Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Reposo sin paz

Lunes 17 de julio de 2017
Foto: Reuters / Albert Gea
0

Algunas muertes nunca terminan de ocurrir. Aquí, bajo la parca austeridad de esta losa, yacen los restos de un maestro de la exuberancia, genio de la imagen, megalómano empedernido. Salvador Dalí: a él -o, más bien, a los retazos de su legado- es a quien buscan los turistas que, sentados a metros de la tumba, más parecen recuperarse del calor de Figueres que guardar respetuosa devoción. Quizá no sepan que esta semana, en torno de ese mismo recinto, se avivará una controversia a medida del excéntrico difunto. Una tarotista que asegura ser su hija reclama la exhumación que despeje el misterio; una alcaldesa que asegura que el recinto mortuorio es patrimonio cultural se niega a autorizar esa intervención. Habrá que ver en qué deriva la disputa. O qué nuevos mensajes le susurran las cartas a la vidente (la cartomancia, esa debilidad surrealista). Bajo la losa falsamente discreta, una carcajada, ególatra y eterna, parece estar escuchándose.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas