Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Huracán y su reconstrucción: el plan de Gustavo Alfaro para renovar al equipo

El viernes coemnzará el ciclo del DT, que asume tras la goleada que sufrió el Globo en la Sudamericana

Miércoles 12 de julio de 2017 • 23:59
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Huracan sufrio un duro golpe en la Sudamericana
Huracan sufrio un duro golpe en la Sudamericana. Foto: FotoBAIRES

Esa sinfonía de silbidos que bajó desde las tribunas del estadio Tomás A. Ducó, en la fría noche del martes, fue una sentencia unánime al cambio urgente. Se transformó en un reclamo lleno de bronca y desencanto. Fue un señuelo al futuro por parte de los hinchas. Ese 5 a 1 que padeció Huracán frente a Libertad de Paraguay, por los 16° de la Copa Sudamericana, sirvió para despojarse de las penas y las angustias acumuladas durante los últimos seis meses y emprender la reconstrucción de un plantel que caminó permanentemente por el abismo y motivó cinco cambios de técnicos en treinta fechas (Eduardo Domínguez, Caruso Lombardi, Juan Manuel Azconzabal y dos interinatos de Néstor Apuzzo).

En medio de un contexto desolador, once días después de haber sellado la permanencia en Primera y con los ecos latentes del despido de Azconzábal en el cargo DT, Huracán cerró un semestre a tono con los contratiempos que azotan constantemente su rica historia. Por eso, con la necesidad de encauzar la cuestión futbolera y no desbarrancar nuevamente, los dirigentes entienden que la seriedad de Gustavo Alfaro llega en el momento justo para la inmediata restauración Quemera. "En los últimos años Huracán está en una agonía permanente. Hay que tratar de consolidar un equipo que se olvide de eso y se clasifique a las copas por méritos deportivos", comentó el nuevo técnico, después de observar la derrota ante Libertad.

Consciente de que toma un plantel diezmado por las bajas de varios jugadores (entre ellos Marcos Díaz y Matías Fritzler) y bajo la lupa escéptica de los hinchas que parecen haber perdido la paciencia, Alfaro tendrá como principal objetivo apuntalar su impronta a un equipo que arrancará la segunda mitad del año muy comprometido con el promedio del descenso. "A partir del viernes me pongo al frente del plantel y voy a planear toda la temporada. Hay que analizar varias situaciones y si se van jugadores en algunas líneas. Tenemos que definir el plantel y en base a eso poder elegir la forma de jugar", expresó Lechuga, quien el viernes será presentado oficialmente, en el predio La Quemita.

Alfaro
Alfaro. Foto: Archivo

Para darle un salto de calidad al equipo y no lidiar con las intermitencias, Alfaro ya le entregó al presidente Nadur una lista con los nombres de los refuerzos que pretende para la próxima temporada. Con las contrataciones ya cerradas del arquero García (procedente del fútbol chileno) y el defensor Christian Chimino (ex Temperley), el técnico está interesado en sumar a los volantes Joaquín Arzura (River) y Marcelo Meli (Racing) y al delantero Nazareno Solís (Boca). Además, confía en que Daniel Montenegro, en los próximos días, arregle su continuidad en el Globo.

Entre las bajas más resonantes figuran Marcos Díaz, quien ya avisó que no quiere jugar más en Huracán, y el volante Matías Fritzler, que no renovó contrato. También, en las próximas horas se podrían concretar las salidas de Martín Nervo, que es pretendido por Racing, y Mauro Bogado, con una oferta concreta de emigrar a Defensa y justicia. Ambos jugadores en los últimos partidos fueron insultados por los hinchas y son los más apuntados por el sombrío presente.

Con este panorama, Alfaro deberá demostrar, a la hora de las decisiones, las mismas firmezas que expuso en sus anteriores clubes. Tendrá que ser certero en los refuerzos y en el esquema que utilice, porque de los resultados dependerá su proyecto y la relación con una hinchada exigente. En ellos estará darle tiempo para reconstruir a un Globo que hoy luce desinflado.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas