Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Llega la hora cero para la refundación de los juveniles

A través de sus canales digitales, la AFA presentará el nuevo plan que lidera Verón

Jueves 13 de julio de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Los chicos del Sub 20 atienden al" encapuchado" Sampaoli
Los chicos del Sub 20 atienden al" encapuchado" Sampaoli. Foto: @Argentina

El desafío es delinear una selección como unidad, con todas las categorías bajo la misma filosofía y donde el trabajo a largo plazo arroje resultados. Herederos, más allá de títulos. La maquinaria que finalmente desde hoy se reactiva en los seleccionados juveniles apunta a 2019, año de las principales competencias oficiales. Pero el derrame del proyecto será el auténtico objetivo. Caída del mapa internacional por un abrasivo cóctel de desinterés, retraso e incapacidad, al menos ahora la Argentina tendrá un plan.

Educación, identidad y tecnología serán los pilares del deseado renacimiento. Con la Sub 20 a cargo de Nicolás Diez, pero bajo la órbita de la mayor y los activos Sampaoli y Beccacece, así quedará integrada la estructura juvenil: Pablo Aimar a cargo del Sub 17, acompañado por Carlos Desio –hermano de Hermes, coordinador general de los juveniles, y Jorge, profe de Sampaoli– como ayudante de campo. Diego Placente será el técnico de la Sub 15, con Adrián Gallara como asistente. Y a la flamante Sub 13 la guiará Alejandro Saggese –proveniente de la 9na de Estudiantes–, respaldado por Román Manassero. Enrique Cesana y Luis Martín serán los preparadores físicos que se repartirán entre las tres categorías, y Gustavo Piñero, el compartido entrenador de arqueros.

Justamente Hermes Desio calibra el desafío en diálogo con LA NACION: “Sabemos que la selección es estar en el ojo del huracán, pero estoy feliz, esto es llegar a lo máximo, una gran responsabilidad. Es un honor y trabajaremos a conciencia. Hay una excelente comunicación con la mayor. Sampaoli atiende a todo el mundo”.

Vale ahora preguntarse qué experiencia tienen Aimar y Placente como formadores. Ninguna, son una intriga. Quienes diagramaron el proyecto le contaron a la nacion que les resultó más importante la convicción que mostraron por una idea que el déficit de su recorrido como entrenadores. De todos modos, se trata de una deuda peligrosa. Precisamente por ser un “club de amigos” o “un bien de familia”, las selecciones juveniles se redujeron a ruinas en la última década. El ciclo 2007-2017 sólo arrojó síntomas de involución.

Desio no tiene dudas: “Cuando hablamos con Pablo y con Diego, tanto a Verón como a mí nos encantaron sus personalidades y perfiles. Conocen desde adentro lo que representa la selección juvenil, de hecho, en el predio hay hasta murales de ellos y eso para los chicos es muy importante. Más allá de si tienen experiencia o no, confiamos en sus capacidades y estamos felices de contar con ellos. Están rodeados de gente experimentada y ambos tienen un plus: a pesar de ser los que más renombre tienen, escuchan y se dejan ayudar”, le contó a la nacion.

Sin Juan Sebastián Verón, secretario de selecciones juveniles y la cabeza del plan, que se encuentra en Inglaterra por la transferencia a Tottenham del juvenil zaguero Juan Foyth, en las próximas horas la AFA comunicará a través de sus canales digitales la flamante estructura. Un método más ágil que también grafica un aggiornamento.

La próxima semana se conocerá una amplia convocatoria para las distintas categorías. El que más rápido tendrá competencia es Placente, ya que en noviembre la Argentina será sede del Sudamericano Sub 15. Este torneo, quizá, ofrezca un curioso salto de calidad: con el aval de la Conmebol, la AFA invitó a seis países europeos para darle un tono de ‘mundialito’ al certamen, ya que la categoría no cuenta con una Copa del Mundo de la FIFA.

Tras muchos meses de abandonos y desaciertos, finalmente hoy la estructura estará nuevamente completa. Porque la otra novedad es que Carlos Borrello volverá a estar al frente de los seleccionados femeninos –será su tercera etapa–, mientras que Francisco Petrasso es la cabeza del fútbol playa y Diego Giustozzi comanda el futsal. Esta refundación llega acompañada por reformas y modernizaciones –salas de musculación, cuidados de los campos de césped natural y sintético, etc– en el predio de Ezeiza, un gigante algo descascarado porque en los últimos tiempos también había caído en el desamparo.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas