Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La falta de vocación y una frase aún vigente: "los delanteros valen dólares y los defensores valen pesos"

A las inferiores llegan chicos que quieren ser delanteros o volantes; Bustos, revelación de Independiente, es un mediocampista reconvertido

SEGUIR
LA NACION
Jueves 13 de julio de 2017
Fabricio Bustos, volante en las inferiores, lateral en Primera de Independiente
Fabricio Bustos, volante en las inferiores, lateral en Primera de Independiente. Foto: LA NACION / Diego Lima
0

La escasez de marcadores laterales lleva a preguntarse los motivos. ¿Falta de vocación, de ejemplos por imitar? ¿Es considerada una función marginal dentro del funcionamiento de un equipo? ¿Es un puesto subvaluado? ¿Advierten que es una demarcación poco redituable económicamente a la hora de negociar un contrato o una transferencia? ¿Se desconoce el significado más amplio e influyente que desde hace unos años tiene el lateral en los esquemas?

Juan Barbas, campeón mundial Sub 20 en Japón 79, es coordinador de las divisiones inferiores de Olimpo de Bahía Blanca: "No llegan con vocación de ser lateral, hay que acomodarlos. Cuesta encontrar. Algunos creen que jugando de lateral no tienen posibilidades de pasar a un equipo grande, no les sale una venta. Por eso prefieren ser delanteros. Hoy, los pibes le dan muy poca importancia al fútbol. No lo viven con pasión. Están en otra cosa, en el teléfono celular. Quieren llegar rápido. Yo les pregunto: ¿qué querés, jugar al fútbol o vivir del fútbol? Bueno, si querés jugar al fútbol agarrá la pelota y andá con tus compañeros a una plaza. Si pretendés vivir del fútbol, hay que dedicarse y ser profesional mil por mil. En Olimpo no sobran medios, nos tenemos que nutrir de jugadores de la zona. Traer un jugador de Buenos Aires cuesta una barbaridad".

Fabián Basualdo fue marcador de punta derecho de Newell's y River, campeón de la Copa América con la Argentina. Ahora aporta su visión desde su condición de representante: "Cuando son tan jovencitos, no creo que diferencien entre lo económico y lo deportivo. Pasa más que nada por el funcionamiento del equipo y donde puedan tener mayor participación. Los chicos quieren jugar más en ataque que en defensa. Me da la sensación de que los chicos llegan a los clubes con vocación por otros puestos, de mitad de cancha hacia adelante. Después, los coordinadores y entrenadores tienen la función de ir viendo si los utilizan en otros puestos".

Nelson Vivas tuvo en Estudiantes al lateral que hizo más goles en el último torneo: el uruguayo Matías Aguirregaray, con seis. El nuevo DT de Defensa y Justicia, que en su época de jugador fue marcador por la derecha, se explayó sobre el nuevo concepto que se tiene sobre la función: "Con respecto a mi época de jugador, no sólo la función del lateral cambió: también el juego en sí. Hoy se ve en distintos equipos que atacan los dos laterales a la vez, inclusive yendo por adentro. Antes eso no pasaba; había un concepto de que si subía uno, el otro se quedaba. Guardiola fue un precursor en este cambio. Lo ideal es el equilibrio en las características de un lateral: una buena altura para el juego aéreo, dinámico, dúctil con los pies, veloz. Es muy difícil conseguir eso en el medio local. Es difícil contratar al más completo o hay que descubrirlo antes de que los demás lo vean. Y si no, está en el extranjero".

Fernando Batista trata de concientizar a los jóvenes: "No creo que los chicos que se vienen a probar en novena y octava piensen tanto en lo económico. Que digan 'uy soy marcador de punta y en el futuro voy a valer menos que un goleador o un enganche'. Quizá lo piensen el padre y el representante, si lo tiene. Yo a muchos les digo vayan a probarse de lateral que es lo que falta y que van a tener más posibilidades de jugar. Si sos marcador de punta y jugás bien, no tengo dudas de que mañana te van a vender por un buen dinero. Lógicamente, yo tenía un entrenador, el Nano Areán, que decía que los delanteros valen dólares y los defensores valen pesos".

Uno de las revelaciones del último torneo fue Fabricio Bustos (21 años), lateral derecho de Independiente. Enrique Ezequiel Borrelli lo conoce de cuando estuvo en Avellaneda y explicó la transformación que experimentó el futbolista: "Lo que hacemos mucho en inferiores es que un volante mixto, tanto por derecha como por izquierda, que a lo mejor no tiene gol, lo empezamos a convertir en lateral. El caso que conozco bien es el de Bustos. Toda su carrera fue volante por la derecha y lo fueron corriendo para atrás. Hoy es una de las mejores apariciones. Lo que no veo productivo para un club es convertir a un buen volante mixto, con gol, en lateral para cubrir una carencia. Para eso prefiero pasar a un central al lateral".

Faltan espejos en cuales mirarse, pero Fernando Berón (Independiente) señala a uno: "Ayuda tener a Tagliafico como referente de lateral izquierdo. Los que vienen de abajo lo quiere copiar".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas