Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Productores de Arias, en el sur cordobés, desesperados por la inundación

El 40% de las 60.000 hectáreas de la localidad están bajo agua; hay tambos en riesgo y una producción equivalente a 6000 camiones de soja y maíz sin poder salir de los campos

Viernes 14 de julio de 2017 • 13:14
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Una máquina encajada por el barro en la zona de Arias
Una máquina encajada por el barro en la zona de Arias.

CORDOBA.- "Gravísima y tristísima". Así define la situación de Arias -departamento Marcos Juárez, a nueve kilómetros del límite entre esta provincia y Santa Fe- el intendente Matías Gvozdenovich. "Hay un poco de responsabilidad de todos; queremos que se arme un proyecto y se saque el agua", dijo. El 40% de las 60.000 hectáreas del pueblo están bajo el agua, los caminos rurales convertidos en canales y tambos importantes a punto de cerrar.

La zona es principalmente agrícola, pero hay tres tambos importantes amenazados en sus operaciones por el agua. La escuela rural "Campo de zorro" lleva un año y medio inundada y funciona en un puesto que cedió un productor. Buena parte de la siembra de trigo no se pudo hacer y todavía hay soja que no se sacó de la cosecha pasada.

Fernando Rossi, contratista rural, explicó que "la cosecha fue muy complicada; se renegó mucho. Los caminos están destruidos, no se puede entrar ni salir de los campos". Describió que "todavía" las pérdidas no son totales porque "arriesgando la maquinaria se trabajó, pero no se sacó la cosecha, no sabemos qué va a pasar".

Calculó que, al menos, hay producción equivalente a 6000 camiones de soja y maíz que no se pudo sacar de los campos. "Hay impuestos que los gobiernos nos van a cobrar pero siguen sin hacer nada", resumió.

La estancia "La linda Mora" en el sur de Arias, por ejemplo, rompe máquinas y vuelca camiones casi diariamente en un intento de seguir produciendo leche y el de "Los Alfalfares" lleva más de un año con problemas y largos períodos de aislamiento.

La ruta nacional 8 este año registró dos cortes por varias semanas mientras que la provincial 12 estuvo un año y medio cortada por el agua que viene de la laguna La Blanqueada, que es hacia donde Arias debería desagotar.

"Necesitamos una obra grande que se ejecute en conjunto con Santa Fe; no podemos enviar el agua hacia La Blanqueada porque está desbordada", señala Miguel Angel Pergomet, productor. Los campos de cría están anegados y la cosecha "sin poder moverse; hay desesperación".

En la zona hay lagunas que no son importantes pero que como crecieron, se desbordaron y complicaron a los campos y "rodean al pueblo, poniendo en riesgo". Son "Las Tunas", ubicada en una reserva natural, y "La Badeña".

Por la presión del agua, las napas suben y los problemas se profundizan. "Hay especialistas que señalan que el agua viene de Pueblo Italiano -agrega Gvozdenovich-. Desde Recursos Hídricos nos explican que se requiere de un acuerdo con Santa Fe para derivar el agua. Pedimos un proyecto serio de canalización".

Juan Carlos Toledo apuntó que de un campo de 90 hectáreas que tiene alquilado "quedan 60, el resto está tapado de agua y con napas arriba. La crisis se extiende y ya se empiezan a sentir consecuencias sociales porque el menor trabajo del campo impacta a otros sectores".

Toledo integra el consorcio de La Blanqueada e insiste en que la Nación y la Provincia deben "hacer una obra de una vez por todas; hace tres años que venimos sufriendo la inundación y cada vez es peor. Una de las zonas más ricas del país se va a convertir en una de las más pobres por el agua".

Cristian Raschetti, ingeniero agrónomo, plantea que el hecho de que Arias esté entre dos cuencas "complica la salida del agua, cada vez se acumula más; las lagunas están desbordadas y las napas están colapsadas. Es como un vaso lleno".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas