Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Después de ocho días de competencia bajo el sol, la lluvia llegó a Wimbledon y se desplegó el techo del court central

La jornada se vio alterada por el clima por primera vez desde que comenzó la competencia

SEGUIR
LA NACION
Martes 11 de julio de 2017 • 11:18
El techo cerrado en la cancha central de Wimbledon por la lluvia
El techo cerrado en la cancha central de Wimbledon por la lluvia. Foto: AP
0

LONDRES.- Wimbledon está disfrutando climatológicamente de una de sus mejores versiones. Luego de una semana soleada y con altas temperaturas, que hasta provocó que el césped se "quemara" más rápido de lo normal, la lluvia se derramó sobre el All England recién en el octavo día de competencia. De esta manera, se desplegó el techo en el court central y varios partidos programados en las canchas periféricas fueron interrumpidos.

El primer "beneficiado" por la utilización del techo retráctil de la Catedral fue el serbio Novak Djokovic , que superó al francés Adrian Mannarino por 6-2, 7-6 (7-5) y 6-4, en un match que había quedado pendiente de ayer por la falta de luz natural.

Foto: Reuters

Diez minutos, como máximo, es lo que demora en cerrarse el techo retráctil del court central. El refugio que encuentra los privilegiados de jugar en la cancha más importante tiene un peso total de 3000 toneladas. Asimismo, 30 minutos es el tiempo que los jugadores deben esperar para la reanudación del partido en la cancha después de que se cierre el techo (existe un sistema de aire de control de la humedad y se necesita ese tiempo para crear buenas condiciones en el ambiente). Claro que Djokovic y Mannarino no tuvieron que tolerar esa demora ya que el techo fue cerrado un buen tiempo antes del comienzo.

El techo en el estadio central se utilizó por primera vez en 2009, en un match entre el británico Andy Murray y el suizo Stan Wawrinka, por los octavos de final. Wimbledon ya comenzó la construcción de una cobertura en el court número 1, el segundo más valioso. Las obras estarán terminadas para el torneo de 2019. En un torneo que habitualmente padece las malas condiciones climáticas y que suele tener numerosas interrupciones, la primera importante se produjo hoy. El lunes 3, primer día de competencia, una tenue llovizna había generado una breve interrupción de diez minutos.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas