Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Pese a las 17 horas de viaje, se agotaron los pasajes en tren de Córdoba a la Capital

El boleto cuesta 300 pesos, un 60% menos que el pasaje en ómnibus, que tarda la mitad; el mal estado de las vías obliga a las formaciones a aminorar la velocidad

Viernes 14 de julio de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Dos veces a la semana, salen trenes a Retiro
Dos veces a la semana, salen trenes a Retiro. Foto: Trenes Argentinos

CÓRDOBA.- Pese a las 17 horas que demora el tren que cubre los 700 kilómetros desde esta ciudad a Retiro, ya no hay pasajes para viajar en las vacaciones de invierno. Los boletos, que parten desde los 300 pesos en el tramo en primera, cuestan un 60% menos que los del ómnibus, que tarda la mitad.

El servicio sale desde esta ciudad los jueves y los domingos a las 13.26 y llega a Buenos Aires a las 6.50. El regreso son los lunes y los viernes a las 19 (arriba a las 13). Los chicos menores de tres años que no ocupen un lugar pagan sólo un seguro de cinco pesos. Hasta los 12 años el valor es la mitad del ticket y los jubilados tienen descuentos.

Las opciones son: primera ($ 300); pullman ($ 360) y camarote ($ 1050 para dos personas con desayuno). A pesar de que las tarifas aumentaron en abril del año pasado hasta el 500%, la más costosa sale 0,71 centavo por kilómetro al pasajero.

"El viaje es largo, pero a los chicos les entusiasmó la idea de ir en tren -dice Mariana, que viaja con sus dos hijos-. Llevan los jueguitos en la tablet para no aburrirse y algunas golosinas para no gastar tanto arriba."

José Luis, otro de los pasajeros, ya sabe que para esta época hay más demanda, sacó los boletos hace dos meses: "Soy jubilado y no tengo apuro, por eso lo tomo. Me hace acordar a cuando viajaba de chico".

La duración del viaje es récord. Sólo la supera los dos días que tardaba -con transbordos- a fines de 1800. Desde entonces fue mejorando hasta que al terminar la década del 30 llegó a extenderse sólo nueve horas con dos paradas. En 2006 el entonces presidente Néstor Kirchner prometió un tren bala que cubriría el recorrido en tres horas.

Dos años después, Cristina Fernández de Kirchner firmó el decreto por el que se adjudicaron las obras al consorcio francés Veloxia. En cuatro años estaría funcionando. La inversión sería de 4000 millones de dólares. En 2012, el entonces ministro Florencio Randazzo admitió que la iniciativa se archivaba. Por supuestas irregularidades en la licitación hay una investigación a cargo del juez federal Luis Rodríguez. En la causa está imputado el ex secretario de Transporte Ricardo Jaime.

Las formaciones que hoy cubren el recorrido son chinas. Se incorporaron en 2015. Los vagones tienen aire acondicionado y calefacción y los asientos son reclinables. Tiene capacidad para 463 pasajeros.

El estado de las vías es lo que obliga al tren a aminorar su velocidad. Las obras de mejora se frenaron en el tercer trimestre de 2015 por deudas con los contratistas y se reiniciaron con la nueva gestión. Entre Buenos Aires y Rosario -vía doble en buena parte de la traza- se están renovando 530 kilómetros con una inversión de unos 3900 millones de pesos. En agosto se adjudicarán trabajos entre la estación Bancalari y José León Suárez. Son 13,4 kilómetros de renovación que permitirá mayor velocidad en la salida y entrada a Retiro.

La obra comprende renovación de alcantarilla y puentes, y llevará unos 300 millones de pesos. Desde el área Infraestructura de Ferrocarriles confirmaron que, una vez terminadas las obras, "mejorará la velocidad" en esos tramos. La definición se hace en junto con NCA, que es la operadora -sobre la misma vía- del tren de cargas.

Como para comparar los costos de los pasajes, un boleto en colectivo de Córdoba a Buenos Aires cuesta entre 780 pesos (semicama) y 1200 pesos (cama suite), mientras que el ticket en avión ya se consigue ida y vuelta a 1700 pesos.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas