Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Clásicos del león en una prueba única

Con motivo del 60° aniversario de la llegada de Peugeot a la Argentina se realizó una carrera en el autódromo de la ciudad

Sábado 15 de julio de 2017
Algunos ejemplares únicos en el país estuvieron en el Gálvez
Algunos ejemplares únicos en el país estuvieron en el Gálvez.
0

Fue en 1957 cuando Peugeot decidió apostar a la expansión en América del Sur. Y en marzo de ese año llegaron las primeras unidades del modelo 404 a nuestro país, en una avanzada que luego dio paso a la instalación definitiva de la firma y que se plasmó con la construcción de la planta que hoy tiene la marca en la localidad de Palomar, provincia de Buenos Aires.

Desde entonces pasaron 60 años. Y para celebrarlo, la firma del león, junto con el Club Peugeot Clásicos, organizó el sábado último una carrera muy especial, en la que los apasionados por la marca compitieron con vehículos de todas las épocas en una prueba que tuvo mucho de reencuentro y de posibilidad de ver nuevamente rodar a estos verdaderos clásicos.

Bajo el nombre de Endurance 60 Aniversario Peugeot Argentina, 23 fueron los vehículos que se reunieron en el autódromo Juan y Oscar Gálvez de Buenos Aires en un día frío y gris.

Entre éstos había varios modelo 204, cuatro Peugeot 403 (uno de los cuales es un cabriolet de 1959 y que fue el más antiguo de la flota); unos cuantos Peugeot 404 (mayoría de la flota), en sus versiones STD y Grand Prix; otros tantos 504 (en las modalidades 2000 SE, XSE y los míticos deportivos TN y GR TN); cuatro versiones de 205 (entre los que se contaban un Rallye, un GTi y un serie especial Roland Garros), y un 206 RC, además de los 106, 405Mi 16, 306 Cabrio y 605, que fueron algunos de los modelos participantes, entre los que se encontraban varios ejemplares únicos.

Esta carrera formó parte del Gran Premio Día de la Independencia, organizada por la Asociación Argentina de Automóviles Sport, la cual incluye varias categorías, asociaciones y clubes que disputan, dentro de ese marco, distintas modalidades de competencias. En ese sentido, la organizada por Peugeot Clásicos fue una prueba de resistencia de media hora, exclusiva para automóviles Peugeot de las categorías Clásicos, Sport, Gran Turismo, Turismo Histórico e Interés Especial, y que se disputó bajo el sistema de velocidad limitada: las tripulaciones eligieron el tiempo de vuelta y debieron girar intentando cumplirlo con la mayor exactitud posible.

El podio

Si bien la carrera tuvo un fuerte contenido simbólico y sirvió para reunir a todas estas máquinas en el mismo lugar, hubo podio: el primer lugar fue para el un 205 Rallye, de 1987; en segundo puesto terminó un 404 de 1966, y en el tercero un 404 de 1974.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas