Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Mauricio Macri contó por Facebook que fue a la parrilla de Beto, en Cañuelas

En plena campaña electoral, el Presidente contó de un encuentro con Silvia y Javier, que trabajan juntos en un emprendimiento familiar que lleva tres generaciones; lo acompañó la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley

Sábado 15 de julio de 2017 • 00:02
0

cerrar

El presidente Mauricio Macri usó su cuenta de Facebook para postear el registro de una visita que hizo hoy a Cañuelas. "Hoy fui a la parrilla de Beto en Cañuelas", puso en su muro. Luego compartió el video de ese momento. "Se trató de un encuentro con Silvia y Javier, que trabajan juntos en un emprendimiento familiar que lleva tres generaciones. Este año comenzaron a especializarse en la producción de queso para celíacos. Esta historia llegó a través del Ministerio de Desarrollo Social", informaron desde el Gobierno.

La historia es así, según informaron de Presidencia: "Silvia tiene 45 años. Hace poco le propuso matrimonio a Javier, con quien convive hace 5 años, y pronto se van a casar. Tienen una hija de 3 años, Juana, que tiene Síndrome de Down y va a un jardín público. Silvia tiene otras dos hijas de parejas anteriores: la mayor tiene un emprendimiento de panes y galletitas y cuida a Juana cuando sale del jardín".

Según contaron, trabajan todos juntos en el emprendimiento familiar que ya lleva 3 generaciones: "La Candela". Realizan embutidos, chacinados, quesos y otros productos artesanales. Javier y los padres de Silvia se ocupan de la producción, mientras que ella y sus hijas se encargan de la comercialización.

El Ministerio de Desarrollo Social los conoció en las ferias donde venden sus productos. Visitaron el negocio que tienen en Cañuelas en septiembre de 2016. En ese momento, Silvia y Javier querían expandir el emprendimiento y poner un puesto sobre la ruta. En enero de 2017 pudieron hacer realidad el proyecto: abrieron un punto de venta sobre la ruta 205.

Toda la construcción, desde la casa hasta las sillas, la hicieron ellos mismos con pallets y restos que fueron juntando. "La cooperación y las ganas de salir adelante son una constante en esta familia", dice Silvia.

Según contaron, las ventas vienen muy bien. "Los camioneros y la gente que está de viaje paran para llevarse picadas y otros productos. Además, están contentos porque el puesto les da visibilidad a los productores locales. Ahora están averiguando por créditos del Banco Nación y los papeles están avanzando".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas