Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Tecnologías que sirven para optimizar el comercio global

Jueves 13 de julio de 2017
0

El peso del comercio exterior en las economías latinoamericanas es muy significativo, por lo que incrementar su competitividad es fundamental para el desarrollo económico. Una de las claves para ello radica en un excelente desempeño logístico en costos, plazos, procesos e infraestructuras.

Los costos de transporte en América latina y el Caribe son entre el doble y el cuádruple que en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), llegando a representar hasta un tercio del valor final de los productos en el caso de grandes compañías y casi el doble para las pequeñas empresas. Esto es perjudicial tanto para el consumidor final como para la competitividad de las economías.

Mejorar en esta faceta requiere una actuación integral. Según indica el BID, no se trata sólo de incrementar las inversiones en infraestructura, sino de buscar más eficiencia optimizando las operaciones portuarias y los procesos aduaneros, promoviendo la intermodalidad, el desarrollo de plataformas logísticas, la facilitación de regulaciones y una mejor coordinación entre los actores institucionales.

La aplicación generalizada de tecnologías de la información es esencial en la mejora de la eficiencia de la cadena logística-portuaria y de los procesos documentales asociados, incluidos los aduaneros.

En América latina y Caribe se ha avanzado en esta línea. La Alianza del Pacífico ha promovido que cada país miembro implemente una Ventanilla Única de Comercio Exterior (VUCE) que opera a nivel nacional e interopera entre los cuatro países.

Sustituir la entrega física

Este sistema sustituye la entrega de documentación física por la tramitación telemática reduciendo carga administrativa a las empresas y, lo que es más importante, costos y plazos en los procesos de importación y exportación.

En Centroamérica, la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (Sieca) promueve una plataforma digital única para el comercio entre los seis países de la región que ya ha dado resultados en forma de sistemas interoperables para, por ejemplo, el reconocimiento mutuo de autorizaciones.

Por su parte, la Argentina trata de recuperar el terreno perdido poniendo en marcha el régimen de Ventanilla Única de Comercio Exterior en el Ministerio de Producción. Los objetivos de la nueva unidad son tan ambiciosos como complejos de alcanzar.

En este complicado camino, la Argentina deberá fijarse en las grandes referencias internacionales. Sin duda, una de ellas es Japón, economía situada en el Top 10 del Logistics Performance Index, que realizó una fuerte apuesta por la tecnología, aunando esfuerzos públicos y privados en torno a la agencia Naccs hace ya cerca de 40 años.

En la actualidad, Naccs opera un sistema online que gestiona de manera integral la información logística y aduanera, al que se integran importadores, exportadores, carriers y freight forwarders.

El principal socio tecnológico de Naccs es la multinacional nipona NTT Data, quien opera en Latinoamérica a través de su participada Everis. Aplicando el aprendizaje proveniente de la experiencia japonesa, acompañamos a países como Chile en la implantación de su VUCE (denominada Sicex a partir de 2012) o a la Sieca en la plataforma de interoperabilidad centroamericana. Una experiencia a tener en cuenta.

El autor es director de Everis para la región América

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas