante, Julio Lamas, y el presidente de Regatas, Eduardo Tassano. Lamas dijo algo que disparó a Tassano y allí comenzó el escándalo. El presidente del equipo local pidió que detuvieran al técnico y el entrenador del Ciclón contraatacó: "Estás enojado porque te cuestioné el doping de un jugador de ustedes en el segundo juego". Esto generó automáticamente una nueva escenas de gritos, con Tassano desaforado, insultando a Lamas.

Ante ese giro, comenzaron las consultas acerca de la acusación del DT de San Lorenzo sobre un supuesto doping de un jugador de Regatas, pero no hubo precisiones. Incluso, la AdC adujo no tener conocimiento de un caso, ya que los análisis de orina para el antidoping los colecta la ONAD (Organización Nacional Antidóping), que se encarga de enviarlos a un laboratorio de París: los resultados demoran aproximadamente unos 20 días en conocerse.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas