Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Rebajar como estrategia

Este año, las liquidaciones comenzaron entre 10 y 15 días antes de lo habitual por dos causas principales: la caída en el consumo y la competencia de beneficios durante todo el año

Sábado 15 de julio de 2017
0
El modo de liquidar cambió. Hoy, ¿a qué apelan las marcas de indumentaria para vender?
El modo de liquidar cambió. Hoy, ¿a qué apelan las marcas de indumentaria para vender?.

Aguinaldo off, #hoysesale, Sale-bration, ganga y llená tu guardarropas son tan sólo algunos de los eslóganes visibles en las publicidades de revistas y vidrieras de los locales de ropa que anuncian el comienzo de la temporada de liquidaciones que, este año, llegó antes de lo esperado. Mientras que las clientas aún no logran amortizar aquellos abrigos comprados compulsivamente, cuando todavía hacía calor, al inicio de la temporada de invierno 2017, las marcas desarrollan hábiles estrategias que combinan días especiales de descuentos auspiciados por los bancos, otros para las socias de los centros comerciales, para las clientas fieles y también para aquella especie, fácil de identificar, que sale a la caza de las prendas de la temporada, recién a partir de mediados de julio.

Julio es el clásico mes del año en el que las marcas liquidan sus colecciones de invierno en pleno frío y las usuarias se aprovisionan para el año entrante, a la par que comienzan las presentaciones de verano, todavía imposibles de usar salvo por aquellos días primaverales inquietantes. Sin embargo, debido a la estrepitosa caída del consumo, este año las rebajas comenzaron entre 10 y 15 días antes sumando días especiales de hasta 50 y 60% off.

"Las liquidaciones se han adelantado un poco más de lo normal producto de una temporada con un nivel de consumo muy bajo", comenta Claudio Drescher, Presidente de la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI) y creador de marcas como Caro Cuore y Vitamina. Los informes técnicos publicados en mayo por el Índice Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) indican que la industria textil cayó un 17,9% con respecto a igual período del año anterior y la caída en el consumo se siente fuerte en los shoppings y comercios.

El nuevo sale

La Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria también realizó una encuesta entre los 1150 actores más fuertes de la industria y Descher comenta que el consumo, con respecto al año pasado, ha bajado un 20% en unidades de prendas. "Hace uno o dos años las promociones pasaron de realizarse de un mes específico -julio para las colecciones de invierno y enero, las de verano- a variables, durante todo el año y se intercalan los grandes descuentos que ofrece la marca con las promociones de los shoppings y, principalmente, las financiadas a través de las tarjetas de crédito", explica Drescher.

Si bien es cada vez mayor la cantidad de personas que aprovechan los días de descuentos y la temporada de saldos para invertir en abrigo y prendas de calidad, existe una creencia popular de que, al inicio de la temporada, la ropa argentina está sobre valuada. "Si uno vende un tapado de paño de diseño en cinco mil pesos y, llegada la época de frío y liquidaciones, lo terminás rebajando a 3 mil, muchos ven ese descuento del 40% y piensan que antes los estábamos estafando; el razonamiento es que si con esta rebaja ganamos plata, entonces antes la brecha de ganancia era mucho mayor, comenta Martín Churba acerca de el ciclo de las prendas desde que salen a la venta al inicio de temporada hasta su fin, en las distintas instancias de liquidación.

"Es importante que se entienda que, en realidad, uno está renunciando a la ganancia del trabajo de uno como diseñador, que es el valor agregado que nos caracteriza. Sólo se recupera el costo de la tela y la confección, además del alquiler del local y la comisión de la vendedora. Simplemente recuperamos la inversión que, si no lo hacés ahora, después sí tendremos que vender las prendas por debajo de su costo, porque la moda tiene una fecha de caducidad que luego de la época de liquidaciones, esa prenda no sólo no puedo aspirar a venderla en un precio digno sino que después se percibe como algo vencido", agrega.

En la vereda del frente, Patricio Bayá, socio fundador de Jessica Trosman en JT, opina "si bien es mucha la depreciación del producto original, también es una segunda chance para las personas que no pudieron adquirir esas prendas durante la temporada en la que salió y, además, muchos entienden el valor de su diseño recién uno o dos años más tarde".

Porcentajes en la vidriera

En la vidriera del local Dubié, en República de la India 3139, un vestido blanco irregular y un saco gris están pegados de forma desprolija contra el cristal con cinta de embalar. Adentro, un par de hermanas acumulan muestras y prendas de varias temporadas en los vestidores para probarse y llevarse rebajado aquello que desearon apenas salió, hace ya un tiempo. La modalidad se repite en la mayoría de los locales del circuito palermitano. Se eligen de dos a cuatro días para liquidar remanentes de hasta tres y cuatro colecciones anteriores y se comunican a través de las redes sociales de la marca. En muchos casos, estas rebajas no aplican sobre clásicos de la marca que podrán venderse durante todo el año, como prendas de denim, cuero y accesorios, que a lo sumo tendrán un 20% de descuento.

Si bien el cambio climático afecta la compra de la ropa de abrigo, Claudio Drescher explica que no incide en el adelanto de las rebajas: "Es la baja del consumo lo que afectó el adelanto de los sales. El clima es independiente de lo que es el desarrollo y los lanzamientos de colecciones. Siempre se trabajó y se compró contra temporada y el hecho de que todavía haga calor en junio no influye tanto" concluye.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas