Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Investigan por lavado de dinero al "rey de La Salada"

La nueva causa se inició por el hallazgo de sociedades offshore radicadas en Panamá y 21 empresas con testaferros

SEGUIR
LA NACION
Sábado 15 de julio de 2017
Castillo fue detenido por la presunta extorsión a comerciantes
Castillo fue detenido por la presunta extorsión a comerciantes. Foto: Archivo
0

El sobre de papel madera con la leyenda "Fotocopias contradocumentos de Jorge Castillo", fue hallado en una caja fuerte del empresario durante uno de los allanamientos realizados en sus oficinas de Puerto Madero. Para la Justicia esos documentos constituyeron un indicio que sirvió para que se abriera una investigación por presunto lavado de dinero contra "el rey de la Salada".

Con esta nueva imputación, Castillo sumó cuatro acusaciones en su contra. Actualmente está detenido, acusado de ser el presunto organizador de una asociación ilícita que le cobraba entre $ 500 y $ 800 a comerciantes para que instalaran sus puestos en diez cuadras de espacio público adyacente a la feria La Salada.

En ese expediente que instruyen los fiscales del Departamento Judicial de Lomas de Zamora, Castillo también está imputado por intento de homicidio contra uno de los ocho policías que irrumpieron en su casa para detenerlo, el 21 de junio pasado.

Al mismo tiempo que los funcionarios del Ministerio Público de Lomas de Zamora terminaron con los allanamientos en el expediente por supuesta asociación ilícita, el juez federal Federico Villena realizó una serie de operativos en distintas oficinas de Castillo dentro del predio de la feria Punta Mogotes y en Puerto Madero.

Durante los allanamientos concretados por orden del magistrado, los investigadores secuestraron $ 11.000.000 en efectivo repartidos en al menos diez cajas fuertes y una importante cantidad de documentación.

A raíz del hallazgo de ese dinero, cuyo origen el empresario no podía justificar, Castillo quedó imputado por presunta evasión impositiva.

Pero al revisar la documentación secuestrada en los allanamientos, el fiscal federal de Lomas de Zamora, Sergio Mola, encontró un sobre que llamó su atención. Estaba identificado con la leyenda "Fotocopias contradocumentos de Jorge Castillo".

Con esas actas se abonó la sospecha de que el verdadero propietario de 21 empresas que figuraban a nombre de distintas personas era, en realidad, Jorge Castillo. Estos contradocumentos probarían que "el rey de la Salada" habría utilizado testaferros para ocultar sus movimientos de dinero y desviar fondos.

A partir de esta prueba y de otros elementos, el juez Villena aceptó el pedido del fiscal Mola y autorizó que comenzara la investigación contra Castillo por presunto lavado de activos.

La conexión panameña

Otro de los elementos secuestrados en los allanamientos realizados en las oficinas de Castillo, que levantó sospechas entre los investigadores, fue el hallazgo de una carpeta del estudio de abogados Mossack Fonseca, con sede en Ciudad de Panamá.

En esa carpeta figuran dos sociedad offshore vinculadas con Castillo o alguno de sus testaferros, y que fueron creadas por grupo de letrados involucrados en el escándalo de los Panamá Papers, que puso al descubierto el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación.

A partir del hallazgo de esa carpeta, la justicia federal de Lomas de Zamora sumó una nueva prueba para fundar la apertura de la investigación por presunto lavado de dinero contra Castillo. Con los nombres que aparecen en esos documentos, los responsables de la pesquisa comenzaron a cruzar datos y a requerir información con el objetivo de determinar si fueron desviados fondos a través de esas sociedades.

El secuestro de dicha carpeta encendió la luz de alerta entre los investigadores debido a los antecedentes del estudio de abogados en los que se constituyeron las sociedades vinculadas con Castillo. El nombre de Mossack Fonseca apareció como el gestor de varias empresas utilizadas por empresarios kirchneristas para desviar dinero del pago de coimas.

Además, de las 20 compañías mencionadas y las tres sociedades panameñas, a Castillo, que todavía no fue indagado por la justicia federal, le encontraron varios campos, inmuebles, caballos de carrera y automóviles de alta gama. Se trata de bienes que, en algunos casos, no habrían sido declarados.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas