Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Disney abrió las puertas de su negocio y de su mundo de fantasía

El gigante del entretenimiento anunció los regresos de Ralph, el demoledor; Los Increíbles, Frozen y Mary Poppins; se presentaron Coco, Star Wars: Los últimos Jedi y Avengers: Infinity War

Lunes 17 de julio de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

ANAHEIM, California. -Cuando hay fidelidad, la recompensa no tarda en llegar. Así lo creen los cientos de miles de fanáticos de Disney que vivieron en plenitud durante todo el fin de semana esa rara y tan satisfactoria conexión que a veces se establece con ciertos mundos de fantasía. La respuesta a esa identificación tan incondicional se traduce en privilegios. Cada dos años, ellos son los primeros en enterarse de los megas anuncios ligados con la pantalla grande que la compañía del ratón Mickey proyecta para los próximos tiempos: estrenos, proyectos, convocatorias, presencias estelares. Toda clase de revelaciones que ellos conocerán antes que nadie.

Phil Johnston y Rich Moore: los directores presentan Ralph Breaks The Internet
Phil Johnston y Rich Moore: los directores presentan Ralph Breaks The Internet.

Como ya es tradición, ese racimo de anuncios fue la columna vertebral de la edición 2017 de la D23 Expo, por la que desfilaron entre el viernes y ayer no menos de 100.000 personas llegadas desde buena parte de los Estados Unidos y unos 30 países a esta ciudad cercana a Los Ángeles y sede de Disneyland, el parque temático original creado por Walt Disney en 1955. Entre las novedades cinematográficas anunciadas para los próximos años se destacan varios regresos (Ralph, el demoledor; Los Increíbles, Frozen, Mary Poppins), continuaciones muy ambiciosas de populares sagas (El Episodio VIII de Star Wars, Avengers: Infinity War), el fortalecimiento del plan de llevar éxitos animados al mundo real de carne y hueso (Dumbo, Aladin, Mulan, El rey león) y hasta algunos proyectos sin título.

Detrás de ellas hay un mundo inabarcable de productos, marcas, innovaciones tecnológicas, diseños y numerosos alardes de sorprendente creatividad. La mayoría de ellos responden a la impronta esencial de la industria del entretenimiento y por eso no dejan muchas veces de deslumbrar. Así ocurrió, por ejemplo, con la presentación del proyecto de expansión de los parques temáticos de Anaheim y de Orlando con una atracción completa dedicada a Star Wars, prevista para 2019. En otros casos, tienen que ver directamente con el consumo y el fenómeno del merchandising que en el mundo Disney adquiere su máxima expresión.

Coco: la película inspirada en la celebración mexicana del Día de los Muertos tuvo su gran presentación
Coco: la película inspirada en la celebración mexicana del Día de los Muertos tuvo su gran presentación.

En la D23 (nombre del fans club oficial de Disney, en homenaje a 1923, el año en el que Walt Disney se mudó a Hollywood) moverse cargando gigantescas bolsas con toda clase de elementos es la regla y no la excepción y los asistentes pueden esperar sin quejarse entre 60 y 90 minutos promedio para ingresar en los locales en los que se ofrece material marca Disney imposible de encontrar en otra parte. No hubo una sola atracción que no exigiera alguna espera considerable en filas que parecían no terminar nunca. A la vez, la identificación orgullosa con los personajes surgidos de todos los costados de esta gran usina creativa (a Disney se le suman hoy Pixar, Lucasfilm y Marvel) se conecta directamente con el espíritu del coleccionismo. Nunca deja de sorprender en D23 el espacio que los fans le dedican al intercambio de pins con toda clase de figuras e identificaciones del universo Disney. A disposición de ellos también hay todo tipo de expresiones artísticas, alhajas, miniaturas, cosméticos (una línea de lápices labiales celebratorios de la primera aparición de Blanca Nieves en 1937), recetas de cocina y artículos para el hogar.

Pero la expresión máxima de respaldo e identificación con Disney pasa por las películas. Ese compromiso explica, por ejemplo, el hecho absolutamente inusual de que los fans ovacionen en cada aparición al CEO de una gran corporación empresarial. Robert Iger respondió este fin de semana a estas expresiones como anfitrión de una ceremonia de gran emotividad en la que varias figuras, vivas o fallecidas, fueron investidas con el título de "leyendas" de Disney. Este año les tocó entre otros a Oprah Winfrey, Whoopi Goldberg, la directora teatral y cinematográfica Julie Taymor, el legendario factótum de Marvel Stan Lee, y Mark Hamill, dueño del papel de Luke Skywalker en toda la saga de Star Wars y de la mayor ovación de esa ceremonia. Post mortem se le confirió el título a Carrie Fisher, cuyo recuerdo sobrevoló todo el fin de semana.

Episodio VII: Mark Harnill con parte del elenco de Star Wars, Los últimos Jedi
Episodio VII: Mark Harnill con parte del elenco de Star Wars, Los últimos Jedi.

Los adelantos anunciados colmaron las expectativas de los fans, aunque dejaron con ganas de más a quienes esperaban, por ejemplo, novedades más amplias ligadas al mundo de Star Wars y a los próximos proyectos de Marvel más allá de Infinity War. La animación picó en punta con la confirmación de las segundas partes de Ralph el demoledor (Ralph Breaks The Internet) y Los increíbles. La primera, producción de Disney Animation, promete ser tan revulsiva como su primera parte, y la escena revelada aquí lo corrobora: la pequeña Vanellope, que deja junto a Ralph el mundo de los videojuegos para zambullirse en Internet, ingresa en el sitio de Disney y se topa con todas las princesas clásicas en un tramo autoparódico digno de la mejor comedia de situaciones. Disney aprovechó el anuncio para reunir en el escenario a la mayoría de las voces originales de sus clásicos de princesas, que se suman a este proyecto.

Los Increíbles 2, un proyecto largamente esperado por los fans de Pixar, trae de regreso al mundo de la animación al gran Brad Bird luego del tropiezo de Tomorrowland. Bird promete darle esta vez protagonismo a Elastigirl, la mujer de la casa, mientras su esposo descubre que el bebe Jack Jack ahora tiene los superpoderes familiares. Los planes de Pixar son muy amplios: se habló mucho de Coco, el próximo estreno del estudio, inspirado en la celebración mexicana del Día de los Muertos y dirigido por Lee Unkrich (Toy Story 3); se presentó un atractivo proyecto original dirigido por Dan Scanlon (Monsters University), todavía sin título, sobre la historia de dos hermanos que buscan recuperar la memoria de su padre en un ambiente típicamente suburbano pero habitado por seres fantásticos, y se confirmó que Toy Story 4 tendrá como director al debutante Josh Cooley, aunque no salió a la luz detalle alguno sobre la trama de esta nueva aventura.

Tim Burton: rueda Dumbo en Londres
Tim Burton: rueda Dumbo en Londres.

También sin título se mostraron las primeras imágenes de un spin off de la película Aviones, en este caso protagonizado por dos jets de combate que realizan vuelos de prueba supersónicos. Y junto a él, un regreso al mundo mucho más familiar de Frozen, cuya segunda parte está confirmada. Para demostrar que se encuentra en pleno desarrollo se mostró un video con la visita de sus directores y productores a los países escandinavos en busca de locaciones y referencias para la secuela. Un adelanto de este regreso es Olaf's Frozen Adventure, un corto de 21 minutos que se estrenará a fin de año en una suerte de doble programa junto a Coco.

Fuera del mundo animado, hubo más anticipos ligados a Disney que a LucasFilm y Marvel, aunque estos últimos regresan con películas de altísimo perfil y un poderoso despliegue de producción. Quedó claro en las presentaciones de D23 que Disney apuesta muy fuerte por El regreso de Mary Poppins, sobre todo con la idea de transformar a Emily Blunt en una segunda Julie Andrews y mantener con ella uno de los símbolos más indelebles de toda la historia cinematográfica de Disney. La película, dirigida por Rob Marshall, cuenta en su elenco con Lin Manuel Miranda (el gran protagonista del mundo musical de Broadway de los últimos tiempos gracias a Hamilton y autor además de las canciones de Moana), Meryl Streep, Colin Firth, Angela Lansbury, Emily Mortimer y el aporte de Dick Van Dyke, gran figura de la película original.

Disney también estrenará Un viaje en el tiempo, adaptación del exitoso best seller A Wrinkle in Time (editado en la Argentina como Una arruga en el tiempo), suerte de fábula fantástica con toques new age sobre una chica que quiere reencontrarse con su padre, un científico desaparecido en extrañas circunstancias. Es el ingreso al mundo Disney de la directora Ava DuVernay (conocida hasta aquí por sus comprometidos films sobre los padecimientos de los afroamericanos en Estados Unidos), con Reese Witherspoon, Chris Pine y Oprah Winfrey entre sus figuras. Y también se anunció The Nutcracker and the Four Realms, recreación del clásico ballet Cascanueces, con figuras de la danza clásica junto a Helen Mirren y Morgan Freeman, entre otros.

Mary Poppins: Sean Bailey, presidente de Producción de Disney, presenta a Emily Blunt, la nueva Julie Andrews
Mary Poppins: Sean Bailey, presidente de Producción de Disney, presenta a Emily Blunt, la nueva Julie Andrews. Foto: LA NACION

Hay, en tanto, una apuesta muy fuerte de Disney para llevar al mundo de la acción en vivo algunos de sus clásicos cuentos animados. La exitosa experiencia de La bella y la bestia continuará con Dumbo (que Tim Burton rueda actualmente en Londres), Mulan, Aladin y El rey león. Sobre Aladin, en la D23 se anunció el elenco protagónico de la película que dirigirá Guy Richie: el egipcio Mena Massaud será el héroe, Naomi Scott Jasmine, y Will Smith interpretará al genio. Por el lado de El rey león se exhibieron por primera vez imágenes de extraordinario realismo paisajístico y animal. La escena en la que Rafiki presenta al mundo a un somnoliento y asustado cachorro de león llamado Simba promete otro avance todavía mayor al que Jon Favreau, su director, logró en El libro de la selva.

Quedaron para el final los platos más fuertes. Muchos esperaban revelaciones múltiples sobre el futuro de Star Wars y el de Marvel, pero el estudio prefirió concentrarse en los próximos dos grandes lanzamientos de estos poderosos mundos. En el primer caso no se dijo nada de la película de Han Solo, castigada en pleno rodaje avanzado por el despido de sus directores Phil Lord y Christopher Miller y su reemplazo por el experimentado Ron Howard. Sí se habló en cambio, y mucho, del Episodio VIII (Los últimos Jedi), que conoceremos antes de fin de año y significará la aparición póstuma de Carrie Fisher como la princesa Leia. Rian Johnson, su director, mostró un amplio detrás de escena y presentó un elenco integrado por exponentes del film anterior (Daisy Ridley, John Boyega, Gwendolyne Christie y, por supuesto, Mark Hamill, que tendrá un papel mucho más destacado que en el Episodio VII), junto a debutantes en la saga como Laura Dern y Benicio del Toro. "Nos encontramos con varios hechos y situaciones inesperadas", es lo único que adelantaron Boyega y Hamill.

Las princesas, a la entrada de la exposición que reunió a 100.000 fans y en la que la compañía de Mickey Mouse mostró sus novedades
Las princesas, a la entrada de la exposición que reunió a 100.000 fans y en la que la compañía de Mickey Mouse mostró sus novedades. Foto: AFP

Por el lado de Marvel, todos saben que sobran planes a largo plazo, pero aquí los cañones apuntaron exclusivamente a la gran celebración de sus primeros diez años, representada a través del estreno de Avengers: Infinity War, película en la que aparecerán todos y cada uno de los personajes que desfilaron durante la década por los diversos estrenos del estudio. De hecho, la primera revelación de la película, exhibida anteayer ante 7000 personas en el auditorio mayor de la D23 Expo, mostró la llegada de Thor a la nave de los Guardianes de la Galaxia. Después vemos al Doctor Strange peleando a la par de los Avengers y la aparición del villano Thanos, encarnado por Josh Brolin. Nada menos que 15 de los protagonistas aparecieron en escena junto al productor Kevin Feige y al director Joe Russo, que junto con su hermano Anthony filman actualmente la película en Atlanta. "Estamos exactamente en la mitad del rodaje", reveló Russo. Para los fans, la aparición simultánea en escena de Robert Downey Jr., Chris Hemsworth, Mark Ruffalo, Benedict Cumberbatch, Elizabeth Olsen, Paul Bettany, Karen Gillan, Tom Holland, Chadwick Boseman, Dave Vautista, Stabastian Stan, Pom Klementieff, Don Cheadle, Anthony Mackie y el propio Brolin fue suficiente para completar la celebración de todo un fin de semana sin sacarse la camiseta de Disney. Sintieron que así llegaba la recompensa a tanta fidelidad.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas