Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Teatro

Domingo 16 de julio de 2017
0
Foto: LA NACION

Flores Cárdenas estrenó en Brasil

La obra Entonces bailemos, que estuvo cuatro años en la cartelera porteña y recorrió distintos festivales nacionales e internacionales, acaba de estrenar su versión brasileña en el prestigioso Teatro Sesc Copacabana (Río de Janeiro). La puesta está dirigida por su autor, Martín Flores Cárdenas, y reúne a un grupo de actores y actrices de renombre de la escena carioca: Elisa Pinheiro, Gustavo Falcão, Leonardo Netto, Marina Vianna y el músico Ricco Vianna. El productor Paulo Medeiros invitó al joven director argentino a reproducir la puesta que realizó en Buenos Aires con coreografía de Manuel Attwell y música de Julián Rodríguez Rona pero, esta vez, con actores brasileños. Durante el verano el montaje girará dentro del "circuito Sesc" que tiene salas en todo Brasil. Entonces bailemos tuvo el año pasado su puesta también en México. Allí se representó dentro de la habitación de un hotel.

Un director griego que conmueve

Uno de los creadores más destacados dentro de la escena griega actual, Dimitris Papaioannou, acaba de sorprender en Barcelona, España, dentro del marco del Festival Grec, con su puesta de El gran domador. El artista, que se inició dentro del mundo de las artes plásticas, combina en sus experiencias un delicado tratamiento de la imagen con elementos performáticos y teatro físico, logrando que sus proyectos invadan notablemente los sentidos de los espectadores. En esta propuesta invita al público a realizar un recorrido por la vida, tratando de encontrar sorpresa en cada estancia en la que se detiene. Su intención es llegar al lugar más recóndito de la existencia humana. Influido por artistas como Luis Buñuel, Buster Keaton o David Lynch, Papaioannou concibe sus obras junto con sus intérpretes y puede con ellos realizar construcciones que derivarán en expresiones de danza o teatro.

Doloroso homenaje a Bélgica

Belgian rules/Belgium rules (Reglas belgas/Normas belgas) es el nombre del nuevo espectáculo que el creador Jan Fabre está ofreciendo por estos días en Nápoles, Italia, donde además presenta una exposición de esculturas de cerebros humanos en una reconocida galería de la ciudad. El trabajo teatral está interpretado por quince actores/bailarines que recrean una parábola cultural a partir de la realidad de un pequeño territorio en el que conviven tres idiomas. En declaraciones al diario Corriere della sera, explicó el director: "Nací y crecí en Amberes en un barrio multiétnico y para mí siempre ha sido natural convivir con otras culturas. Como Federico Fellini hizo con Roma, rindo homenaje al lugar que me dio a luz, mostrando la hermosa fealdad y la belleza fea. De los pintores flamencos, mis maestros, las patatas fritas que nacieron en Bélgica a nuestra cerveza que beben mucho los actores en el escenario." Y agregó: "Esta es una declaración muy crítica de amor por mi país, bello y contradictorio, lleno de reglas, pero sin reglas. Es la cabina de control de Europa, pero también es la letrina. Bélgica fue capaz de inventar la pintura al óleo, pero ahora eclosiona el terrorismo y la razón es obvia: nuestros políticos se equivocan con los inmigrantes, no los han educado, proporcionándoles buenas escuelas, les dieron la bienvenida sin dejar que se integren".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas