Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Desalojo en Pepsico: el fiscal dijo que hubo "una intrusión ilegal"

Gastón Larramendi ordenó el desalojo de la planta situada en Florida; "De ninguna manera cuestionamos el reclamo gremial", dijo

Jueves 13 de julio de 2017 • 11:39
0
Foto: LA NACION / Ricardo Pristupluk

"Intrusión ilegal" y "riesgo ambiental". El fiscal Gastón Larramendi aseguró hoy que pidió el desalojo de la planta de la empresa multinacional Pepsico, situada en Florida, partido de Vicente López , que estaba ocupada por trabajadores despedidos tras el cierre del establecimiento el 20 de junio último, por invasión a la propiedad privada y por el riesgo que implicaba "la existencia de tanques de combustible, de aceite y alimentos" sin "el cuidado especializado de la firma" en el edificio.

"De ninguna manera cuestionamos el reclamo gremial [de los trabajadores], es algo totalmente lícito, pero, como todo, todos los derechos no son absolutos y donde termina un derecho empieza el otro. El derecho de reclamar, de huelga, no puede avasallar a todos los demás", sostuvo en diálogo con radio El Mundo.

"Si hay algo que nos interesa como Ministerio Público es la legalidad, no perseguir por perseguir en sí mismo, pero hubo una intrusión ilegal", agregó.

En declaraciones a la agencia Télam, Larramendi dijo que decidió solicitar el desalojo a la jueza Andrea Rodríguez Mentasty, titular del Juzgado de Garantías N°3 de San Isidro, "por el riesgo ambiental que implicaba la existencia de tanques de combustible, de aceite, de alimentos que requerían tener un seguimiento".

Hubo "cuestiones de seguridad que se dejaron de seguir desde que se produjo la toma", consideró el fiscal, "sin el cuidado especializado por parte de la firma".

En diálogo con radio Continental, Larramendi contó que "hubo violencia" y que tres hombres "que estaban generando disturbios" fueron llevados a una comisaría para "identificarlos y realizar un reconocimiento médico para acreditar si estaban lesionados o no". El funcionario también dijo que 16 agentes de las fuerzas de seguridad resultaron heridos y que no pudo "acreditar" que hubiera trabajadores heridos.

Qué pasó. Pepsico cerró su planta de Florida, donde se fabricaban snacks salados, porque era "inviable" por "cuestiones logísticas y operacionales", según explicó. Más de 500 personas se quedaron sin trabajo. La multinacional operará desde su planta ubicada en Mar del Plata, pero esa sucursal no absorberá a los trabajadores cesanteados.

En la fábrica trabajaban 691 personas: 155 que realizaban tareas administrativas fueron relocalizadas en otras oficinas, pero el resto -536 personas- quedó sujeto a aceptar o no la indemnización que negoció la empresa con la Lista Verde, que responde a la conducción del sindicato de alimentos (Rodolfo Daer). La Agrupación Bordó, mayoritaria en la comisión interna en Pepsico y opositora a la Lista Verde, no apoyó esa negociación por la indemnización y tomó la planta.

La empresa presentó una denuncia penal por invasión a la propiedad privada y por "riesgo ambiental". Y el fiscal Larramendi pidió el desalojo. Esta mañana, Gendarmería Nacional e Infantería rodearon la planta de Pepsico en la calle Posadas al 1200, en Florida, mientras algunos trabajadores resistieron su avance. Hubo gas pimienta, gas lacrimógeno y balas de goma.

Foto: LA NACION / Ricardo Pristupluk
Foto: LA NACION / Ricardo Pristupluk

Agencias DyN y Télam

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas