Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Marziali, el juglar que no vamos a olvidar

Sábado 15 de julio de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

Además de tener una obra autoral propia y reconocida dentro del ambiente musical popular argentino, Jorge Marziali les puso melodías y acordes a otros inspirados "escribidores". Uno de ellos fue Daniel Giribaldi, periodista y poeta de filosos versos lunfardos, fallecido en 1994. Marziali lo admiraba, a tal punto que hizo propias sus palabras de piezas como "Coplas para la libertad" y "El velorio", cuando las convirtió en canción.

"El velorio" no fue una premonición para ninguno de los dos. Porque no murieron "(...) cerca del Rin, el Paraná o el Tajo", como dice socarronamente una de sus estrofas. Y para los que escuchamos música popular argentina desde hace varias décadas tampoco se corresponde con la vida de Marziali el último verso de aquella canción: "Yo me iré con él. Con el olvido."

En cambio, hay más relación con un recitado ("La propia muerte") que Marziali solía decir antes de cantar "El velorio". Allí declamaba que "la huesuda" lo iba a buscar a la milonga. Y él siempre escapaba. Pero se podría decir que el último fin de semana, mientras visitaba en Cuba la tumba del Che Guevara, al juglar Jorge Marziali la muerte lo fue a buscar mientras estaba en su milonga. De allí se lo llevó. Murió en su ley.

Y su ley fue la coherencia de su pensamiento, la picante provocación que traían sus versos, la vida dedicada a la canción testimonial y también a la maravillosa producción que hizo para el público infantil. Su ley fue su manera de decir y cantar sin filtros, sin hipocresías, sin especulaciones.

A músicos como Marziali no hay que extrañarlos. Hay que reconocerlos, apreciarlos y admirarlos en su obra.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas