Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Crecen en Alemania los eventos neonazis

Festivales de rock que convocan a ultraderechistas; hubo 68 durante el último año

Domingo 16 de julio de 2017
Participantes en el festival de ultraderecha
Participantes en el festival de ultraderecha. Foto: AFP
0

"Ninguna tolerancia a la intolerancia" (Keine Toleranz den Intoleranz), decía uno de los carteles que mostraba un manifestante. "Contra los nazis" se leía en una bandera que levantaba otro, pacíficamente apoyado sobre un vallado verde que los separaba de los 3500 fans que asistieron ayer a un festival de rock ultraderechista, en la localidad de Themar, un pequeño pueblo del estado federado de Turingia, en el centro de Alemania. Ni ellos ni el amparo judicial presentado por la intendencia de ese pueblo pudieron evitar que el festival se realizara.

Durante toda la mañana de ayer, según datos de las autoridades de esa localidad, se registró una llegada constante de extremistas de derecha, por lo que dos horas antes de que diesen inicio los conciertos se calculó que el evento había reunido a más participantes que el año anterior e, incluso, que la cantidad de gente que vive en ese pueblo.

Vestidos con remeras (la mayoría negras) en las que se podía leer "Toma de Themar" o "Libre como un pájaro", formaron largas filas en la entrada de un festival delimitado por rejas de gran altura, que custodiaba una carpa gigante con una capacidad de hasta 5000 asistentes.

La localidad de Themar, donde residen menos de 3000 habitantes, intentó por todos los medios evitar que en su territorio se celebrase el que probablemente fuera el mayor festival de rock ultraderechista de este año en Alemania.

Rechazo

Para dejar clara su oposición al evento, unas 75 personas (se esperaban unas 2000) participaron en varias contramanifestaciones convocadas de forma paralela a los conciertos y las autoridades municipales organizaron además una fiesta popular para dejar claro su postura hacia los extremistas.

Días antes, además, el municipio también había intentado frenar por medios legales el evento pero el miércoles las autoridades sufrieron una derrota ante los tribunales, cuando la Justicia falló que el concierto podía tener lugar al ser considerado una manifestación política. Cerca de un millar de agentes de policía habían sido desplegados en la zona para evitar que manifestantes y neonazis entraran en conflicto.

Turingia, uno de los estados de la extinta Alemania comunista, alberga cada año la mayor cantidad de conciertos de música ultraderechista. Según datos oficiales regionales, en este territorio tuvo lugar una quinta parte de los 68 conciertos de rock de ultraderecha celebrados en 2016.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas