Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Supervivencia: las claves para evitar un final abrupto en la carrera ejecutiva

Desafíos - Hora de cambiar: los avances tecnológicos hacen que prácticamente todas las profesiones deban replantearse hacia dónde van y cuál será su futuro

Miércoles 12 de julio de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0

Los cambios tecnológicos y digitales están haciendo temblar a muchas personas. Nadie sabe bien qué va a suceder y cuándo, pero muchos profesionales están vislumbrando que sus carreras van a cambiar.

Es común escuchar a muchos profesionales que dicen "a mí no me va a tocar, esto queda para la siguiente generación". Error, los cambios en las carreras están generando transformaciones y, de no adaptarse, dejará gente fuera del mercado laboral. ¿Qué habrá que tener en cuenta para no desaparecer del mercado laboral?

Pensar en procesos y no en áreas: los profesionales están acostumbrados a cambios de estructura: funcionales, matriciales, divisionales, unidades de negocios, entre otras. Sin embargo, luego de probar muchas formas de organización, las empresas están poniendo foco en los procesos, tratando de romper las áreas. Esto genera una visión más estratégica de los negocios y, por otra parte, se rompen los silos organizacionales que tanto daño hacen a la rápida toma de decisiones. Pensar en procesos permite al ejecutivo tener una mirada global y meterse en temas que le están vedados cuando el foco es el área funcional.

Ser líder de nadie: ¿cuál es tu título? "Senior Marketing Leader Region South Cone." ¿Cuánta gente tenés a cargo? "Ninguna." Por mucho tiempo, el tener gente a cargo era símbolo de haber sido promovido a posiciones de liderazgo. En la carrera directiva actual, el desarrollo profesional muchas veces pasa por salir del negocio que se tiene a cargo para liderar un tema, pero sin nadie a cargo. El desafío es enorme: manejar un proceso, probablemente tener varios reportes a quien satisfacer, sin gente a cargo, pero todos esperan que se generen resultados. Es fundamental adquirir experiencia en trabajo en red y trabajo virtual. Hoy, el desarrollo de carreras puede tener movimientos ascendentes o laterales, y requiere competencias para adaptarse al desafío que presenta la compañía y seguir desarrollándose.

Big data o no entender dónde se está parado: el poder del big data afecta todas las áreas de la organización. Tradicionalmente se viene aplicando estos sistemas de big data y data analitics en el diseño de estrategias comerciales, de marketing y ventas, o en sectores como la banca. Sin embargo están siendo también herramientas muy importantes a la hora de contratar y gestionar personas, como concluye un estudio de Workday: un 96% de los directores de RR.HH. considera que el big data permitirá avanzar para "predecir tendencias y lo que pasará en el futuro". Esto hace que una competencia cada vez más importante a nivel profesional sea el conocimiento de estas herramientas y la aplicación específica en el área o proceso donde uno esté trabajando.

¿Especialista o generalista?: muchos profesionales se preguntan si en el futuro es mejor ser generalista o especialista. Para Lynda Gratton el futuro pasa por la especialización. "Ser un generalista, desde mi punto de vista, es poco sabio. Tu mayor competidor es Wikipedia o Google", comenta Gratton.

La importancia de ser especialista o tener algún tipo de especialización es crucial en el contexto en el que estamos. Puede ser una competencia o una habilidad; puede implicar profundidad de conocimientos, o una red de conexiones y networks aceitada y específica. ¿Desaparecen los generalistas? No. Pero deben tener en cuenta que el camino profesional va a estar cada vez más signado por el conocimiento o la capacidad específica.

Cuidado con la rotación: las nuevas generaciones tienden a rotar más de empresas y las compañías luchan por retener a gente que quiere irse a probar nuevas experiencias. Los nuevos estudios sobre tendencias de carrera son consistentes en visualizar la mayor rotación y cambio de los profesionales en el futuro. Cambiar de trabajo es bueno al inicio de la carrera profesional. Sin embargo, muchos cambios pueden tener dos consecuencias indeseadas: primero, cambiar con mucha frecuencia a partir de cierto momento puede ser considerado prostitución profesional y organizacional. La segunda consecuencia es que hay una necesidad en algún punto de la carrera profesional de conocer el sector o la industria para aquellos que quieren ser considerados para tareas directivas de mayor relevancia.

Los desafíos profesionales para los directivos actuales y futuros son enormes. La sustentabilidad de la carrera está en poder adaptarse a la rapidez del mercado y el cambio.

Adaptación o muerte

Consejos para no sucumbir ante los cambios tecnológicos

Mirada estratégica: la división por áreas de las organizaciones está siendo reemplazada por una concepción más global que pone el énfasis en los procesos

Especialización: desarrollar una competencia o habilidad en un tema específico es cada vez más importante ante el retroceso de los ejecutivos generalistas

Trabajo en red: el organigrama ultrajerarquizado pierde valor ante el avance de propuestas como el trabajo virtual o los proyectos en red

El autor es PhD y profesor de la UTDT

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas