Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La otra liga de las startups: cómo emprender sin pisar Buenos Aires

De Tucumán a Chubut, pasando por Mendoza, Neuquén y Córdoba, en el interior se multiplican los proyectos que prueban que es posible desarrollarse lejos del ecosistema porteño

SEGUIR
PARA LA NACION
Miércoles 12 de julio de 2017
0

Un paro de colectivos en Córdoba a principios de 2012 dejó a una ciudad de 1,3 millones de personas sin poder estudiar, trabajar o ir al médico y a un joven de 26 años con una idea innovadora para mejorar el sistema de transporte. "La gente no se mueve tan libremente, pensé, y entendí que la manera mas eficiente, saludable y compacta para hacerlo era una bicicleta", explicó a LA NACION Lucas Toledo, que hace un mes participó junto con otros 3000 emprendedores de todo el país de la Experiencia Endeavor en Córdoba. Lejos del ecosistema porteño y sin acceso a insumos básicos, Toledo se las arregló para construir un prototipo en seis meses con talento ciento por ciento cordobés. El proyecto lo llevó, junto con su equipo, a Nueva York y a California donde lanzaron una campaña en la plataforma de crowdfunding Kickstarter. Juntó un millón de dólares en preventa, con 400 bicis adquiridas antes de fabricarse. El MIT lo reconoció como uno de los 10 jóvenes más innovadores de 2016 y un premio de UPS le permitió el armado de la logística para comenzar a producir en China.

La historia de Toledo en el último tiempo dejó de ser una excepción. Hasta hace poco, si un producto argentino quería recorrer el mundo, primero debía pasar por Buenos Aires. Hoy, la economía del conocimiento y la tecnología digital permiten que no sea una condición necesaria, lo que no quita que emprender desde el interior no implique dificultades extra.

Para María Julia Bearzi, directora ejecutiva de Endeavor Argentina, existen dos tipos de barreras para lanzar un proyecto en el interior. "Por un lado están las barreras físicas, como la escasez de actores locales en el ámbito público, privado y educativo que fomenten la creación de empresas", explica la especialista, que también destaca la existencia de lo que define como "barreras mentales". "Pensar que todo pasa por las ciudades centrales termina desmotivando y por eso cuando uno recorre el interior cuesta encontrar emprendedores que piensen de manera global", señala Bearzi. Entre las ventajas, destaca que: "El emprendedor que sepa aprovechar las oportunidades de emprender en su comunidad, claramente será un jugador relevante en el mercado; tiene la posibilidad de ser un motor de cambio en la comunidad en la que opera. Cuando crece una compañía local puede generar un gran impacto: creando puestos de trabajo de calidad y oportunidades de capacitación y, por ende, desarrollo económico local y regional"

Sergio Postigo, profesor de la Universidad de San Andrés, con más de 25 años de experiencia en entrepreneurship, por su parte, explica que no todas son desventajas a la hora de iniciar un proyecto lejos de Buenos Aires. "Emprender desde el interior es un poco más complejo, se está lejos de los centros de toma de decisiones y es más difícil desarrollar las redes de contactos necesarias para iniciar un proyecto; además de la falta de mano de obra calificada y la ausencia de ejemplos como inspiración. pero también hay algunas ventajas: En comunidades chicas es más fácil relacionarse y aprovechar ventajas geográficas", explica.

Postigo además destaca que es necesario dejar de pensar en el interior como un bloque. "Muchas veces se comete el error de mirar al interior como un solo bloque cuando hay realidades muy distintas. No es lo mismo Córdoba, que cuenta con un ecosistema emprendedor muy desarrollado, que otra provincia en la que el empleo público constituye la principal fuente de trabajo y carece de una cultura emprendedora", concluyó el experto.

Belatrix

Rubro: desarrollo de tecnologías digitales

Ciudad de origen: Mendoza

Socios fundadores: Luis Robbio y sus dos hijos, Alejandro y Federico Robbio

Inicio de operaciones: 2003

Silicon Valley made in Mendoza

Luis Robbio y sus hijos Alejandro y Federico tenían una empresa de automatización y control hasta que explotó la crisis de 2001: "Se nos vino encima muy, muy, muy mal", recordó Luis en conversación telefónica a LA NACION. "Resurgimos como el ave Fénix, pero esta vez no queríamos estar atados al mercado argentino", señaló.

Luis Robbio
Luis Robbio.

"En nuestro negocio es prácticamente indiferente en que punto del país nos ubicamos porque nuestros clientes están enfocados enlos Estados Unidos. Al principio tuvimos una pequeña ventaja comparado con Buenos Aires porque los sueldos eran más bajos, pero rápidamente se niveló" explicó el emprendedor.

Desembarco porteño: Finalmente se instalaron en la capital porque buscaban escalabilidad. "Hay clientes que requieren de 30 ingenieros y el mercado de IT en Mendoza está saturado. Los clientes son ansiosos, quieren arrancar mañana y yo les digo 'no tengo un freezer de ingenieros listos'", comentó Robbio.

Varias oficinas, cero trabajo remoto: Si bien en la industria tecnológica el teletrabajo es muy habitual, en Belatrix no sucede. Hoy sus productos están distribuidos en Mendoza, Perú, Buenos Aires y recientemente se instalaron en Colombia, donde ya tienen a 15 personas trabajando ahí.

Planeamiento casual: "Somos mendocinos, y lo natural era empezar por acá. No fue una decisión estratégica, no teníamos la iniciativa ni la posibilidad de ir a otro lado", dijo Robbio. Tampoco vieron la necesidad de estar en Buenos Aires hasta que fueron muy grandes y resultó más importante ser ágiles.

Recilcarg

Rubro: reciclaje de materiales tecnológicos

Ciudad de origen: Guaymallén, Mendoza

Socios: Andrea y Farid Nallim. Son hermanos, socios y fundadores

Inicio de operaciones: 2010

Los desechos de unos son negocios de otros

Desde su nombre queda claro que se trata de una empresa con intención de cuidar el medio ambiente. Desde hace cuatro años tienen la certificación ecológica de empresa B. El año pasado lograron facturar por encima de los $ 600.000 con un modelo de economía circular.

Andrea Nallim
Andrea Nallim.

¿Qué hacen con la basura? Separan materiales para el reciclaje de aparatos electrónicos como televisores, computadoras o escáneres.

Además, tienen una unidad de reutilización, donde rearman máquinas que venden a la base de la pirámide. Finalmente, tienen una unidad de diseño sustentable con productos de librería, bijouterie y juegos para chicos.

Ecología cercana: "Mendoza tiene una consciencia ecológica que otras provincias no tienen, que viene de hace siglos por las raíces de los indios Huarpes; la ciudad tiene acequias para regar, que ayudó mucho a nuestro negocio. De todas maneras trabajamos para aumentar la educación ambiental", explicó Nallim.

Falta de escala: los residuos electrónicos suelen estar más concentrados en las zonas urbanas. "En nuestra población de 1.8 millones de personas cuesta más recolectar los desechos de lo que sería en una ciudad más grande como Buenos aires", dijo la emprendedora.

Reconocimiento internacional: Por su impacto positivo en el medio ambiente la ONU les dio un premio que los identifica como "emprendedores verdes"

Tierra de oportunidades y dificultades: "Cuando dicen que Dios atiende en Buenos Aires, ¡es verdad! Las posibilidades para arrancar un negocio son mucho mejores en la Capital", reconoció.

Chaura

Rubro: cerveza artesanal

Ciudad de origen: El Hoyo (Chubut)

Inicio de operaciones: 2011

Producción: 6000 litros mensuales

Estudios: licenciado Comunicación (UBA)

La cerveza artesanal que llegó desde El Hoyo

En 2011, Francisco Huisman instaló en la chacra familiar un galpón que acondicionó como fábrica de cerveza. Hoy, con su marca Chaura, la cerveza se vende en la región de la Comarca Andina (El Bolsón, Lago Pueblo, Epuyén y El Hoyo) y también llegó a Bariloche, San Martín y Villa La Angostura. Chaura refiere a una fruta de montaña que calma la sed del caminante y hay variedades negras, rojas y rubias, como originalmente ofrecía la marca de cervezas artesanal.

Francisco Huisman
Francisco Huisman.

"Nos conviene toda la vida vender cerveza tirada en la región que embotellarla y distribuirla en el resto del país", explicó el emprendedor.

Recalculando el norte: Huisman asegura que cuando vendía en bares en Buenos Aires "le iba bien" pero para mantener la súper demanda necesitaba una logística más aceitada. El transporte de las cervezas tardaba una semana y a Puerto Madryn cerca de 15 días, además de que es un producto sensible a factores climáticos y al tiempo.

"Es interesante vender en Buenos Aires por la escala, pero el mercado local y cercano por el momento alcanza. El trastorno que puede suponer la logística hace que no valga la pena como meta."

Polo cervecero: a medida que la Comarca Andina se convierte en un polo cervecero los costos de la materia prima que se trae de Buenos Aires (como la malta y la levadura) son más razonables. "Si bien hay un boom cervecero los crecimientos son lentos", explicó Huisman y agregó que, en su opinión, no hay que dar grandes saltos porque si el producto no es bueno y querido por el público, termina siendo muy castigado.

Pura Frutta

Rubro: jugos de manzana

Ciudad de origen: Centenario (Neuquén)

Socios: Martín Carro y José Carlos Molestina

Inicio de operaciones: 2014

Inversión inicial: US$ 470.000

Manzanas: un negocio con mucho jugo

Martín Carro y José Carlos Molestina estaban viviendo en Río de Janeiro y no se conocían, pero como fanáticos de los jugos de fruta compartían una misma duda: por qué en la Argentina a pesar de ser un gran productor de frutas no había ninguna marca de jugos exprimido de manzana. De regreso en la Argentina decidieron cubrir este faltante con su propio proyecto y así nació Patagonia Beverage y su marca de jugos Pura Frutta. La inversión inicial fue de casi medio millón de dólares que se destino a la puesta en marcha de una planta de producción en Centenario, en pleno Alto Valle. Hoy, la empresa está elaborando 50.000 litros por mes y cerrará 2017 con ventas por US$ 900.000.

Martín Carro
Martín Carro.

Pros y contras de ser del interior: "Ser de Neuquén implica un desafío muy importante en materia de logística porque los costos para trasladar al producto hasta Buenos Aires son altísimos. Pero por otro lado estamos convencidos de que no se puede hacer un buen jugo de manzana si no estás en el Alto Valle. Además al ser de Neuquén tenemos mucho apoyo de la provincia, algo que sería difícil de lograr en una plaza más grande como Buenos Aires. Y a todo se suma que la marca Patagonia es muy positivo y el origen te juega a favor", explica Carro.

La crisis como oportunidad: "Cuando comenzamos con el proyecto el sector del Alto Valle ya se encontraba en crisis, pero en nuestro caso no nos beneficiamos de tener acceso a una materia prima más barata. Para la elaboración de nuestros jugos utilizamos todas manzanas premium y estamos pagando la fruta el doble que los productores de jugos concentrados".

Higos Felices

Rubro: vinagre de higos

Origen: San Miguel de Tucumán (a 20 km)

Inicio de operaciones: 2007

Estudios: ingeniero mecánico

Inversión inicial: $ 20.000

Vinagre desde la capital del limón

Después de 25 años de carrera como ejecutivo de cuentas en multinacionales, un día Rodolfo Lescano se quedó sin trabajo y se vio obligado a emprender. Había adquirido una tierra, cuatro hectáreas por US$ 6500 para irse a vivir con la familia, pero decidió utilizarla para la explotación comercial. Por una recomendación, plantó 1800 plantas de higos, "es una fruta rara y rica", pensó en su momento. Intentó vender la fruta fresca, que se cosecha en verano y fracasó: "No queda ni el loro por acá. Hacen 40 grados todos los días", dijo.

Rodolfo Lescano
Rodolfo Lescano.

Accidente con suerte: su primer intento de macerar y hacer vinagre con los higos fue un fracaso tan grande que abandonó el proyecto por un año. "Cuando estaba por tirarlo me doy cuenta de que estaba buenisimo", contó.

Ningún profeta en su tierra: "Tengo necesidad de vender en Buenos Aires, porque si bien doña Rosa de Tucumán me compra, compito contra el limón y acá le ponen limón hasta al guiso", dijo. Además añadió que: "Le vendía a un mayorista, que le vendía a un minorista y una botellita terminaba en el barrio chino a $ 200, cuando yo la vendo a $ 75. Pero ahora voy a empezar a vender por MercadoLibre

Viaje gourmet: En 2009 lo invitaron a una feria en Madrid de chefs profesionales, donde llevó higos en almíbar y vinagre de higo. "Todos me decían que parecían peras por el tamaño: «No puede ser hombre». Ahí me agrando y digo que son grandes porque son felices.

Más allá de Buenos Aires: Piensa exportar porque es más reconocido y valorado por sus propiedades nutricionales en el exterior.

Gi Fly Bike

Rubro: Movilidad y tecnología

Ciudad de origen: proyecto de Córdoba

Socios: Eric Sevillia (director financiero) y Agustín Augustinoy (director creativo)

Vuelta al mundo con una bicicleta eléctrica

Cuando el paro de transportes en Córdoba dejó a la ciudad inmovilizada, Lucas Toledo se sintió preso del sistema. "La gente no se mueve tan libremente, pensé, y me puse a investigar la problemática de transporte en ciudades congestionadas. Descubrí que la respuesta más eficiente, saludable, ecológica y compacta de moverse es, simplemente, una bicicleta", dijo. Y agregó que había espacio para crecer porque la herramienta no se actualiza desde su creación hace 200 años. Augustinoy y Sevillia, además de complementar sus habilidades, eran amigos antes de asociarse.

Lucas Toledo
Lucas Toledo.

Primeros pasos: obtuvieron un subsidio del ministerio de Ciencia y Tecnología de la nación de $ 140.000 y un premio de $ 50.000 por innovación de la provincia de Córdoba.

Talento local: el primer prototipo se armó con talento 100% cordobés; aún con todas las dificultades de conseguir los insumos necesarios.

Fondeo en dólares de muchos bolsillos: "Llegamos sin un centavo a la primer campaña de Kickstarter, una plataforma de crowdfunding, estábamos crocantes de secos", recordó Toledo. Después de utilizar el sistema para validar el producto, (eligieron un objetivo ridículo y aún así mucha gente lo quería) volvieron a intentar. Con una meta de recaudación de US$ 75.000 completaron los pedidos en menos de cinco horas. Juntaron un millón de dólares en preventa, con 400 bicis adquiridas antes de fabricarse. El MIT lo reconoció como uno de los 10 jóvenes más innovadores de 2016 y un premio de UPS le permitió el armado de la logística para exportar a 44 países.

Universidad Siglo 21

Rubro: Educación

Ciudad de origen: Córdoba

Inicio de operaciones: 1995

Cantidad de alumnos: 60.000

Facturación en 2016: $ 1145,1 millones

La educación es menos presencial y más inclusiva

Hace 22 años, Juan Carlos Rabbat fundó la universidad privada más grande del país desde la ciudad de Córdoba. El campus central fue diseñado por el arquitecto César Pelli y está ubicado enfrente al aeropuerto de la Ciudad de Córdoba, la misma que cuenta con la universidad pública más antigua del país. "Soy un emprendedor de la educación. El objetivo es formar líderes con una educación de calidad y que al mismo tiempo sea laica, inclusiva, trascendente y democrática", expresó.

Juan Carlos Rabbat
Juan Carlos Rabbat.

Además, agregó que la educación superior siempre estuvo ligada a las cuestiones de elite por la restricción que surge de tener a los mejores profesores enseñando a un número acotado de alumnos.

Educación viral: de los 60.000 alumnos que tiene la Universidad sólo 8000 son presenciales. "Internet cambió todo. Puedo tener al mejor profesor del mundo grabado en YouTube, reproducido miles de veces, en cada rincón del país. Si como país queremos progresar, expandir la universidad es la única manera", dijo.

Para todos: en todo momento, Rabbat, que es licenciado en química, es consciente del amplio nivel socioeconómico de los alumnos de la Siglo 21: "Le enseñamos a alumnos cuyas casas no tienen pisos", señaló. Para poder expandir la universidad, los costos del estudio son fundamentales. "La educación es verdaderamente inclusiva cuando la gente no tiene que pagar extra por el alojamiento y el transporte".

Alumnado diverso: el promedio de edad del alumnado es de 24 años, pero se acercan personas que han tenido otros intentos de finalizar sus estudios.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas