Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Creciente temor de los inversores por las chances de Cristina en las elecciones

Ejecutivos del sistema financiero afirman que si se confirman sus posibilidades electorales, habrá una caída mayor en los bonos argentinos, que también se explica por la suba de las tasas internacionales

Miércoles 12 de julio de 2017 • 12:51
SEGUIR
LA NACION
0
Foto: Archivo / Fabián Marelli

Las chances de la ex presidenta Cristina Kirchner en las próximas elecciones legislativas comenzaron a generar una fuerte preocupación entre los inversores financieros, que prevén una importante venta de los bonos argentinos si el Gobierno no recibe un respaldo en estos comicios.

Ejecutivos y analistas de bancos de inversión indicaron a LA NACION desde Nueva York y Buenos Aires que en algunos clientes tienen "pánico" por la posibilidad de que la ex presidenta gane las elecciones a senadora en la provincia de Buenos Aires.

A este factor local se le suma la decisión conjunta de la Reserva Federal de los Estados Unidos y el Banco Central Europeo de subir las tasas de interés, que marcó el fin de la euforia de los primeros meses del año en los mercados.

Un informe del banco Credit Suisse difundido hoy indica que "hay varias razones plausibles para la mala performance de la Argentina: las ventas globales en tasas y monedas coincidió con la candidatura de Cristina Kirchner en las elecciones legislativas de octubre y la postergación de la reclasificación de la Argentina como mercado emergente por parte de Morgan Stanley". Para Credit Suisse, "estas ventas ofrecen una buena entrada para los bonos denominados en pesos".

Daniel Chodos, jefe de estrategia soberana de la entidad para la región indicó desde Nueva York que "el tema de las elecciones entró, en las últimas semanas, en el foco de los inversores, aunque por la suba de tasas afuera hubo venta en todos los mercados emergentes".

"Frente a otros activos, la Argentina en crédito y en moneda tuvo el peor resultado desde el 26 de junio frente al resto de la región. Lo único que anduvo relativamente bien fueron los bonos en moneda local, porque el carry trade sigue siendo muy atractivo en moneda local, con las tasas altas", explicó.

"Los inversores no vendieron los bonos pero se cubrieron con el tipo de cambio y eso exacerbó el efecto sobre el dólar. Además, las primeras encuestas generan ansiedad y esto es un adelanto de lo que puede llegar a pasar si Cristina saca más del 30 por ciento de los votos", aclaró.

Javier Timerman, director de Adcap, dijo que la caída del precio de los bonos argentinos puede acelerarse por el factor Cristina. "En un principio sí, al mercado en general no le gusta el 'riesgo CFK' y es probable que veamos venta", afirmó. Y añadió: "Dependiendo del margen a favor de Cristina Kirchner; si no es muy grande, y su victoria termina de dividir al peronismo de cara a 2019, la segunda derivada de eso va a ser una nueva ronda de compra aprovechando la corrección".

De inmediato, explicó: "Luego del efecto Trump, Brexit y las elecciones en Gran Bretaña , los mercados son más cautos a los riesgos electorales".

Gustavo Cañonero, director de Grupo SBS en Argentina, dijo que "lo de Cristina no ayuda, pero hubo un cambio de expectativas a nivel global por la suba de las tasas por parte de los bancos centrales y las duda sobre si la Fed [Reserva Federal de los EE.UU.] comenzará a revertir la expansión cuantitativa". Y le puso números a la cuestión: "Diría que es un 70% de ruido de afuera y un 30% por la cuestión electoral. Si a ella le va bien en las elecciones, este ruido va a aumentar, porque va a meter ruido en la política al reflejar un castigo importante al Gobierno, aunque no tenga chances de volver a gobernar en 2019". De todos modos, admitió que "el Gobierno mucho no puede hacer, porque todo lo que intente avanzar para conformar a los inversores, le puede jugar en contra en términos electorales".

Un trader de un fondo de inversión convalidó desde Nueva York este diagnóstico: "Los fondos más agresivos van a vender para comprar más barato y los más grandes van a bajar un poco su exposición a ver si le va bien a Cristina Kirchner". De todos modos, indicó que "no hay clima de pánico porque no hay escenario de default". En cualquier caso, aclaró, "el mayor miedo es por la suba de las tasas afuera y la reducción de compra de bonos por parte de la Fed, porque eso encarecerá al dólar".

En cambio, otro analista indicó desde Manhattan que "no hay tanto foco en la Argentina como para seguirle el pulso a las elecciones; viendo los precios de los bonos lo que está pasando es lo mismo en mercados emergentes en general, aunque como la Argentina sufre los movimientos del mercado en forma amplificada, sobre todo en los bonos de larga duración".

"El principal riesgo del gradualismo fiscal es que en algún momento se dificulte y encarezca el financiamiento externo", concluyó.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas