Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Integración inteligente: una ventanilla para unificar la relación con el mundo

Con el objetivo de lograr la simplificación de la operatoria, en 2018 los trámites de importación y exportación serán online; el Gobierno anunció la creación de la VUCE, financiada por el BID

Jueves 13 de julio de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Foto: Ilustración Alejandro Álvarez

A tono con los requisitos de la Alianza del Pacífico, la Argentina, que fue aceptada como Estado Observador en 2016, se enfoca en la agilización y facilitación del comercio. En la misma situación de "observador" se encuentran Paraguay y Uruguay, (también miembros del Mercosur), y otros 50 países del mundo. Aunque las relaciones son incipientes, todo indica que el presidente Mauricio Macri quiere dar un paso al frente en el acercamiento del Mercosur con ese bloque económico, que, en América latina, concentra 55% del comercio exterior, 41% de la inversión extranjera directa y 35% del Producto Bruto Interno (PBI).

En esa línea, en 2016 el Gobierno puso en marcha el Plan Productivo Nacional, una estrategia de largo plazo para transformar la lógica de funcionamiento del Estado y reducir el "costo argentino", que representa una barrera para la competitividad y preocupa tanto a funcionarios como a empresarios. Así, se comenzó a trabajar en un servicio de facilitación del comercio internacional que unificara la información y documentación necesarias para cumplir con todos los requisitos de exportación, importación y tránsito de productos. La creación de la Ventanilla Única de Comercio Exterior (VUCE), se formalizó en octubre pasado a través del decreto 1079/2016, publicado en el Boletín Oficial.

"La VUCE será el único punto de contacto para gestionar todas las operaciones de exportación e importación de la Argentina, lo que nos permitirá reducir tiempos y costos, lograr mayor transparencia y tener mejores controles", dijo el ministro de Producción, Francisco Cabrera, durante la presentación de la herramienta digital en la Casa Rosada.

Luego afirmó que "2 de los 8 pilares del Plan Productivo son la simplificación administrativa y la integración inteligente al mundo", y destacó que sobre esta base se puede construir "una herramienta que puede transformar la competitividad de todo nuestro entramado productivo".

Según el ministro Cabrera este desarrollo impacta directamente en la productividad. "Muchas veces negociamos con mucha energía con otros países para lograr los mejores aranceles para el intercambio, pero olvidamos que, según la OCDE, 1 día de la mercadería parada en el puerto puede equivaler en promedio al 1% del arancel de importación".

Durante la presentación, Cabrera remarcó que la Argentina "ha estado afuera de los procesos globales de producción" y valoró la ratificación del Acuerdo de Facilitación del Comercio de la OMC, que, según indicó, permitirá reducir los costos comerciales 14% en promedio y para los países de América latina, entre 12% y 23%.

Modernización

En el ranking de competitividad del Banco Mundial la Aduana argentina ocupa el lugar 76, pero no sólo se trata de poner la mira en un organismo, son más de un centenar de agencias gubernamentales que intervienen en el proceso exportador y tienen amplio margen de mejora en cuanto a calidad de gestión.

El titular de Producción explicó que aunque se estiman 5 años para finalizar el proyecto, se prevé, durante este tiempo, la interoperabilidad regional y más tarde con países clave, en el que intervienen en total más de 130 organismos, entre públicos y privados.

Parte del "costo argentino", tiene que ver con "desburocratizar el comercio exterior y mejorar la infraestructura de transporte y logística", agregó Lucio Castro, secretario de Transformación Productiva del Ministerio de Producción de la Nación.

"Esto se complementa con el resto de los pilares del Plan Productivo, que son la mejora del acceso al financiamiento, los acuerdos productivos, la incorporación de tecnología, defensa de la competencia y la reforma tributaria", amplió y transmitió que cambiar esta lógica implica revisar "todos los procesos y normativas que afectan a las empresas, desde su nacimiento y, a lo largo de todo su ciclo de vida, para hacerlos más simples, rápidos y transparentes".

Foto: Ilustración Alejandro Álvarez

Con esa premisa, "venimos trabajando en nuevas tecnologías y sistemas que simplifiquen y estandaricen los trámites para el comercio exterior", dijo Castro.

La VUCE permitirá administrar los trámites vinculados con las declaraciones, permisos, certificaciones, licencias y demás autorizaciones y gestiones necesarias para realizar las operaciones de importación, exportación y tránsito de todo tipo de mercancías.

"El programa nace en la Organización Mundial de Aduanas (OMA)", contó Pierre Chapar, director de la Aduana, y añadió que tiende a homogeneizar las transacciones de comercio exterior. Si la documentación de origen es aceptada en destino y no hay en el medio cambio de manifiesto o de idioma, por ejemplo, es en sí facilitación.

La compilación de manera digital de toda la documentación necesaria para las operaciones se pauta con otras aduanas y naciones para que sea aceptada y se genere un documento único, que viaje con la mercadería, de manera electrónica, y por sobre todo que sea anticipable, agregó Chapar, y destacó que si a partir del momento que se confecciona un manifiesto de embarque, en el lugar donde se va a recepcionar la exportación, cuentan con la información, "si no es en línea por lo menos de manera bastante mediata, pueden prevenir, anticipar establecer control o gestión de riesgo si fuera necesario".

Además, el titular de la Aduana aclaró que cuando las condiciones lo permitan se podrá establecer un fast track que "permita el ingreso irrestricto de esa mercadería, porque toda la cadena de la transacción es visible, trazable y responde a los requerimientos de ambas partes".

"La operación se complementa con el programa de los operadores económicos autorizados, aquellos que se los va certificando, no solamente en sus procesos productivos, sino también y principalmente, en su cadena logística".

Esto genera un marco de confiabilidad. "La certificación se pauta también con el país receptor y eso genera un Canal Verde absoluto, pero es un programa que tarda mucho más tiempo en establecerse porque primero tiene que certificarse a los operadores y cadenas logísticas locales y luego pautar con otras aduanas del mundo", resumió Chapar.

Para las grandes empresas, la VUCE será "una herramienta importante pero queremos que para las pymes sea un antes y un después, ya que durante muchos años el Estado les complicó la vida", dijo Cabrera.

Mientras, el secretario de Comercio, Miguel Braun, aseguró que "esta ventanilla estará en pleno funcionamiento en 2018" y describió que entre 2011 y 2015 dejaron de exportar 5500 empresas, en su mayoría pymes, y perdimos US$ 20.000 millones por una política internacional que priorizó la confrontación y el cerrarse al mundo".

En ese sentido expresó que "tiene que ser igual de fácil exportar para una pyme que para una multinacional" por eso contó que se está trabajando con otros ministerios, el BID y empresas privadas.

Según el BID -qué está financiado casi en su totalidad el programa en la Argentina-, la ventanilla única tiene más impacto que un tratado de libre comercio entre países. Actualmente hay más de 70 países que ya cuentan con una VUCE, 50% en Latinoamérica (del 50%, 30% está en proceso de implementación).

"Reduce entre 30 y 40% los costos y tiempos del comercio exterior, por eso estamos comprometidos con este proyecto y lo apoyamos no sólo desde lo técnico sino también con financiación", afirmó Fabrizio Opertti, representante de la entidad.

En sintonía Cabrera afirmó: "Queremos ser parte de un comercio internacional con reglas claras y menos burocracia, abordando los desafíos que nos presenta la globalización".

El sector empresario hace tiempo pide por la unificación y simplificación de trámites aduaneros. Aunque aún se muestran moderados no pueden dejar de celebrar la iniciativa que comienza a dar señales concretas.

Para Enrique Mantilla, titular de la Cámara de Exportadores (CERA), "la VUCE expresa una filosofía de gobernanza en virtud de la cual las estructuras tradicionales de gobierno se transforman para producir una mejora de la competitividad".

"La implementación del proyecto es compleja, requiere la gestión del cambio entre muchas agencias gubernamentales, claros parámetros para la evaluación del desempeño y calidad del diálogo público-privado. Uno de los principales desafíos es lograr la interoperatividad organizativa, jurídica, semántica y técnica en el sector público y con el sector privado", destacó.

Mantilla -uno de los principales promotores de la VUCE desde el sector privado-, celebró el canal de diálogo con el Gobierno y agregó que el proceso de evaluación de desempeño permitirá ir mejorando las capacidades de actuación y gestión.

La misma actitud mostró Jorge Di Fiori, presidente de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC). "Es alentador y positivo escuchar que vamos hacia un cambio de sistema. Es la única manera de mejorar el país, porque las ineficiencias impactan en el costo argentino, si no actuamos en esa cuestión no vamos a poder exportar".

"La puesta en marcha de la VUCE es una muy buena noticia para reducir los costos burocráticos de la gestión de la exportación y el sector sabe que esta reingeniería de procesos lleva tiempo, como sucedió en otros países, donde insumió varios años", dijo Andrés Alcaraz, gerente de Comunicaciones Corporativas y Relaciones Institucionales de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina y del Centro de Exportadores de Cereales (Ciara-CEC).

Y agregó: "La eliminación de presentaciones de documentación mediante la interconexión entre dependencias del Estado facilita que el control se realice con una mayor agilidad".

Datos

Relegada: En el ranking de competitividad del Banco Mundial, la Aduana argentina ocupa el lugar 76

Operatividad: Según los funcionarios, la Ventanilla Única de Comercio Exterior (VUCE) estará en pleno funcionamiento en 2018

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas