Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Con un operativo seducción en mente, Macron recibe a Trump

Intenta convencer al polémico líder republicano sobre los riesgos de alejarse de sus históricos aliados europeos

Viernes 14 de julio de 2017
SEGUIR
LA NACION
Macron y Trump, ayer, en el Palacio del Elíseo
Macron y Trump, ayer, en el Palacio del Elíseo. Foto: Reuters / STEPHANE MAHE

PARÍS.- Francia recibió ayer con fasto a Donald Trump en una visita de dos días pensada por su homólogo Emmanuel Macron como una campaña de seducción diplomática, destinada a hacerle comprender al presidente norteamericano los riesgos que representa alejarse de sus aliados y del resto de la comunidad internacional.

Visiblemente conmovido por la calidad de la recepción del presidente francés, en momentos en que el resto del mundo lo ignora, Trump sorprendió al decir que "podría pasar algo" con el Acuerdo de París sobre el cambio climático. Hace 45 días había anunciado el retiro de Estados Unidos de ese tratado firmado en 2015. "Sería maravilloso" si finalmente ocurriera algo, agregó enigmáticamente.

En el primer día de su visita a Francia para asistir al desfile del 14 de julio en los Campos Elíseos, el jefe de la Casa Blanca -acompañado por su esposa, Melania- fue recibido con afecto y honores militares en el patio de armas del Museo Militar de los Inválidos.

"Francia tiene la costumbre de recibir muy bien a sus huéspedes", aclaró el Palacio del Elíseo para disipar ciertos comentarios que acusaban a Macron de dispensar un trato complaciente a Donald Trump.

"Más allá de Trump, Francia recibe al presidente de Estados Unidos", analizó el politólogo Bruno Tertrais, de la Fundación de Investigaciones Estratégicas.

Después de visitar durante una hora las tumbas de Napoleón y del mariscal Ferdinand Foch, comandante de los ejércitos aliados en la Primera Guerra Mundial (1914-1918), y el ala del museo militar dedicada a ese conflicto, los dos presidentes se trasladaron al Palacio del Elíseo para un tête-à-tête. Sus respectivas esposas, mientras tanto, hicieron una visita a Notre-Dame y un paseo en barco por el Sena.

Por la mañana, Macron había recibido en el Elíseo a la canciller alemana, Angela Merkel, que viajó a París para asistir a una reunión de gabinete bilateral con participación de ministros de ambos países a fin abordar temas de interés común. Pero durante las conversaciones que mantuvo en privado con Merkel, ambos dedicaron gran parte de ese encuentro a definir la estrategia que adoptaría Macron poco después con Trump, en particular la amenaza terrorista, el conflicto sirio y la ofensiva jihadista en África, así como la lucha contra el cambio climático y las políticas proteccionistas de la Casa Blanca.

En la conferencia conjunta que ofreció con Trump por la tarde, Macron reafirmó que Francia "sigue comprometida" con los objetivos del Acuerdo de París sobre el cambio climático, firmado en 2015. "Eso no debe impedirnos avanzar juntos", precisó.

Trump respondió entonces enigmáticamente y sin dar detalles que "podría pasar algo" con el Acuerdo de París y que, si finalmente ocurriera, "sería maravilloso".

También coincidieron en la urgencia de "erradicar a los terroristas" de Siria. Macron afirmó que no consideraba el alejamiento del presidente Bashar al-Assad del poder como una condición previa a la participación francesa en las discusiones sobre el futuro de Siria. También reafirmó la posición expresada al presidente ruso, Vladimir Putin, de que existía una "línea roja": "Ninguna utilización de armas químicas". Estados Unidos comparte esa posición, dijo.

Transparencia

Trump defendió a su hijo Donald Jr. por la "transparencia" que demostró acerca de su encuentro con una abogada rusa durante la campaña electoral norteamericana. "Se reunió con una abogada rusa. No una abogada del gobierno, sino una abogada rusa. Fue un breve encuentro", precisó.

El presidente norteamericano afirmó luego que la cena prevista por la noche con sus respectivas esposas en el restaurante Jules Verne de la torre Eiffel sería una reunión "entre amigos". Macron completó esa idea diciendo: "Somos los representantes de dos naciones aliadas desde siempre y hemos construido una fuerte relación con la cual estoy muy comprometido".

Feliz por la recepción , Trump se dirigió a la prensa francesa para decir: "Ustedes tienen un superpresidente. Es alguien que sabrá gobernar este país [...] ustedes tienen un gran líder".

Trump será hoy el invitado de honor en la tribuna oficial, desde la cual presenciará el desfile militar del 14 de julio, en el que participarán 3765 hombres, 211 vehículos, 241 caballos y 63 aviones.

El punto fuerte de la ceremonia será el desfile de soldados norteamericanos, invitados para celebrar junto a los franceses el centenario del ingreso de Estados Unidos a la Primera Guerra Mundial.

El magnate a Brigitte: "Está en muy buena forma"

El presidente norteamericano volvió a generar revuelo. Esta vez, Donald Trump elogió a la primera dama francesa, Brigitte Macron, por estar "en muy buena forma", de acuerdo a un video publicado en la página de Facebook del gobierno de Francia, lo que generó reacciones en las redes sociales.

Trump (71 años) y su esposa Melania (47) se reunieron con el presidente Emmanuel Macron y su mujer (64) en el Hotel des Invalides de París. Luego de un recorrido por el lugar, el republicano, que ha tenido muchos problemas por sus comentarios por la apariencia de las mujeres, se dio vuelta hacia la primera dama francesa, hizo un gesto y le dijo: "Usted está en muy buena forma". Tras repetir el comentario a Macron, Trump se dio vuelta hacia su esposa y dijo: "Hermosa".

En esta nota:
Te puede interesar