Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El empoderamiento, más ficción que realidad

SEGUIR
LA NACION
Domingo 16 de julio de 2017
0

La mañana del 7 de marzo pasado, en vísperas del Día de la Mujer, los ejecutivos y operadores bursátiles que a paso rápido recorrían los últimos metros de su camino cotidiano desde el subte o los muelles del East River hasta sus oficinas en Wall Street se sorprendieron ante una presencia inesperada: ante al bravo toro de bronce que desde 1987 parece querer embestir todo a su paso, símbolo de poder y fuerza en pleno distrito financiero de Nueva York, se erguía con los brazos en jarra y mirada altiva una pequeña niña desafiante. "La niña sin miedo", la bautizaron los miles de neoyorquinos y turistas que en pocas horas inundaron las redes sociales con su imagen. Obra de la escultora uruguaya-estadounidense Kristen Visbal, la estatua de la niña se levantaba junto a una placa con una leyenda que no dejaba dudas de su significado: "Conozca el poder de las mujeres en el liderazgo. ELLA hace la diferencia".

Su instalación coincidió con un movimiento global que batalla por eliminar la brecha salarial entre los sexos, garantizando una auténtica igualdad de género, e incrementar la posición de la mujer en puestos de liderazgos en empresas, organizaciones y gobiernos.

"La niña sin miedo", que iba a permanecer en Wall Street sólo unas semanas, pero que finalmente seguirá allí al menos hasta el Día de la Mujer del año próximo, representa también el creciente "empoderamiento" de la mujer, un tema cada vez más presente en el arte y la cultura del espectáculo. Prueba de ello es lo que ha generado recientemente el estreno mundial de la Mujer maravilla, la primera película de superhéroes con una mujer como protagonista, y además dirigida por una mujer: Patty Jenkins. En algunos lugares de Estados Unidos se organizaron proyecciones exclusivas para el público femenino, una de ellas a cargo de una entidad feminista de planificación familiar cuyo presupuesto está amenazado por recortes de la administración Trump, y hasta las Naciones Unidas nombraron a la Wonder Woman "embajadora" merced a su "lucha por la igualdad y el poder de las mujeres".

Paralelamente, las mujeres están ganando protagonismo en las series, el gran fenómeno cultural del siglo XXI. Netflix estrenó hace poco Glow, basada en la vida de las mujeres que practican lucha libre, mientras que la española Las chicas del cable, una ficción que levanta también banderas feministas, se convirtió en un gran suceso en todo el mundo hispano. Entre nosotros, Las estrellas, el ciclo de Polka en horario central, también expresa el éxito de ficciones que tienen a mujeres empoderadas e independientes como núcleo de su historia.

Pero aún hay mucho por conquistar. Según un informe reciente del Indec, las mujeres argentinas perciben en promedio sueldos 27% menores a los de sus pares varones, y representan a sólo el 4% de los CEOs en el país. Una señal clara de que la batalla por un auténtico empoderamiento de la mujer apenas comienza y que la realidad todavía va muy detrás del arte y la ficción.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas