Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Prometen avanzar en un acuerdo de competitividad para el acero

Sería como el logrado en aluminio; el Gobierno busca una baja de precios

SEGUIR
PARA LA NACION
Viernes 14 de julio de 2017
Cabrera y Etchegoyen (en el centro), ayer, junto a industriales
Cabrera y Etchegoyen (en el centro), ayer, junto a industriales. Foto: Min. de Producción
0

CÓRDOBA.- El ministro de Producción, Francisco Cabrera, admitió que hay problemas de competitividad y que, mientras avanzan en la solución del problema "en general", continuarán con los acuerdos sectoriales. Entre los puntos por resolver está el precio de los insumos, en particular del acero. La presencia aquí de Cabrera y del secretario de Industria, Martín Etchegoyen, coincidió con la celebración de los 10 años de la Asociación de Fabricantes de Maquinarias Agrícolas y Agrocomponentes de esta provincia (Afamac). En ese marco, su presidente, Gustavo del Boca, dijo que no le temen a la competencia. "Pedimos igualdad de condiciones", explicó.

Entre los problemas que apuntaron los industriales se cuentan la presión tributaria, "que atenta contra las inversiones"; los sobrecostos de la burocracia y el costo del acero que -afirmaron- es 30% superior en la Argentina que lo que pagan los competidores extranjeros.

LA NACION trasladó el planteo a Etchegoyen, quien admitió que hay diferencias de precios, pero señaló que, en el último año, en dólares, bajaron. "Falta que bajen más, de eso no hay dudas. Estamos trabajando para lograr un acuerdo similar al que conseguimos para el aluminio."

Afirmó que en el mundo hay un sobrestock de acero por China que ronda las 400 millones de toneladas, situación que impacta en la caída de los precios internacionales. "Trabajamos para mejorar la competitividad de la maquinaria agrícola, de los autopartistas, pero también debemos trabajar por la continuidad de las productoras de acero argentinas", describió.

Desde Ternium Siderar -la mayor fabricante de acero en la Argentina, del grupo Techint- indicaron a este diario: "Tenemos precios competitivos en la Argentina en relación con otros países de América donde tiene operaciones la empresa. Nuestros precios son más baratos que los de Estados Unidos y México, y similares a los de Brasil, que fluctúan más por la variación del tipo de cambio".

La compañía abastece a industrias como la de la maquinaria agrícola, la de la construcción, automotriz, autopartistas, envases y electrodomésticos. Aclararon que en el mercado del acero, los precios se deben analizar en forma particular según la característica del material, el tipo de procesamiento (hojas, flejes, bobinas, blanks) y el tamaño de los lotes demandados.

En Afamac, un industrial comentó que un acero especial para cuchillas que importó desde India le costó, puesto en el país, un 15% menos que el que compra aquí. Desde Ternium Siderar agregaron, respecto de los precios de China, "no podemos competir, dado que son exportaciones en condiciones de comercio desleal, con bienes producidos en una economía de planificación centralizada".

Hace un año, el gobernador cordobés, Juan Schiaretti, acusó a Techint de hacer lobby para cerrar acuerdos; el motivo del cruce fue el precio de los caños para los gasoductos troncales que iban a ser comprados a firmas chinas.

Industria automotriz

Ayer, Cabrera visitó la planta de Fiat en Ferreyra. "Está casi completa la inversión de 500 millones de dólares; vimos un prototipo del world class que fabricarán" antes de fin de año. Producción entiende que lo "peor" para el sector automotor "ya pasó" y que "ya está entrando a una etapa más positiva".

En el caso de los autopartistas, estiman que entre inversiones en ejecución y anunciadas suman unos 100 millones de dólares, pero admitieron que es necesario un mayor desarrollo de proveedores y una renovación tecnológica que, además, implique más innovación.

Como en Córdoba no hay una fábrica de motores (en el país hay dos montadoras, las de Toyota y General Motors), los gobiernos nacional y provincial están analizando qué incentivos podría haber para que se instale una.

Anoche los funcionarios compartieron una cena con empresarios autopartistas, en la que volvió a analizarse el cumplimiento del flex acordado con Brasil, que implica un mayor nivel de integración.

"Las empresas que no lo hagan deberán pagar, quede claro que la multa se ejecuta -explicó Etchegoyen-. La diferencia se resuelve exportando más o importando menos; con las plataformas nuevas podremos venderles más."

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas