Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La Ciudad busca bajar el déficit habitacional con nuevos créditos para familias de clase media

Renovó el plan Primera Casa, con una menor tasa de interés y una línea UVA; también se asoció a un plan Procrear; avanzan obras en villas

Miércoles 12 de julio de 2017
0

Con una línea de créditos hipotecarios mejorada y ejecutada a través del Instituto de la Vivienda de la Ciudad (IVC), el fortalecimiento de los planes Procrear y la instrumentación de fideicomisos, el gobierno porteño pretende bajar el déficit habitacional que padecen los vecinos de barrios marginales y una porción de la población de clase media.

Hacia ese segmento apunta ahora la ayuda del IVC, que hasta ahora había concentrado sus proyectos en villas y módulos habitacionales. La intención es empezar a brindar soluciones a las 130.000 familias que padecen deficiencia habitacional, el 11% del total de la ciudad. La previsión para este año es alcanzar al menos 43.000 soluciones; 11.000 llegarían por medio de los créditos y el resto, con las obras que ya están en ejecución en diferentes asentamientos de la Capital.

El objetivo del plan Procrear destinado a porteños es alcanzar a 7000 familias inquilinas para que puedan comprar su casa propia, con un valor máximo de $ 2.000.000. El IVC otorgará un subsidio extra de $ 50.000 para gastos de escrituración, además del beneficio ya otorgado por el gobierno nacional que puede ser de $ 200.000, $ 300.000 o $ 400.000 según el valor de la propiedad. Ambos conceptos son bonificados. Las cuotas iniciales van de $ 2038 a $ 6515. Como requisito, los ingresos del grupo familiar deben ser de entre $ 17.000 (dos sueldos mínimos) y $ 26.000, según el monto solicitado.

La segunda variante es el plan Primera Casa, lanzado originalmente en 2013. Desde hoy, los interesados podrán acceder a una versión mejorada, con una menor tasa fija, y a una segunda línea ajustada por la Unidad de Valor Adquisitivo (UVA); se trata de un coeficiente que actualiza el capital y las cuotas del crédito hipotecario -que no pueden superar el 25% del salario- a la inflación.

Los créditos UVA, a 20 años, prevén una tasa del UVA más el 4,99% para viviendas de hasta $ 2.000.000. En este modelo, el beneficiario debe aportar el 22% del valor total de la propiedad. Para el monto máximo, se calcula una cuota inicial de $ 8400 (para calificar, los ingresos de la familia deben ser de entre $ 17.000 y $34.000).

Mientras que los créditos de tasa fija, a 30 años, cuentan con un interés del 17% anual (antes era el 19%) y el cliente tiene que aportar el 15% del valor de la propiedad, también de $ 2.000.000 como techo. Los ingresos familiares exigidos, según el monto solicitado, varían entre $ 31.000 y $62.000. Ambos créditos contarán con un subsidio de $ 30.000 para gastos de escritura.

Tanto para Procrear como para el plan Primera Casa, las familias interesadas podrán realizar consultas en la web vivienda.buenosaires.gob.ar. Allí encontrarán la información necesaria y tendrán la posibilidad de acceder a un simulador para calcular cuánto dinero podrían recibir sobre la base de sus ingresos.

"Es la política de viviendas más ambiciosa destinada a la clase media en los últimos 40 años, tiempo en que no hubo cantidad ni calidad de soluciones. Será el crédito más barato del país gracias al trabajo en conjunto con la Nación, a través del Procrear, y del IVC", sintetizó el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Tercera variante

La opción del fideicomiso se está trabajando en forma articulada con gremios y otras asociaciones intermedias para beneficio de sus afiliados. Con un aporte de la Secretaría de la Vivienda de la Nación, créditos del Banco Ciudad y el ahorro de los vecinos, se entregan unidades habitacionales a un valor 25% por debajo de los precios actuales del mercado y con una cuota inicial de entre $ 8000 y $ 9000. Luz y Fuerza, por ejemplo, es uno de los nueve sindicatos asociados.

Medir la cantidad de hogares de clase media que sufren déficit habitacional es difícil, pero un dato sirve para establecer una aproximación: en lo que va del año hubo 19.000 inscripciones en el plan Procrear. El problema del acceso a la vivienda no sólo afecta a la Capital. En todo el país, al menos tres millones de viviendas tienen algún tipo de problema.

"Este año se ofrecerá más crédito de lo que se otorgó en los últimos 20 años, siempre hablando del sector público. Por eso es la política más ambiciosa", insistió el presidente del IVC, Juan Maquieyra. "Esto está pensado para aquella gente que gana más de dos salarios mínimos. Para aquellas más postergadas, que habitan en villas y asentamientos, el Estado está construyendo", agregó.

El funcionario recordó que el IVC está ejecutando obras en las villas 31, 20, 15 y Rodrigo Bueno; el Playón de Chacarita, el barrio Ramón Carrillo, Lamadrid y el camino de sirga junto al Riachuelo. Se prevé que el impacto total alcanzará a más de 30.000 familias.

Los alcances del proyecto

11.200

Beneficiarios

Son los que se prevé alcanzar con Procrear, Primera Vivienda y los fideicomisos.

50.000

Pesos

El IVC otorgará ese monto como subsidio para gastos de escrituración.

40.000

Soluciones

Se pretende abarcar entre los créditos para vivienda y las mejoras en villas.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas