Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Para Macri, la procuradora es "una militante política" y pidió que deje el cargo

La acusó de haber frenado investigaciones de kirchneristas acusados de corrupción y de promover causas contra el Gobierno

Jueves 13 de julio de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
El presidente de la Nación Mauricio Macri
El presidente de la Nación Mauricio Macri. Foto: Archivo

CÓRDOBA.- "Lamento que insista en permanecer en su cargo", dijo ayer el presidente Mauricio Macri sobre la procuradora general, Alejandra Gils Carbó, que la calificó como una "militante política" y la acusó de obstruir investigaciones sobre corrupción.

Una jornada después de que el oficialismo exhibiera sus diferencias sobre la forma de desplazar a Gils Carbó, el Presidente retomó la presión contra la procuradora.

"No es imparcial, es una militante política que ha obstruido la investigación de los hechos de corrupción del gobierno anterior y que ha desatado, con fiscales que ella movió y designó irregularmente, decenas de causas contra nuestro gobierno, sin fundamento."

cerrar

Ante una consulta de LA NACION, subrayó que "hace un uso indebido del enorme poder que tiene". Planteó que lo "lógico" sería que deje su cargo para que él proponga un sucesor y el Congreso "lo apruebe". En cambio, "usa su lugar para enturbiar las investigaciones de corrupción del gobierno anterior y crear imputaciones al Gobierno con sus fiscales".

Nada dijo en cambio sobre la forma de desplazarla. El diputado macrista Pablo Tonelli había propuesto echarla a través de un decreto, pero enfrentó el rechazo del ministro de Justicia, Germán Garavano, y de Elisa Carrió.

Entre los reproches contra la procuradora, Macri incluyó que "tampoco ha ayudado" en la lucha contra el narcotráfico. "Las inversiones que realizó la Procuración tuvieron que ver con edificios, por lo cual está siendo citada a indagatoria", en vez de dotar a los fiscales de herramientas para luchar contra el delito".

Acompañado por los ministros de Transporte y de Desarrollo Social, Guillermo Dietrich y Carolina Stanley, Macri compartió una conferencia de prensa con el gobernador peronista Juan Schiaretti. Sumó a la mesa a Héctor Baldassi, quien va por su reelección como diputado.

La de ayer fue la octava visita del Presidente a Córdoba; esta vez la agenda se manejó con más sigilo que en otras oportunidades.

Distintas fuentes confiaron a LA NACION que esa fue la estrategia ante la posibilidad de que hubiera agravios. En la capital provincial, Macri visitó a un hombre que tiene un comedor social y se reunió con emprendedores que desarrollaron una aplicación para ayudar a personas con discapacidad.

Pasado el mediodía llegó a Villa María, donde visitó la ONG Vínculos en Red, que trabaja con víctimas de trata. Hubo un fuerte despliegue de seguridad. A una cuadra del lugar hubo una protesta de gremios y movimientos identificados con el kirchnerismo; en paralelo un grupo de vecinos apoyó al Presidente.

cerrar

Macri también se dirigió al diputado Julio De Vido, a quien desafió a que presente las pruebas de la corrupción. "Que traiga las pruebas que primero van a confirmar que él es parte de todo este sistema de haber utilizado la obra pública, la compra de energía y de otra cantidad de cosas para desviar fondos que no correspondía", afirmó.

Con Schiaretti -aunque hubo tramos de tensión por la reforma impositiva (ver aparte)- mostraron que tienen buen vínculo. Macri lo trata de "Gringo" y antes de la conferencia en conjunto mantuvieron una charla a solas.

Distintas fuentes confirmaron a LA NACION que los ejes fueron los cambios tributarios en estudio y la financiación de obras públicas en la provincia.

Macri ratificó sus críticas al massismo y al kirchnerismo por no votar la cláusula de la ley de responsabilidad penal empresaria que les permitía negociar información con Odebrecht o con otras que hubieran pagado coimas.

Respecto de que la brasileña continúe ejecutando trabajos en Córdoba, apuntó que es la Justicia la que debe "clarificar" la situación. "Mientras no tengamos clarificado el tema, no significa que en todas las obras haya hecho lo mismo. Córdoba sabrá en qué términos trabajó y cómo seguirá."

El Presidente dijo que espera que con los datos conseguidos en Estados Unidos permitan "saber quiénes son los que han cobrado las coimas que ya sabemos que Odebrecht pagó".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas