Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Murió Liu Xiaobo, el Premio Nobel de la Paz chino detenido por rebelarse al gobierno

Sufría un cáncer terminal; quería tratarse en el extranjero pero las autoridades no se lo permitieron

Jueves 13 de julio de 2017 • 11:35
Murió Liu Xiaobo, el Nobel de la Paz chino detenido por rebelarse al gobierno
Murió Liu Xiaobo, el Nobel de la Paz chino detenido por rebelarse al gobierno. Foto: DPA
0

PEKÍN.- El escritor y activista chino Liu Xiaobo, ganador del Nobel de la Paz, murió hoy a los 61 años, informaron las autoridades de Justicia de la ciudad de Shenyang, donde era tratado, bajo vigilancia, de un cáncer de hígado en fase terminal.

El defensor de derechos civiles chino fue condenado en 2009 a 11 años de prisión por "socavar el poder del Estado". A mediados de junio se conoció su estado y las autoridades le concedieron "libertad condicional por motivos médicos". Poco después fue trasladado de prisión al hospital de Shenyang, en el noreste del país, para recibir tratamiento. Hoy, un fallo multiorgánico acabó con su vida, explicaron las autoridades.

Liu quería ser tratado en el extranjero pero las autoridades chinas le prohibieron salir del país, al igual que a su esposa, un paso muy criticado por políticos occidentales y defensores de los derechos humanos.

Murió Liu Xiaobo, el Nobel de la Paz chino detenido por rebelarse al gobierno
Murió Liu Xiaobo, el Nobel de la Paz chino detenido por rebelarse al gobierno. Foto: Reuters

La lucha de Liu Xiaobo por la democracia y los derechos humanos en China fue reconocida en 2010 con el Nobel de la Paz, lo que indignó al gobierno de Pekín. Mientas el escritor pasaba los últimos años en prisión, su mujer Liu Xia fue puesta bajo arresto domiciliario.

Además, es el primer premio Nobel de la Paz que muere en prisión desde 1938, cuando el pacifista Carl von Ossietzky falleció en un hospital, arrestado por el régimen nazi en Alemania.

El estado de salud de Xiaobo había empeorado considerablemente desde la semana pasada. El lunes ya se encontraba entre la vida y la muerte y pasó a cuidados intensivos. Ayer los médicos informaron que su respiración fallaba y sufría fallos orgánicos y su familia rechazó que le pusieran respiración artificial.

Sin embargo esa información no puede contrastarse porque Liu y los miembros de su familia estaban bajo vigilancia en el hospital y no se les permitía hablar con periodistas. Las autoridades censoras chinas impidieron además a los medios locales informaran sobre el caso.

Agencia DPA

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas