Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Wimbledon. Así tenía el pie Marin Cilic durante la final ante Roger Federer: qué sufría y por qué lloró

El rival de Roger Federer no llegó a la final del tercer Grand Slam del año en óptimas condiciones físicas

Lunes 17 de julio de 2017 • 08:52
0
Así jugó Marin Cilic, que no aguantó la frustración y se largó a llorar
Así jugó Marin Cilic, que no aguantó la frustración y se largó a llorar. Foto: Reuters

LONDRES.- Mientras Roger Federer, que se había quedado con el primer set, se imponía en el segundo parcial por 3-0, Marin Cilic, su rival, no aguantó más. Miró al juez principal del partido y pidió asistencia médica. El dolor en su pie izquierdo se volvió insoportable. Cuando el médico le sacó la zapatilla, las medias y la venda, quedó expuesto el motivo: una enorme ampolla ubicada en la planta de su pie. El croata rompió en llanto. Después de que le cambiaron el vendaje, volvió al campo de juego. Pero no pudo con el suizo, que se llevaría su octavo título en Wimbledon y su corona N°19 de Grand Slam.

El suizo ganó porque jugó un tenis perfecto, pero es cierto también que Cilic no pudo mostrar su mejor versión. Su físico le jugó una mala pasada y el dolor fue una constante durante los tres sets. "Fue muy, muy difícil lidiar con ello. No me dolía tanto como para hacerme llorar, lloraba porque no era capaz de dar lo mejor de mí. Es uno de los peores días para que te ocurra algo así", dijo después del partido.

La imagen de su pie lastimado invadió las páginas de varios medios alrededor del mundo. Así, y con Federer como rival, parece imposible ganar. No se puede dar ventaja ante el mejor de la historia.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas